El granizo no pudo con Ceremonia 2015 – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

ceremonia2015-65Por Ernesto Olvera
Fotos Gus Morainslie / Fresale

De Animal Collective a Snoop Dogg hay un gran paso y ese es uno que Ceremonia decidió dar este año para celebrar su tercera edición en el Centro Dinámico Pegaso. Los cambios en torno al festival son muy evidentes desde que comienzas a recorrer el lugar, pero uno de los que más llamativos, era que a los asistentes ya no les importaba que la lluvia se fuera a apoderar de todo y se terminara enlodando el lugar. Al contrario, en esta edición todos parecían estar mentalizados para una sola cosa: disfrutar sin importar lo que fuera a ocurrir.

El día tenía un panorama bastante alentador con el sol que estaba cayendo directamente en las cabezas de aquellos que quisieron adherirse a las vallas para estar en primera fila en el escenario principal. Sin embargo, del otro lado las cosas ya se estaban poniendo bastante sabrosas con el seductor R&B y el singular estilo de Kali Uchis que, de un momento a otro, ha ido adquiriendo una mayor fuerza y por ende se está generando un apabullante hype alrededor de ella.

Eso sí, hubo un momento en el que parecía que Kali Uchis es una de las artistas que toma el hype con las dos manos y lo destroza con un contoneo de cadera que termina por hipnotizar a todo aquel que está frente a ella para seguir sus movimientos hasta el climax de su presentación.

Pero así como el hype de Kali Uchis, el clima también cambió de un momento a otro para darle la bienvenida al productor Kaytranada (a quien ya habíamos podido ver con anterioridad en nuestro país). Pero no crean que la lluvia y el potente granizo terminó haciendo que las personas se alejaran del escenario Vans para dejar de bailar. Nah, esta era una verdadera comunión en donde el crujiente granizo era pisoteado por todos los que se encontraban ante él. Incluso, parece que todos los presentes teníamos que estar agradecidos con el productor después de haber exclamado en medio de todo el caos ‘Fuck the rain, right?‘, ya que en un abrir y cerrar de ojos la pesadilla había terminado.

Una de las presentaciones más esperadas del festival era la de Melody’s Echo Chamber y, aunque había algunos problemas técnicos sobre el escenario, al final la francesa Melody Prochet fue llevando de la mejor manera su set en compañía de la banda que la acompaña, el cual arrancó sin piedad alguna con su entrañable himno “I Follow You”. Además, cabe mencionar que aprovechó su presentación en Ceremonia para estrenar un poco del nuevo material que estará apareciendo en su segundo álbum.

Con un magistral atardecer por detrás del escenario principal, Melody’s Echo Chamber ofreció una muy decente presentación en el festival, aunque pudo haber sido mejor.

Aunque todo transcurría de la mejor manera en Ceremonia, era obvio que le hacía un poco más de actitud y para fortuna de todos, Pusha T estaba en el lugar para dar cátedra de por qué es uno de los raperos más jefes que hay en la actualidad. El humor que manejó, lo letal que ejecutó cada una de las canciones y la forma en la que interactuó con el público, hizo que este fuera uno de los mejores momentos en la historia del festival, ya que en años anteriores no habíamos podido ver un acto que hasta hiciera bailar a todos los que estaban en la sección VIP (vamos… ahí todos siempre están sentados tomándose selfies…).

Una de las cosas que más se le criticó a Ceremonia, era la enorme cantidad de actos que vinieron a nuestro país hace poco menos de un año. Uno de ellos era Chet Faker y francamente todos los comentarios negativos que se le hicieron al festival cuando se anunció, pasaron a segundo plano cuando el australiano tomó su sintetizador para transformar el escenario principal en toda una pista de baile que, conforme iba avanzando la noche, lo iba suavizando con una buena dosis de romance, pasión y sensualidad.

El mood era el más adecuado para continuar moviendo las piernitas con Jungle (de lo contrario se les iban a entumir por el frío y el lodo). Con su típica mezcla de funk, soul y R&B, la banda británica volvió a recordarnos que su debut homónimo no sólo vive de un hype momentáneo de sencillos como “Julia” y “Platoon”, sino que realmente estamos ante una de las bandas más emocionantes… en su género.

Ceremonia era baile y buena onda (real, había mucha buena onda y olor a… fiesta), pero aún faltaban varios de los platos fuertes de esta edición, comenzando por The Horrors. Sí, tal vez ya han venido un montón de veces, pero cada que vienen siempre es un verdadero deleite ver a la banda sobre un escenario.

En años recientes han tenido la mala suerte de encontrar con un clima que termine arruinando su presentación, pero en Ceremonia las cosas fueron un poco diferentes después del violento granizo que apareció en la tarde. Con todo en marcha, The Horrors nos fue llevando a través de puentes llenos de color que le hacen justicia al nombre de su cuarto álbum de estudio, Luminous, del cual pudimos escuchar en escena impecables ejecuciones de “In And Out Of Sight”, “Moving Further Away”, “Change Your Mind” (de lagrimita) y su magistral “I See You”.

Al inicio el sonido no era del todo perfecto, pero lo supieron resolver sin complicaciones al momento de interpretar “Who Can Say”. Fue la tercera canción, pero se sentía como el corazón de todo el show gracias a ese clásico momento en el que el bajo hace vibrar todo lo que está a su alcance mientras Faris Badwan nos dice que ‘and i kissed her with a kiss that only mean… adiós‘.

Hubo un momento en el que este parecía ser un concierto dedicado al Primary Colours. Las canciones del álbum  como “Sea Within A Sea” sonaban brillantes, pese a que esta no era la mejor presentación que les hemos visto en México. The Horrors se robaron nuestro corazón, otra vez.

En el escenario Vans las cosas se iban poniendo más y más densas con el poderoso estilo del productor británico Daniel Avery. Si tuvieron el chance de verlo el año pasado en MUTEK, se podrán dar una muy buena idea de la densidad que se apoderó del escenario, con todo y que en los primeros minutos de presentación no había más de 60 personas reunidas. Sin embargo, a cada minuto le fue cayendo más gente para bailar sin piedad alguna con los navajazos de techno que parecían interminables.

Dentro de todo esto es muy importante mencionar que más allá de las actividades que habían en el escenario principal y el de Vans, también estaba el Camp Roswell en donde la fiesta jamás de terminaba. Era un domo con globos colgados que por momentos hacían que las presentaciones de Trillones y Zombies In Miami fueran todo un rave de luces fluorescentes y lazers que aglomeraban a una gran cantidad de personas. Llegó un momento en donde los de seguridad tuvieron que retirar el túnel por el que se tenía que pasar porque era un pequeño desmadrito cuando ya te querías salir.

C_019_FC

 

Los horarios andaban un poco retrasados en el escenario principal, así que era totalmente comprensible que muchos estuvieran un poco desesperados por no ver a Snoop Dogg a la hora pactada. Incluso, había algunos seres bastante molestos que desde The Horrors estaban gritando ‘Snooop, Snooooop‘ (ya saben, como le pasó a Kasabian en el Vive Latino…).

Pero al final ahí estaba, con su micrófono brillando y con una actitud que nos incitaba a entrar a la fiesta con nuestro espíritu joven y libre.

Snoop Dogg

 

Sí, el nuevo álbum de Snoop Dogg no está tan padre y si estaban con el temor de que lo fuera a tocar completito en Ceremonia, corrieron con mucha suerte gracias a que una de las leyendas vivientes del hip hop nos dio un paseo a través de su historia y con actitud de sobra. Esa es la parte que muchas veces le hace falta a un festival en la parte musical, ya que los asistentes pueden ir con toda la pila del mundo, pero siempre se agradece que exista un complemento de la talla de Snoop que sea capaz de hacer que hasta el más arrítmico levante las manos y las mueva en el aire mientras manda todo al carajo.

Fuck the rain! fuck the mud! La tercera edición de Ceremonia fue un tremendo éxito tanto en escena como en la respuesta de la gente, ya que esta es la primera vez en la cual el festival registró un notable sold out. El cambio le vino bien en ese aspecto y es obvio que nombres como Snoop Dogg, Chet Faker y Jungle llamarán más la atención de las personas, pero queda la sensación de que faltó algo que dejará una huella más grande en esta edición. Una más allá de las marcas de tenis sobre el pasto.

ceremonia2015-7

Comentarios

comentarios