x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México
COBERTURAS

El Amor Siempre Tiene la Culpa: En memoria de Ian Curtis

Es fácil decir que Joy Division son sumamente importantes y que Ian Curtis dejó una notable huella en todo lo que eventualmente hizo que el post-punk tuviera el respeto que va adquiriendo generación tras generación. Todo eso es muy sencillo, referirse al Unknown Pleasures como una obra maestra está bien. Sin embargo, también tiene sentido que no todas las personas logren entender el por qué Joy Division tiene ese valor considerando que nada más sacaron dos álbumes en forma.

Pero en ese sólo detalle es donde se comienza a desnudar la fascinación de la banda. Con sólo dos álbumes marcaron una pauta importante en lo que se desarrollaría en los próximos meses de su existencia con la concepción de bandas como Bauhaus, Dead Can Dance, The Sisters Of Mercy y el simple hecho de haber estado recorriendo la vena DIY del lado oscuro de la música electrónica con The Human League y Cabaret Voltaire. Tal vez muchos de ellos iniciaron al mismo tiempo que Joy Division, pero el ver cómo lograron influir en ellas después de haber publicado Unknown Pleasures y Closer, nos habla de un indescifrable poder que la banda fue diseñando bajo sus propios términos y la gélida presencia escénica de Ian Curtis.

Ambos discos pueden considerarse como algo universal, ya que así como fueron influyendo en los terrenos goth del post-punk, el new wave y mutaciones sonoras de las que se fueron alimentando bandas como Interpol y Franz Ferdinand la década pasada para ejercer su legado, también tienen un lugar muy importante dentro de la cultura pop por el diseño de las portadas de sus discos, la elegancia y la monocromática esencia que sin problemas haría que Joy Division fuera toda una película de culto.

Su historia fue corta pero fuerte, legendaria, algo que todo aquel que pudo vivirla en carne propia nos podría contar una anécdota escalofriante y conmovedora sobre aquel 18 de mayo de 1980; día en el que Ian Curtis decidió quitarse la vida. No todas las muertes suelen tener un impacto tan impresionante como la de él e incluso, es una de esas pérdidas que musicalmente solo se pueden comparar con las de Kurt Cobain y John Lennon. Ya saben, el inevitable vínculo emocional que se desarrolla con ellos.

Su muerte llegó poco antes de que la banda lanzará Closer a través de Factory Records y semanas después de haber filmado con sus compañeros el clásico vídeo de “Love Will Tear Us Apart”. Por esa razón la canción no se puede considerar como un simple clásico, va más allá, representa un momento que dejó huella en su propia existencia y siempre servirá de ‘pretexto’ para recordar a Ian Curtis y el incomparable legado de Joy Division.

Para continuar con esta tradición, los dejamos con esas canciones que entre más pasan los años, se siguen imponiendo en la historia y en las nuevas generaciones que predican su palabra. Y recuerden, el amor siempre tiene la culpa.

10. Heart And Soul

9. Shadowplay

8. Interzone

7. A Means To An End

6. Ice Age

5. She’s Lose Control

4. Disorder

3. Transmission

2. Love Will Tear Us Apart

1. Atmosphere

Comentarios

comentarios

TE RECOMENDAMOS