Calendario

[Reseña] FIDLAR – ‘FIDLAR’

4 febrero, 2013 - DESTACADOS

fidlar

FIDLAR
FIDLAR
Mom + Pop
87%

Si de algo ha carecido el poco punk que subsiste en este mundo, es de la simpleza y la astucia para solucionar una canción en pocos minutos, y lo que es todavía más complicado, hacerlo en cortes de 120 segundos.

En el caso de FIDLAR, esta banda Angelina conformada por cuatro skaters, parece que la fórmula funciona perfectamente cuando lo único que han buscado desde el inicio de su corta carrera, es precisamente divertirse sin buscar mayores expectativas… algo que a la mayoría de los músicos hoy en día a nivel mundial han dejado en el baúl de los recuerdos.

Podríamos considerar a FIDLAR como la hija putativa de grupos clásicos como The Dead Milkmen, GBH, Black Flag, Generation X y hasta hermana directa de Fucked Up o Les Savy Fav.

Tan sólo influencias de un proyecto que brilla por sí solo y que queda demostrado en su disco debut, que sin ánimos de ofender, merece respeto sobre algunos otros grupos que por más que quieren no pueden siquiera soñar con un poco de potencia en su sonido como lo hace FIDLAR.

“Cheap beer” no seduce los oídos, los escupe de forma ácida para llevar a una “Stoked and broke” que está llena de Iggy y sus Stooges, sin querer blasfemar contra el “punkrocker” mayor.

“White on White” permite al bajo posicionarse como el arma líder de la rola, que pasea al lado de una guitarra áspera no apta para ortodoxos del uso de este instrumento.

“No waves”, “Whore”, “Max can’t surf” y “Blackout stout”, parecen ser los capítulos de un cuento de horror porn, que se sacude el peso de la “tranquilidad” con “Wake bake skate” y sus 1.43 minutos de duración que, aunque parezca extraño, calificamos como la canción cumbre del disco.

Alrededor de 38 minutos son lo que separan al escucha de un nuevo momento del punk bien logrado y no deshecho por personajes sobrevaluados como The Black Lips (está bien, llámenme corriente, inocente y hasta ignorante).

Para escuchar ya, cuanto antes, sin miedo, con ganas de volver a vivir.

-Milton Barboza Arriaga