[Editorial] Arturo Vega, el quinto Ramone – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Arturo Vega 

Por: Karina Cabrera

Con la desaparición de Joey, Johnny y Dee Dee parecía que lo único que nos quedaba de Ramones eran muchos bateristas, sin embargo hasta el sábado pasado también teníamos a Arturo Vega, el quinto Ramone, probable sustituto al bajo (aprendió por si las dudas, pero nunca ocurrió), la fuerza creativa vital de la banda, un artista que evitó premeditadamente profesionalizarse, más punk que el punk sin tener que ajustarse al cliché del género.

Cuando diseñó el distintivo logo de Ramones sólo deseaba contrarrestar la imagen de caricatura que se tenía de la banda, creando un concepto total de poder. A diferencia de Jamie Reid y sus creaciones para Sex Pistols y las camisetas con leyendas directamente ofensivas del punk de finales de la década de los 80, como John Pasche lo hizo con la legendaria lengua de los Rolling Stones, Arturo Vega creó para Ramones algo que no se relaciona de ninguna manera con inhalar pegamento o prostituirse en la 53rd & 3rd, nada del desorden impuesto años después en el punk, aunque aportó algo a la imagen general, su chamarra de piel a muchas escenas de los Ramones, Dee Dee la muestra en la portada del primer disco y Joey apareció en muchas fotografías con ella, así de cercana era la relación.

Durante 22 años, el hijo de un minero chihuahuense se mantuvo al lado de los Ramones, a quienes conoció mucho antes de que hicieran enojar a muchos con su primera presentación en el CBGB. Arturo buscaba el cine cuando se mudó a la ciudad el 24 de diciembre de 1971, pero Dee Dee lo encontró y cambió la dirección de su vida para nunca volver, lo invitó a unirse al grupo pero él se inclinó por la parte artística, creando el famoso logo, algunas de sus portadas, todas sus camisetas, insertando el cine de terror serie B en la mente de sus integrantes y creando el juego de luces que acompañó cada concierto de la banda.

Fue copiado y torcido según las necesidades, tanto como la legendaria fotografía del Che Guevara realizada por Alberto Korda, el logo originalmente sólo tenía un objetivo: era sobre la música de Ramones, intentaba reflejar el carácter americano en general, una agresividad inocente trastocada por un ramo de manzano y un bat de béisbol (incluido sólo por la principal afición de Dee Dee, además de la heroína), pero también sirvió para recaudar fondos, en aquella época era poco común la venta de camisetas oficiales y gracias a esos ingresos la banda tuvo el dinero que nunca logró obtener por sus conciertos o la venta de sus discos, lo que no correspondía a su fama.

Arturo Vega falleció el pasado 8 de junio, tenía 65 años y aún vivía en el mismo lugar del primer encuentro con Dee Dee. Todo ocurrió en el mismo loft a pocas cuadras de CBGB —ubicado en la calle que ahora lleva el nombre de Joey Ramone— el mismo lugar donde vivió con Dee Dee y Joey, que sirvió parar diseñar las camisetas y ponerlas a secar en las tuberías contra incendios. Desde hace casi cuatro décadas vivía en la misma calle de Nueva York, viendo que el icónico logo inspirado en el sello presidencial de Estados Unidos se volvía sumamente popular, a veces más que la misma música de los Ramones.

On Creativity – Arturo Vega Interview from On Creativity on Vimeo.

Comentarios

comentarios