Saltear al contenido principal

NOTICIA

Reseña: 'Panda Bear Meets The Grim Reaper' de Panda Bear

Layout_11_A_FINAL_Corr

Panda Bear Meets The Grim Reaper
Panda Bear
Domino Records
88%

Por Ernesto Olvera / @Ernestime

Hablar de un álbum de Panda Bear o de Animal Collective siempre será algo muy complicado de hacer. Es algo como tratar de descifrar y entender todo lo que va cambiando a tu alrededor conforme vas llegando a una edad adulta en la que finalmente te das cuenta que ya no puedes seguir actuando como si fueras un simple adolescente descubriendo los misterios que se esconden en el mundo.

Para Noah Lennox esos pensamientos se fueron convirtiendo en miedo, ya que a sus 35 años y viendo cómo van creciendo sus dos hijos, la crisis de la edad lo terminó alcanzando para darse cuenta que la actitud ingenua que tenía la década pasada tiene que cambiar de una buena vez por todas para adaptarse a sus nuevas responsabilidades como padre. Ese lado se ve ampliamente reflejado en su estilo de composición, ya que a diferencia de su estelar Person Pitch y su impresionante Tomboy, en su nuevo material discográfico hay una mayor consistencia y equilibrio entre su lado hiperactivo y la obligada madurez por la que ha ido pasando.

Panda Bear Meets The Grim Reaper no sólo marca un interesante parteaguas en su carrera, sino que por primera vez decidió dejar de trabajar con su propio sello Paw Tracks para unir fuerzas con Domino Records. Esta decisión puede que sea un tanto inesperada, pero después de escuchar el álbum todo tiene sentido, ya que las texturas lo-fi y las ambientaciones que solían absorber todos los elementos que le daban vida a la estructura de sus canciones, ahora cuentan con unos tonos mucho más pulcros que ponen como prioridad la melodía de las mismas como en “Butcher Baker Candlestick Maker”. Y aunque hablar de un lado melódico nos puede poner en un lugar demasiado ‘exquisito’, al final del día es imposible ignorar eso debido a que un simple arreglo es capaz de alterar las vibraciones del disco convirtiéndolo en un oscuro mundo de fantasía.

Aunque el disco está repleto de elementos electrónicos, de algún modo Noah Lennox se las ingenió para no recurrir a los clásicos beats que se pueden crear con ellos, y en lugar de eso se encargó de manipular esas secuencias a su antojo a través de loops y juegos vocales con los que, aún con su periodo de madurez, sigue ejerciendo el singular estilo que inmortalizó los momentos más hermosos de Animal Collective. “Boys Latin” es la prueba de ello, ya que así como continúa experimentando con estilos arriesgados, también se dio el lujo de plasmar su propia visión de lo que es una gran canción pop como en “Crosswords” y “Come To Your Senses”. Los cortes previamente mencionados son el cuerpo y alma del álbum, ya que si bien en el pasado pudimos escuchar a un Noah completamente enamorado, ahora transmite las emociones de lo que es tener a toda una familia a su lado.

Con Panda Bear Meets The Grim Reaper podemos comprobar que este tipo es la parte más noble de Animal Collective, la que tiene más corazón y espíritu, aún cuando todo en la banda está lleno de cosas inesperadas y locuras que nos sumergen en un mundo distante en el que no hay reglas. Esto es algo que quedó al descubierto durante toda la campaña promocional del álbum, ya que de la mano de sitios interactivos, alienígenas desnudos y maratones radiofónicos, Panda Bear terminó por consolidar la entrañable imagen que ha venido construyendo desde que comenzó a trabajar con este alías, el cual va de la psicodelia a melodías que son capaz de acariciarnos la piel para arrancarnos un eterno suspiro como “Tropic Of Cancer” y “Lonely Wanderer”.

El llegar a cierta edad, tener nuevas responsabilidades y valorar lo que realmente es importante para él, hace que este material sea el soundtrack ideal para esos días en los que están en busca de una nueva inspiración para soñar. Las canciones son fieles confidentes y se adhieren a la piel para no despegarse de ella, aún cuando existen secuencias que parecen ser un simple experimento que terminó siendo incluido para ocupar espacios difíciles de llenar; algo muy similar a la vida misma.

Dicho lo anterior, Panda Bear no sólo hizo uno de los álbumes más completos y envolventes que escucharemos en el año con himnos de la talla de “Mr. Noah” y “Selfish Gene”, sino que Panda Bear Meets The Grim Reaper es un fiel testamento de cómo se deben plasmar los sentimientos en un disco: de forma honesta.

Noticias relacionadas

Feliz aniversario Cintas: la disquera que trajo de regreso los cassettes

Acéptenlo, algunos de ustedes extrañan los formatos físicos a la hora de escuchar música. Es…

10 discos nuevos para el fin de semana

Ya estamos entrados en el segundo semestre del año y tal y como se los…

Rising: Låska, coldwave ruso para fans de Depeche Mode y Boy Harsher

En años recientes fue en aumento la oferta de proyectos con una tendencia musical apegada…

Para el recuerdo: Amy Winehouse en su paso por Glastonbury

Sobra decir que Amy Winehouse tuvo una vida bastante complicada y más allá de enfocarnos…

Beck: Las 12 mejores canciones de su catálogo

Si algo nos ha demostrado Beck Hansen, es que es único en su especie. Siempre…

F.E.E.L.I.NG.C.A.L.L.E.D.L.I.V.E: El concierto de Pulp en el Brixton Academy 95

Si bien la trayectoria de Pulp se disparó con el lanzamiento de Different Class en 1995, la realidad es que la banda liderada por Jarvis Cocker comenzó a desarrollar un estilo particular desde su álbum debut que fue mejorando con el tiempo.
Volver arriba