Música desde el cuarto: ¿Por qué el “Bedroom” es un género? – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Por Erich E. Mendoza / @elvatodeplop

Probablemente aquello de taggear a un género acompañado de la palabra “Bedroom”, sea una de las cosas más subjetivas en el mundo de la música contemporánea. Está bien (supongo), lo entiendo y no juzgo a nadie quien decida criticar o atacar dicho acto pues de nuevo, ¿qué tiene que ver la palabra bedroom al lado del rock, el pop o el R&B, cierto?

Pues aunque el género bedroom —como su naturaleza lo describe— se refiera a la interpretación de un sonido desde la comodidad de una habitación, el concepto abarca muchas más variantes de las que uno se podría imaginar. Vayamos aclarando algo, el que tú estés en este momento sentado en tu cuarto tocando una guitarra, no necesariamente significa que estás desenvolviéndote sobre esta línea, ¿por qué? Porque cualquiera puede pintar, moldear, crear o hasta diseñar dentro de su cuarto, y no necesariamente eso significa que entonces ahora le debamos llamar “bedroom-art” o “ingeniería bedroom-industrial” o qué se yo, ¿me entienden? El tema con el bedroom y su manifestación musical, se refiere a todos esos artistas cuyos proyectos, nacieron, crecieron y hasta la fecha se desarrollan en pequeños estudios improvisados, con algunos programas de audio e instrumentos bastante rudimentarios, creando canciones cuya producción en momentos, asimilara la de un estudio profesional.

Vivir el sueño pero sin la necesidad (o posibilidad) de una consola Neve 88R de 72 canales. O en otros términos, un tema DIY en su máxima expresión.

La magia de figuras como J Fernández, Shy Girls o hasta Cotillon, residen en su preferencia por crear grabaciones en formatos sencillos, cuyos contenidos líricos y de composición sean tan geniales y extensos, que no necesiten de la mano de alguien más para llevarlos al siguiente nivel. Talento puro, bruto y de una u otra manera, bastante auténtico. Esa es la magia de estos artistas y la esencia de este género, el cual como mencionábamos en un princpio, puede mezclarse prácticamente con cualquier género porque finalmente… ¡Eres libre de hacer lo que quieras en tu maldita habitación!

ILoveMakonnen y Yung Jake, fueron personajes cuyas carreras, iniciaron desde los confines de sus cuartos, pues mientras que uno se encontraba en arresto domiciliario, el otro prefería más colocarse a sí mismo como una estrella del internet, que como un MC común. Las razones finalmente pueden ser muchas, pero supongo que lo que trato de explicar con este texto, es que quizás deberíamos ser más abiertos a la idea de que hay personas, haciendo GRANDES cosas con PEQUEÑAS herramientas. Eso lo tenemos que valorar y definitivamente, al menos darle una oportunidad en nuestros audífonos.

A continuación les comparto a algunos de mis compositores favoritos dentro de este género. Incluso, me tomaré la libertad de presentarles a dos mexicanos que lo han hecho bastante bien, y que a pesar de no considerarse a sí mismos como parte de esta línea, definitivamente dan vida a un concepto bastante innovador de producción, que gusta de mezclar bastantes influencias de géneros como el R&B, dreampop y otros tantos más.

J Fernández

Este compositor originario de Chicago, ha logrado destacar dentro del escenario independiente norteamericano gracias a la genialidad de sus líricas, y la manera en que separó todo el concepto de bedroom/rock o pop, de los matices lo-fi que usualmente estamos acostumbrados a escuchar. Dedicando largas horas a verdaderamente arreglar sus canciones, lo de este artista suena por demás profesional, aunque todo haya sido gestado entre las cuatro paredes de su habitación.

Cotillon

Jordan Corso es la mente detrás de Cotillon, un proyecto que habita en la nebulosa de Burger Records, y cuyo trabajo sonoro, juega con los matices de baja resolución que dicha disquera pareciera disfrutar en exceso, así como con arreglos pop muy profesionales. Supongo que lo que más me llama la atención de este singular personaje, es como ha demostrado que el dreampop no sólo se trata de secuencias, efectos en todos los instrumentos y un beat medio pegajoso; su rango de voz demuestra auténtico talento para la música y la manera en que concibe sus canciones es increíblemente exquisita.


Shy Girls

El R&B siempre me ha parecido un género que no tiene términos medios. O lo puedes hacer o no. No se trata de si te apasiona hacerlo o si tienes todas las ganas del mundo, se trata de si realmente tienes la capacidad de desarrollar una voz que pueda tocar todos los puntos necesarios en este delicioso sonido. En el caso de este genial músico de Portland, la intención en cuanto a producción no es precisamente “complicada”, sino simplemente estilizar ritmos sobre los que él pueda explotar su voz, y darle un toque muy alternativo a este género.

Forecast In Rome

Norbert Duke decidió llamar a su proyecto Forecast In Rome, después de interpretar mal la letra de una canción que estaba escuchando. Una vez que logró decidirse por el nombre, lo que siguió fue una constante exploración entre varios sonidos, ritmos y arreglos, que pese a ser realizados todos de una manera muy rudimentaria, logran embonar a la perfección cuando éste se para en el escenario. Al igual que Shy Girls, lo suyo se desenvuelve sobre las texturas del nu-R&B pero más apegado a lo que Teen Flirt nos mostró con “Empire”. Ritmos downtempo, coros muy atinados y una sencillez que le da un toque especial a este proyecto.

Volga Beach

Los inicio de este joven productor mexicano fueron en diferentes raves de la ciudad de Cancún cuando él todavía era un menor de edad. Más adelante al comenzar a sumergirse en todo el ámbito de producción electrónica, el sello Electrique Music notó su talento a través de las canciones que subía a Soundcloud (y realmente nadie escuchaba), para abrirle las puertas de diferentes clubs en el D.F, así como festivales DIY en Torreón y otros estados. Sus influencias son claras, aquello del vaporwave le llegó bastante duro aunque su sonido, dista muchísimo de estos elementos. Volga Beach se acerca más a las influencias del movimiento que hubo en Holanda hace unos dos años que cualquier otra cosa, y definitivamente su música juega con diversos ritmos muy interesantes.

Yuko Yuko

Probablemente uno de los músicos más versátiles en esta lista, quien además de encargase de todo el proceso de componer, producir, grabar y lanzar un track, también gusta de hacer sus propios videos para constantemente, estarle ofreciendo nuevo material a su público. Uno de los nombres más importantes en el escenario under a mediados del 2013, quien a través de un concepto bastante sencillo —pero no menos genial— nos enamoró con sus tendencias al slacker rock, las grabaciones lo-fi y su agradable humor pues, en conjunto con el mexicano Volga Beach, incluso llegó a grabar un track llamado “Holland vs Mexico” con motivo del mundial.

Comentarios

comentarios