Saltear al contenido principal

ENTREVISTA

[Entrevista] División Minúscula, el camino recorrido, los cambios y la evolución.

Por Beatriz Pecero
Fotos Rodrigo Jardón

Después de una espera de cuatro años, una de las bandas mexicanas más representativas de la escena actual regresa con su nuevo disco. Estamos hablando de División Minúscula, quiénes nos platican en esta entrevista el proceso que se dio para poder editar División, sus planes a futuro y lo que podemos esperar de sus show el día de hoy en El Plaza Condesa.

¿Qué sienten de ver materializado este nuevo disco?

Javier: Primero es como un respiro, es como pasar saliva, por fin. Los planes y la intención de hacer este disco tiene dos años, pero nos fue llevando el tiempo y todavía en agosto del año pasado fue cuando pusimos las cartas sobre la mesa y ya dijimos dónde los vamos a hacer, con quién lo vamos a hacer y todo esto y empezamos a tratar de hacerlo aquí en la Ciudad de México.  No nos gustó el resultado que estábamos teniendo, trabajamos con un productor argentino fue muy difícil la comunicación, no nos gustó que no había esa vibra entre la banda y productor. Después salió la oportunidad de trabajar con Brian McTernan de irlo a hacer a Baltimore y pusimos en el calendario el mes de abril para irlo a hacer. Ya ahorita verlo físico tenerlo en las manos es como por fin poderte ir a dormir tranquilo y dejar que las cosas pasen.  Ya está ahí, ya no depende tanto de nosotros, ya depende de la gente y de lo que hicimos este año.

¿Por qué decidieron ir a grabar a Baltimore, mientras que Sirenas fue grabado en Los Angeles?

Javier: Realmente fue un tiro al aire, cuando estábamos frustrados de no hallar un lugar dónde hacerlo y con quién hacerlo, porque nosotros teníamos una idea bien clara del sonido que queríamos.  No sentíamos que lo estábamos logrando y nos frustraba, sabíamos que teníamos las canciones, que teníamos muy buen material y que la banda estaba en muy buen momento, pero no teníamos esa orientación. Ricci le manda un correo a Brian McTernan; Brian es un productor que nos gusta desde los 90, el empezó a hacer discos que para la mayoría de la gente  tal vez no conozca, pero nosotros crecimos con esa música y el hizo discos de bandas como Texas Is The Reason, Hot Water Music y muchísimas bandas más, últimamente hizo Polar Bear Club. Le mandó un mail Ricci y nos sorprendió que la  respuesta de él fue inmediata, se emocionó, le pareció increíble. Ya había trabajado con una banda en México, ya conocía el material de División, ya ubicaba la banda y cuando le platicó Ricci que era lo que queríamos hacer, movió a las bandas que tenía para grabarnos y creo que él fue la pieza clave en el sonido del disco, se volvió un división más y estuvimos mes y medio en Baltimore, pero para nosotros fue como haber estado diez días, porque la estancia fue muy productiva y demasiado natural la forma en la  que se fueron dando las cosas.

¿Cuál fue la mayor experiencia que les dejó haber trabajado con Brian?

Ricci: Yo creo que también el hecho de estar en otro país, cuando estaba la idea de hacer el disco, a mí no me tocó grabar Sirenas, pero yo siempre había tenido se sueño de grabar un disco en Estados Unidos, no soy malinchista pero la mayoría de las bandas que me gustan son de allá, entonces era como acercarse a buscar ese sonido. El hecho de estar en Baltimore, un lugar con una vibra muy peculiar, fue lo que nos hizo vivir ese proceso de grabar un disco con Brian.

Efrén: Yo creo que lo que más me gustó, lo que más aprendí fue a hacer algo mejor, aprendí demasiado, en la  manera de tocar y con la manera de componer y también estuvo bien padre poder estar tanto tiempo con la banda, fue como realmente olvidar todo lo demás. Fue como olvidar que teníamos una vida aquí y desconectarnos completamente para vivir 24 hrs del día División Minúscula y que estuviéramos realmente conscientes de hacer el disco que soñábamos y yo creo que lo logramos, todo el tiempo fue una satisfacción, hubieron fiestas, hubieron peleas, hubieron risas, lágrimas, yo creo que logramos lo que queríamos.

Javier: A mí en lo personal  creo que lo que me hizo fue empujarme más como compositor, siempre trataba de buscar más y no conformarnos con lo que teníamos de la canción. Simplemente buscar otras alternativas de llegar de punto A a punto B. Tratar cosas, funciona, no funciona y de llevar la canción hasta el límite, donde nosotros creíamos que ya llegaba, era como empujarla más, fue una gran experiencia que me dejó Brian.

El sonido del primer disco Extrañando Casa es un sonido muy particular, sin embargo Defecto Perfecto, empieza a dar como una pauta que se continua en Sirenas y en División se concreta. ¿Es esto lo que ustedes buscaban musicalmente?

Javier: Creo que todos los discos han sido, a diferencia de Sirenas, que si tuvimos ya un presupuesto para irlo a hacer a Los Angeles y con un ingeniero del renombre de Robert Carranza, el Extrañado y Defecto fueron discos que se hicieron con lo que teníamos, con lo que pudimos y como dices, creo que marcó pauta para muchas cosas. Este disco cuando estábamos haciéndolo teníamos las canciones, pero nos dimos cuenta ya que estábamos en Baltimore  grabando el disco, estábamos los cinco, Ricci regresó a la banda, Efrén sigue con nosotros, era como una reunión de generaciones, como de estar recordando muchas cosas y nos empezamos a dar cuenta que las canciones y todo el material tenían como esos tintes de los demás discos. Como que tiene la energía del Extrañando Casa, tiene ese sonido fuerte que tiene el Defecto Perfecto, tiene ese sonido más clásico y más orgánico que tenía Sirenas y pues últimamente lo que hemos estado absorbiendo como banda; todo esto se suma a División. Eso mismo nos hace llegar al nombre, no hay otra manera de ponerle. Nosotros somos División Minúscula pero para todo y todos nos dicen los División, el minúscula, casi nunca se usa; sólo se usa cuando lo escribes o lo buscas en Internet, nadie nos dice División Minúscula, fue eso adoptar el apodo de cariño. Es como hacerlo más personal, más íntimo para la gente y creo que esa palabra también incluye a toda la gente que está con nosotros; a nuestros fans, a la gente que trabaja con nosotros. Es un disco muy personal, es voltear atrás y ver la historia de la banda absorberla, verla, volver a nuestras raíces, pero sin dar un paso atrás. Es lo que que fue en cierta manera el engrudo, estar en Baltimore y que las canciones tuvieran cohesión unas con otras, fue el único nombre que lo podríamos haber dado al disco, pues representa toda nuestra historia.

Me dijeron que hace dos años empezaron a componer el disco, ¿Bajo qué contexto, qué estaba viviendo en ese momento, qué estaban escuchando, cómo todo eso se materializó para poder plasmarlo, tanto en las letras como en la música?

Javier: Bueno creo que estuvimos pasando una época de incertidumbre, hace dos años cuando queríamos hacer este disco, no teníamos un manager, la mitad de la banda estábamos en el DF los otros en Monterrey, seguíamos tocando y los shows estaban increíbles; pero no había un seguimiento o un paso en el futuro de la banda. No sabíamos a donde voltear, haciendo nosotros mismos el booking o lo que tuviéramos que hacer. Nos sentimos un poco como volver a empezar, era como cuando estábamos con el extrañando casa o antes. ¿Qué vamos a hacer? , ¿a quién le hablamos? . La gente nos quiere, nos va bien peor nos preguntábamos ¿por qué no nos abren las puertas? Sentíamos que nuestra banda se estaba desperdiciando mucho, fue una época que nos hizo regresar, de hecho no te puedo decir diez discos nuevos.

¿Pero qué retomaron?

Javier: Creo que retomamos mucha la esencia de la banda en un principio, al menos en algunas canciones del nuevo disco, escucho las raíces del punk rock, con las cuales empezamos esta banda. También con raíces de rock más antiguo, hay tintes cincuenteros en el disco, hay ese sonido con muchos teclados; no sé como ese sonido texano, esa influencia de vivir en Matamoros. Esa influencia se empieza a ver en Sirenas, el cual fue muy menospreciado en su momento, pero ahorita dicen el disco está bien padre. Cuando salió todo mundo se sacó de onda, creo que es un seguimiento a eso, pero con un sonido más grande, más ambicioso. Yo creo que escuchábamos de todo, Ricci Kiko y Efrén les gusta mucho la música pesada; no metal. Luke es más punk rockero. (Javier) a mi me gusta más el rock clásico. Es una mezcla de muchas cosas, era regresar a esas bandas que nos marcaron, los Ramones, The Clash, Bruce Springsteen, Bad Religion, hay muchos es como regresar a eso, mucha gente está buscando agarrarse de la nueva corriente y de que es lo que viene. Nosotros sabemos la banda que somos, de dónde venimos, sabemos lo que podemos hacer, vamos a hacerlo de la mejor manera que podamos y este es el resultado del disco.

Hablando del arte del disco, hay algunos cambios ¿cómo trabajaron con el artista visual que hizo el disco, para que hubiera una sinergia con lo que ustedes querían plasmar musicalmente?

Javier: Cuando llegamos al título del disco División, lo que me acuerdo que les dije: “no sé que onda con el arte, pero si el disco se va a llamar División, tiene que ser una portada que lo único que diga sea División. Que cuando veas en la tienda de discos, sea División, que cuando sea un póster se División”. Quizás mucha gente se va a confundir si no nos conoce bien, pero la gente que nos conoce va a saber que es División Minúscula; entonces esa fue la idea. Ya después tratamos de hacer algo que no habías hecho antes, el amarillo nunca lo habíamos usado en nuestra carrera, las ideas de todo el booklet es de nosotros; la idea de espaldas sólo fue como una manera de acercarnos a esas bandas y a su arte, como te repito bandas como los Ramones, AC/DC.

Luke: Todo ese tipo de bandas que son muy muy grandes, pero que si te fijas la mayoría de sus discos son muy sencillos, un color y el logo. Como comenta Javier nos sentamos con un amigo que tenemos que se llama Germán, que fue el que nos ayudó mucho con lo del arte y mas o menos le explicamos lo que queríamos y él ya fue agarrando nuestra idea. Queríamos algo simple y más que nada ese título División, que representa todo lo que hemos hecho desde que empezamos a tocar hace 15 años.

Javier: Otra cosa es que la banda es muy simbólica para mucha gente, pero no teníamos ese arte nunca. En Extrañando Casa es azul y fotos, el Defecto Perfecto es la foto de un carro en la ciudad, Sirenas es una pintura. Entonces nunca habíamos podido tener algo como realmente una estampa; empezamos a trabajar ideas y hacer nuestra versión de los clásicos que nos gustan. Por eso los logos, el color, el arte, la foto.

¿Tiene algún significado especial el logo que viene impreso en el disco?

Javier: Nos sentamos con los diseñadores y les explicamos lo que queríamos, un escudo y un águila, que nos marcara y que de cierta manera se representara dentro del escudo cada uno de los integrantes. Ellos no los mostraron y cuando lo vimos dijimos ese es, por eso digo que es nuestra versión moderna de los clásicos que nos hicieron a nosotros agarrar una guitarra.

Incluso la tipografía cambia, estábamos acostumbrados a esas letras cuadradas y gordas, el día que ves el División habla de una evolución de grupo…

Javier: Creo que es darnos cuenta de la banda que somos, ya hicimos todo tipo de discos. Extrañando Casa en su momento creó pauta para muchas cosas, el Defecto Perfecto también lo hizo en muchas cosas, en Sirenas nos adelantamos a cosas que la gente no entendió en ese momento, pero que nos sentimos bien orgullosos con ese disco. Sabemos el tipo de banda y la capacidad que tenemos para hacer y podemos hacer; se ve en los discos que hemos hecho. Pero en este disco sabemos el tipo de banda que somos y lo que podemos hacer vamos a hacerlo lo mejor posible y vamos a ponernos en la cara de todos con este disco y con este arte. Dice División y la gente que escucha y tiene noción de lo que es el rock en español, creo que cuando dices División se va remontar o se acordará de nuestra banda, creo que eso es lo que queremos, hacerlo más directo.

Alrededor de lo que acabas de comentar, ¿Creen que División ya alcanzó la madurez como grupo?

Javier: Yo creo que el día que alcancemos la madurez, hablando en el sentido estricto, creo que ya hubiéramos dejado de hacer esta banda y hubiéramos hecho cada quien otras cosas. Creo que es el sentimiento que nos hace toda vía agarrar una guitarra y hacer lo que sea, hayas crecido o evolucionado, agarrar un guitarra y sentarte a hacer una canción es el mismo sentimiento que teníamos en el 96,98 antes de tener un disco y la ahora de sentarnos a ensayar tenemos el mismo sentimiento y también al tocar. El día que tengamos madurez y eso de tener todo fríamente calculado, creo que va a perder totalmente la esencia de la banda. Lo que si es que hemos sido inteligentes, creo que hemos tomado las decisiones correctas para tener gente que realmente si sea fría y calculadora a la hora de tomar los planes y las decisiones correctas y llevar las cosas en orden, para que la banda siga siendo igual de irreverente que siempre. Aunque estemos grandes nos sentimos jóvenes porque así es la música que hacemos, nos gusta hacer esa música y que la gente se mueva con ella. Que te den ganas de hacer algo, que de repente estés acelerando sin darte cuenta porque la música te está llevando. Esa es la banda que queremos ser, cada quien tiene sus gustos personales; Luke tiene otra banda, Efrén toca con otros amigos, Ricci tiene su estilo, yo tengo mis composiciones a parte, cada quien tiene sus cosas pero juntos, no podemos negar lo que es la banda, pues nos va a seguir llevando a donde estamos ahorita.

Entonces, ¿qué creen que le falta a división por lograr?

Ricci: Yo creo que nos falta tocar e lugares donde nunca hemos tenido la oportunidad, que la gente nos escuche, por decir Europa, regresar a Sudamérica. Ir a España, que conozcan a División así como aquí conocemos a muchas bandas españolas, nos morimos por ir. Sabemos que el disco fue editado en varios países así que hay forma de llegar ahí.

Javier:  Creo que tiene razón Ricci, no nos falta un Grammy o un premio, obviamente el reconocimiento siempre es grato y más que como banda para nuestra familia, disquera, managment, siempre es bueno ese tipo de reconocimientos. Pero para nosotros lo que únicamente nos falta es ir a tocar a lugares donde nunca hemos ido.

¿Hay algún festival que llame su atención para ir a tocar en España?

Efrén: El Sonar en Barcelona, al Primavera. Al Pepsi en Argentina, a donde tenemos muchas ganas de ir. Todos los lugares, Centroamérica, estaría muy padre llegar allá.

Luke: Estados Unidos también, ya tuvimos una gira por allá, en la cual nos sorprendimos porque nos fue increíble; pero no descartamos un Coachella o un Lollapalooza. En División sabemos lo que hemos logrado y yo creo que aunque no tengamos un premio, varios medios y la gente nos considera un grupo de culto, creo que prefiero quedarme con ellos que con una estatuilla.

Javier: Preferimos tener un buen lugar en la historia y en el corazón de la gente que ha crecido con la banda, más que buscar los medios para tener un premio.

¿Qué pueden esperar los fans en el show del 6 de diciembre en El Plaza?

Javier: Tenemos tiempo de no tocar formalmente en el DF, hemos tocado en festivales pero no como un show de División, el último fue el de los diez años, pero fue nada más del extrañando casa. No queríamos cerrar el año sin hacer un show formal, estamos muy contentos, los boletos ya están agotados. Vamos a incluir material de todos nuestros discos, vamos incluir canciones del disco nuevo y bueno simplemente creo que será una buena fiesta, una posada de División para nuestra gente en forma de agradecimiento que tuvo el disco. Una fiesta para la gente que ha estado con nosotros esperando y dándonos el tiempo para que saquemos el disco. Muchas gracias a la gente que ha hecho que División sea el soundtrack de su vida.

Para cerrar, ¿Qué viene para División, cuáles son sus planes?

Javier: Empezamos gira por todo México a finales de enero, queremos llevar el disco en vivo a toda la gente. Hay planes para ir a Centro y Sudamérica, Estados Unidos. Pero además en estos días recibimos una propuesta para hacer algunas cosas en España. Hay mucha expectativa para la vida de este disco. Queremos dar a conocer la mayor parte del disco, videos, canciones; que la gente no se quede sólo con los sencillos de radio. Ahorita tenemos ya tres temas, “S.E.D”, “Voces” y la disquera también decidió que “Si este mundo acaba hoy”, por obvias razones y por la época que estamos viviendo.

Canción favorita del disco:

Javier: “Diamantina”

Ricci: “Cazador de sueños” y “S.E.D”

Efrén: “Humanos como tú”

Luke: “Altamar”

División Minúscula, a lo largo de los años, ha logrado definir su propio estilo musical y un sello personal, que el día de hoy los distingue como una de las bandas más representativas del rock en español en nuestro país.

 

Relacionados

X: Reviviendo el punk rock en tiempos de pandemia

X fue una de las bandas pioneras del punk rock en los años 80, incluso recibieron un reconocimiento oficial por parte de su ciudad natal, Los Ángeles, porque su trayectoria habría aportado algo grande a la cultura y la música de la ciudad.

89s†: El complemento de la música e imagen en la oscuridad

Adentrarse a las tinieblas, abrazar las sombras y desenvolverse entre retorcidas visiones a media luz es un camino que no cualquiera sigue. Carlos GrabStein eligió este andar de forma casi inesperada iniciando como Dj y promotor de eventos hasta dar el paso a ser productor bajo el seudónimo de 89s† .

U.S. Girls: La cuarentena también nos enseña mucho sobre nosotros mismos

En medio del caos las voces ajenas suenan más dulces de lo ordinario, como los temas de U.S Girls; hablar con Meghan Ann fue un golpe de energía. Las letras del proyecto siempre han tenido una connotación política, no le interesa un coro pegadizo o una canción

Yves Tumor: Música para mentes torturadas

Sobra decir que Yves Tumor es una figura muy enigmática. Las entrevistas a lo largo de su carrera son escasas, así como los detalles de su vida privada (ni siquiera estamos seguros de conocer su nombre real),

Pelada: Techno-punk contestatario

El secreto mejor guardado del punk se encuentra en Canadá, canta en español y se llama Pelada. Compuesto por Tobias Rochman y Chris Vargas,

Juana Molina: Caminos de Libertad

Tuvimos que esperar varios años para volver a Juana Molina arriba de un escenario en nuestro país, pues aunque inicialmente estaba contemplado su regreso para el 2017
Volver arriba