Vive Latino, del olvido al no me acuerdo – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

vl_domingo_004_gm
Por: Milton Barboza Arriaga
Foto: Gus Morainslie

Es un hecho, el festival realizado este fin de semana en el Foro Sol es el más importante de Latinoamérica.

Ya lo platicaba con algunos compañeros de otros medios esta semana en un programa de radio, el Vive Latino es un evento que por sí solo ya es sinónimo de trascendencia para los grupos que ahí se presentan.

Claro está también (y no es desconocido para nadie) que desde hace ya varios años en el festival se presentan bandas que no tienen que ver con los que habitamos la comunidad hispana, me refiero a bandas de origen anglosajón u otras latitudes que más podrían empatar en el Corona Capital, por ejemplo.

La preocupación en torno a lo que pasa en la escena va más ligada a qué es lo que no permite que tengamos nuevos headliners latinoamericanos en este festival, salvo los que conocemos desde hace, no años, sino incluso décadas; llámese Caifanes, Café Tacvba, Molotov, Los Fabulosos Cadillacs, Babasónicos, Julieta Venegas, Zoé, entre otros. Pero de ahí no pasa nada.

Recordando el libro que se editó en 2007, Sonidos Urbanos, muchos de los proyectos que ahí se documentaban, ya no existen y haciendo un rápido análisis, la gran mayoría han quedado en el olvido. Muchas de esas bandas tuvieron la oportunidad de subirse al escenario del Vive, que podría ser considerado un triunfo para ellos como músicos pero, ¿y luego? Ya nadie se acuerda de ellos.

Tal vez a pocos de los grupos que actualmente protagonizan la escena nacional y latinoamericana, les interese ser considerados como los actos principales del Vive Latino, pero, ¿no deberían estar buscando trascender en el evento más importante del año para nuestra escena, para nuestro rock?

Hoy tenemos muchas bandas, infinidad de ideas sonoras, pero la inconsistencia de la escena continúa, porque hoy puede haber un sinfín de proyectos y en uno o dos años todo se detiene.

¿Qué falta?

¿Cómo lograr que esto no se estanque sino que circule todo el tiempo?

¿No existe la calidad suficiente entre los músicos?

¿El ego termina por derrotar a los integrantes de cada banda?

¿De verdad se necesita una disquera grandota para salir adelante?

¿Cómo unir fuerzas para que esta sea la escena más importante del mundo?

…Porque las armas existen creo yo.

De mientras, vamos al Vive a ver a las bandas latinoamericanas y a los grupos internacionales que –por desgracia para el Latino– protagonizan esta edición.

Comentarios

comentarios