Saltear al contenido principal

ENTREVISTA

La entrevista completa de Does It Offend You, Yeah?

¿Cómo se dio el malentendido de que se desintegraba la banda?

James Rushent: Fue por Morgan, nuestro ex guitarrista, que publicó que nos habíamos desintegrado, lo cual obviamente no fue cierto. Recientemente en Australia hubo una entrevista que sacó de contexto algo que dijimos y publicaron que nos separábamos. Afortunadamente sirvió para que las siguientes fechas se vendieran muy bien porque pensaban que serían nuestros últimos conciertos.

 

Algo que distingue a la banda es que pueden tener canciones pesadas como “We Are Rockstars”, así como otras más suaves y melódicas como “Epic Last Song”

James Rushent: Cuando componemos las canciones no lo hacemos pensando en eso. Somos un pocos descontrolados en ese aspecto, en algún momento llegaremos a un equilibrio. Eso descontrola un poco a los fans nuevos porque se enamoran de un lado de nosotros y se pueden molestar por el otro.

 

¿Por qué te interesó el tema del bullying para el video de “Pull Out My Insides”?

James: Quería desarrollar una historia basada en una persona llamada David Nicolai. Prefiero hacer buenas tomas basadas en una historia que una banda tocando en una bodega con lásers de fondo. Es horrible. Esas son ideas que tienen las disqueras trasnacionales, pero si eres independiente tienes la oportunidad de hacer una historia, aunque sea con menos dinero. Por ejemplo, este video costó mil libras, el de “We Are Rockstars” costó 30 mil. No necesitas gastar tanto dinero para hacer un buen video, sólo necesitas una buena cámara, actores y una buena idea. Es lo mismo que al hacer música, no necesitas un gran estudio, si no hay una buena melodía no funciona.

 

En el intermedio que se dio entre los discos, los remixes eran una de las pocas señales de vida que daban

Rob Bloomfield: Hacer un buen remix es el encontrar una canción que lo necesite. Hay algunas canciones de The White Stripes o Bloc Party que ya no necesitan que alguien los altere. No me gusta que los remixes sean exclusivamente para volar los techos de los clubs, también pueden servir para reinterpretar las canciones. Hay algunos de mis artistas favoritos, como Justice, que su mejor material son los remixes, incluso más que su material original.

 

¿Qué sienten al tener el poder para que la gente haga un mosh pit o que lleguen a abrazarse entre ellos?

Dan Coop: Nos gusta más cuando la gente canta al unísono. Nos encanta tocar las canciones que puedan hacer que la gente baile o brinque, pero la gente también aprecia esas canciones en donde escucha más que mover la cabeza.

James: Sólo hemos hecho shows acústicos para estaciones de radio; alguna vez hicimos un concierto donde “rebajamos” nuestras canciones, pero no nos gustó tanto, lo interesante de esa experiencia fue que cuando regresamos a tocarlas en modalidad más ruidosa se alteraron y sonaron aún mejor.

 

¿Qué dificultades se han topado ahora que son independientes?

James: Nuestro primer disco fue lanzado con una disquera trasnacional. No tuvimos que batallar de manera independiente para darnos a conocer, incluso nuestro primer logotipo no fue diseñado por nosotros y nunca nos gustó. Supimos que las cosas se podrían duras al volvernos independientes. Ahora tenemos que ser más responsables y pensar todo como en familia para que crezcamos juntos.

 

Ustedes se han mantenido con un bajo perfil a diferencia de otras bandas que buscan salir a como de lugar en las portadas de las revistas, ¿se consideran parte de la nueva generación de bandas inglesas?

Nunca hemos sido parte de la escena londinense. Estamos viviendo épocas oscuras porque no nos conectamos tanto a internet, sólo nos enteramos de qué está pasando al ver bandas nuevas en conciertos. Sentimos que por el fácil acceso de información se ha fragmentado la música demasiado. Cuando era chico, durante los noventas, seguir a una banda o un movimiento musical era como seguir una religión, había un sentido colectivo de que estaba sucediendo algo. Ahora no puedes estar al tanto de todo lo que pasa, incluso muchos dudan de “el sabor del mes” que nos dan publicaciones como NME. Mucha gente no experimentó movimientos como el grunge o trip hop, es por eso que el dubstep se ha vuelto algo tan grande porque la gente se ha identificado con él. Sentimos que ahora no ha habido una gran banda; lo más que nos ha llegado a gustar es The XX pero no al grado de volverse algo representativo de una generación. Antes la gente se formaba afuera de la tienda de discos a media noche para tener el disco de su artista favorito, ¡ahora lo puedes tener dos semanas antes de que salga! Para mí los discos están muertos, es una lástima pero es así. A nosotros nunca nos interesó vivir de los discos, sino de tocar en vivo.

 

 

Relacionados

Música para mentes torturadas: una entrevista con Yves Tumor

Por Francisco Reyes // @illuminawtyy Sobra decir que Yves Tumor es una figura muy enigmática.…

Techno-punk contestatario: Pelada en entrevista

El secreto mejor guardado del punk se encuentra en Canadá, canta en español y se llama Pelada. Compuesto por Tobias Rochman y Chris Vargas,

Caminos de Libertad: Juana Molina en entrevista

Tuvimos que esperar varios años para volver a Juana Molina arriba de un escenario en nuestro país, pues aunque inicialmente estaba contemplado su regreso para el 2017

Remind GNP y las bases para hacer un festival: Armando Calvillo (OCESA) en entrevista

Remind GNP es una nueva iniciativa que pretende juntar a varias generaciones en un solo lugar como si se tratara de un día de campo al norte de la Ciudad de México,

Debemos mantenernos underground: Light Asylum en entrevista

Vivimos en una era donde las facilidades y herramientas que tenemos a nuestro alcance deberían de ser el proyectil por excelencia para expandir la oferta de oportunidades para todas las personas

Música electrónica con pasajes hipnóticos: Holy Fuck en entrevista

Por Christopher Sandoval / @teratologia Holy Fuck están de regreso con un álbum que se…

Volver arriba