FILTER México en SXSW: Twin Shadow, Matias Aguayo y Laura Marling – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

tvontheradio

Por Jorge Kundig
Fotos Jergas

Algo sabroso en cada bocado

Así se refería alguna marca de chocolates a su producto en sus anuncios, y es quizás la forma perfecta también de describir a un festival como South by South West. En visitas anteriores al festival hemos hablado de sus particularidades, de su formato, de las tres industrias que convergen en él (cine, música y desarrollo interactivo); incluso hemos hablado de lo especial que es la ciudad de Austin al cubrir también algunos de sus cientos de festivales, como Austin City Limits, Fun Fun Fun Fest y el propio SXSW, por lo que no abundaremos en el tema. A modo de resumen para quienes no conozcan el festival: imaginen que durante un par de semanas, la ciudad entera se convierte en un lienzo en el que se plasman ideas, sonidos, sabores e imágenes; en el que miembros de las industrias creativas de Estados Unidos, Latinoamérica y el mundo se reúnen para compartir y generar vínculos; en donde todo lo que en unos pocos años marcará la pauta en música, cine, tecnología 2.0 y arte se presenta por primera vez; en donde los artistas y los fans conviven en restaurantes, parques, bares, foros, estacionamientos, terrenos, clubes y básicamente en cualquier lugar donde se  pueda montar un escenario; en el que una ciudad cuyo lema es “Keep it weird” contagia ese espíritu a todos sus invitados. Algo así es SXSW, uno de los festivales más importantes del mundo y una experiencia única en cada edición, en cada show, en cada metro cuadrado de la ciudad.

Este viaje inicia, como siempre ocurre en estos casos, con un largo día de viaje con escalas, trayectos en carretera, hambre (eliminada con una gloriosa hamburguesa con huevo en The Driskill), recolección de badges y acreditaciones y un poco de cansancio. Al recuperar fuerzas con la ya mencionada hamburguesa Hangover, el equipo de cobertura Filter se separa para poder ver a más bandas (y honestamente, también para satisfacer gustos personales). Así, mientras algunos disfrutaron con Future Islands y Portugal. The Man en un showcase especial de StubHub, otros logramos entrar a un evento para despedir la semana interactiva de SXSW con un show especial de Ludacris y TV on the Radio. Y justo eso es lo que hace a este un festival especial: la gran cantidad de shows dentro del festival, presentados por marcas y/o medios; algunos gratuitos, otros por invitación, otros en los que hay que formarse más de una hora para poder entrar. Hay que elegir en esos casos qué batallas pelear. Así terminamos la noche con un DJ Set de Tokimonsta, a quien pudimos también ver en la edición 2014 del Carnaval de Bahidorá.

tokimons

El segundo día inicia con una participación en una sesión de mesa redonda en el centro de convenciones, como parte de una iniciativa de SXSW por integrar al gremio, en este caso a la gente latinoamericana de las industrias creativas. El estómago comienza a rugir, por lo que una visita al Iron Works –icónico grill de costillas, salchichas y demás productos carnívoros- está a la orden. Más tarde, el grupo nuevamente se separa. Algunos se deleitan con Twin Shadow y Matías Aguayo, otros disfrutan con Mew. Su servidor quiso comprobar por qué para muchos expertos Wolf Alice será una de las bandas a seguir en 2015. Y tienen razón, los liderados por la hermosa Ellie Rowsell tienen mucho talento, y mucha actitud. En momentos suenan como una joven versión de Garbage.

Después, tras un fallido intento de entrar a los shows de The War on Drugs y de Alvvays, ingresamos con una sorprendente facilidad al Cedar Street Courtyard para ver un showcase que prometía mucho: Speedy Ortiz, DJ Windows 98Spoon. El showcase traía un buen retraso, lo cual nos permitió ver a otros 2 actos: Dotan (un cantautor israelí-holandés que trata de sonar muy épico –tipo Bastille, quizás llegando a ser pretencioso) y BASECamp, un trío de productores de Nashville con una interesante propuesta de drum&bass muy melódico. Speedy Ortiz se presentó más de una hora después de lo programado, con un show que cumplió a secas, aunque quizás más para los más fans del noise y del alternativo, demostrando ser legítimos herederos de Sonic YouthDJ Windows 98, por su parte, es el proyecto personal del líder de Arcade Fire, Win Butler. El show demostró las influencias recientes que ha tenido Butler, particularmente ritmos afro-antillanos, dancehall y percusiones (él lo llama naïve melody), lo cual pudimos notar en el Reflektor de AF. Esta vez presentó estos sonidos en un formato más bailable, más de fiesta, pero quizás sin la habilidad de construir una secuencia que detonara la fiesta por completo. Finalmente, Spoon logró abarrotar el lugar, con un gran show en el que bajaron las luces para crear una atmósfera más acogedora y en el que sólo faltó “Do You” para tener un set perfecto.

Mientras todo esto ocurría, nuestro equipo también estuvo presenciando y cubriendo el showcase de Volumen-Ache en el Icenhauer’s. Por quinto año consecutivo, Volumen-Ache presentó al público de SXSW algunas de las mejores propuestas de México, Latinoamérica y el mundo. En esta ocasión, la respuesta del público fue inmejorable, y todos disfrutaron con la música de nuestros paisanos 60 Tigres, Caloncho, Apolo y Centavrvs, así como con el español Begun y los suecos Amason. El éxito de este show se ve reflejado también en que cada vez más promotores mexicanos se animan a presentarse en SXSW y a traer actos y bandas de nuestro continente: en estos días estarán también por acá Compass (proyecto de Toy Selectah con Camilo Lara), Banda Bastón, Enjambre y varios más, con un público ávido de conocer nuevas propuestas, de probar nuevos sabores.

Algo sabroso en cada bocado, algo sabroso para todos.

Comentarios

comentarios