Reseña: ‘I Want To Grow Up’ de Colleen Green – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

colleen-green-i-want-to-grow-up-1024x1024I Want To Grow Up
Colleen Green
Hardly Art
73%

Por José Carlos Martínez

Para Colleen Green este álbum parece algo personal, con 30 años de edad, esta chica californiana realmente quiere evolucionar en su música. I Want To Grow Up es un vehículo de cambio en su vida que describe en 10 tracks de pop-punk muy bien logrados. Todo es muy claro desde el principio, en los primeros segundos nos muestra que no está bromeando y que este material es completamente honesto para gritarnos en la cara cómo fue que mejoró en sí misma.

Colleen Green se enfoca en la simplicidad, y aunque parece complicado definir qué es lo que está pasando dentro de su mente, debemos reconocer que esta producción tiene ese fuck-off que nos encanta. La mezcla es ligera, un bajo, una guitarra, sintetizadores y una caja de ritmos es todo lo que necesito para plasmar su estilo fresco, y aunque al igual que sus producciones anteriores está repleto de canciones sobre el amor, I Want To Grow Up tiene un toque diferente, no sé si sea que ahora tiene una banda de acompañamiento y esto provoca que no sólo notemos los riffs de guitarra, sino también el uso de tambores en vivo que no se encontraba en ninguno de sus discos anteriores.

El cambio se nota en cada uno de sus tracks, por ejemplo, “Whatever I Want” direcciona entre emocionantes guitarrazos y ritmos de batería simples que se adaptan perfectamente al estilo de Colleen Green. Para “Things That Are Bad For Me”, decidió dividirla en dos partes, la primera parte actúa con respeto hacia su propio bienestar e intenta librar su cuerpo de lo toxico, pero la segunda parte es todo lo contrario, explota toda la energía de la pista y nos muestra todo lo sucio que podemos encontrarnos en cualquier momento de la vida.

Colleen Green reflexiona de alguna u otra forma en cada una de las canciones, está dejando de ser esa adolescente adulta para ser sólo adulta y aceptar esa responsabilidad. Para “Some People” sacude toda esa energía punk que nos emociona y, aunque carece de la sutileza de su anterior material, esto provoca que esta pista funcione mejor.

Esté creciendo o no en lo personal, su música sin duda va en esa dirección, cada vez está más lejos de sus últimas grabaciones caseras que mostraban un disgusto juvenil de moda. I Want To Grow Up es un álbum difícil de odiar, con un buen trabajo instrumental y sus letras sutiles que no llegan a lo vulgar, hacen que aunque sea un disco que se puede llegar a perderse en la historia, resulte bastante divertido que de vez en cuando los hará volver a escucharlo.

Comentarios

comentarios