Saltear al contenido principal

NOTICIA

Entrevista con M. Night Shyamalan

mnight

Por Erich E. Mendoza / @elvatodeplop

Es imprescindible tener presente que cuando hablamos de M. Night Shyamalan, debemos hacerlo enfocándonos en su verdadero elemento: El suspenso. Esto es importante porque a lo largo de toda su carrera, esta figura del cine hollywoodense se ha inclinado en múltiples ocasiones por dirigir trabajos, que no necesariamente hablan de su habilidad como director. Por eso al sentarnos frente a él y tener como contexto su más reciente largometraje titulado Los Huéspedes, es que todos esos (malos) títulos que probablemente te vengan a la cabeza, fueron puestos de lado para concentrarnos en la misteriosa, terrorífica pero siempre emocionante atmósfera que un director como éste suele crear en sus películas.

M. Night Shyamalan no hace filmes enfocados en una historia, sino en personas que van escribiendo poco a poco a esta misma. Si uno analiza bien sus películas, la mayoría de ellas pretenden una búsqueda personal por los varios elementos que nos componen como personas. Rozando con temáticas emocionales que suelen tener reflexivos procesos creativos, este director confiesa no inclinarse por el clásico método de establecer un punto de partida y un inevitable final, sino de al escribir una historia, ir desarrollando personajes que plasmen experiencias personales, anécdotas reales y gente que a lo largo de su vida le ha influenciado de diferentes maneras. Shyamalan crea un personaje y crece con él mientras va escribiendo su historia, si éste en determinado momento cobra tanta vida que decide hacer algo completamente diferente a lo que él tenía en mente, entonces Manoj se toma la libertad de replantear toda la historia, y dar vida a un nuevo camino.

«El rey del plot twist» nos pareció más un»El rey del humor negro». Durante nuestra charla, el director de El sexto sentido, La dama en el agua, Señales y Los Huéspedes, disfrutó mucho de expresarnos cómo es que su intención, es la de jugar con la mente de las audiencias al hacerles sentir en un lugar seguro y agradable, para después darles un inevitable golpe de terror justo donde menos lo esperaban. Sin embargo, la realidad es que hoy en día en una sociedad donde ya pocas cosas nos asustan, y constantemente vivimos con un escudo que nos protege (o aparenta protegernos) de todo, el terror debe ser una inyección silenciosa que sin lugar a dudas, debe recurrir a la sorpresa. Así que ¡hey! Quizás ese sea un nuevo título para él… «El rey de la sorpresa».

Los invitamos a leer esta pequeña conversación que tuvimos con él previo a su conferencia en el marco de Tag CDMX. Lejos de ser una persona entregada completamente a su trabajo y concepto, M. Night Shyamalan es un tipo relajado y sencillo, cosa que esperamos poder transmitirles en este texto y que seguramente, habrán notado quienes tuvieron la oportunidad de verle en vivo.

F: Después de ver Señales en el cine, fue difícil encapsular a ésta como una película de «aliens» nada más. La temática entera de dicho largometraje parecía centrarse en la búsqueda del perdón, de la aceptación, y de la difícil tarea de aprender a dejar ciertas cosas, pero al mismo tiempo aceptarse a uno mismo con sus defectos y virtudes. Es algo complicado pensar que Señales y muchas otras de tus películas, únicamente se centran en «una sola temática»… ¿Qué tan cierto o falso es esto? ¿Perdimos el hilo completamente de lo que haces al pensar esto?

M: ¡No, para nada! Todos mis películas son dramas, dramas enamascarados de películas de terror o qué se yo. Puede que sí haya mucho de todo, pero en general son dramas familiares, personales, psicológicos, ¿sabes? Todo gira entorno a cómo nos comunicamos con la gente, nuestras parejas, nuestra familia, y creo que ese elemento está muy latente en todo lo que he presentado ya sea de horror o de comedia. Me gusta mucho plasmar la constante angustia de si hemos o no dicho lo suficiente a nuestros seres queridos, si hemos desperdiciado tiempo en hacerlo o si no lo hemos hecho en lo absoluto. ¡El sexto sentido habla exactamente de eso! ¿Por qué su esposa no lo escucha? ¿Por qué no le hace caso? ¿Por qué finge como si él no estuviera ahí? ¡Wow! Resulta que no lo escucha porque él no está ahí. Esa es la intención de todas las películas, acercarte a un punto personal en el que te confundes y te preguntas «Hey espera… Se suponía que esto era de miedo, ¿por qué me siento tan identificado y emocional?» ¿Sabes?

F: Creo que muchas de tus películas tienen todo eso, pero al mismo tiempo lo ocultan. En La Aldea parecía que había demonios o fantasmas, en Señales parecían aliens, pero al final de todas ellas el verdadero miedo al final de este tipo de películas es el miedo auténtico a perder a alguien que amas. ¿Cómo es que decides incluir este elemento tan sentimental en tu trabajo?

M: Creo que en general las emociones suaves tienen que ser un extra en todas las películas, ¿entiendes a lo que voy? Sí, el título y el marketing de la misma te habla de un ser fuera de este mundo o de una situación paranormal, pero ¿qué se esconde detrás de dicho argumento? ¿Qué hay detrás de todo esto? Pues bueno, una historia compleja que de contexto a todo lo que está sucediendo, ¿de acuerdo? Y para lograr eso necesitamos que no un guionista, no un creativo, no un director escriba la historia, sino que el personaje en sí lo haga, que el personaje tome el liderazgo por muy irreal que sea, y que éste plantee su propio argumento para compartirlo de una manera mucho más real.

F: Prácticamente «crecer» con el personaje.

M: ¡Exacto! Uno lo crea, éste nace, pero él mismo se desarrolla. La verdad es que aquí, hay muchos personajes que están inspirados en personas reales, por lo que incluso sus acciones en la vida real, parecieran tomar el liderazgo. Entonces, al momento en que dicho elemento comienza a cobrar a vida, la historia se va moldeando a lo que va surgiendo. Nunca me he considerado un director que crea un punto de partida y un inevitable final, para luego desarrollar algo entre esas dos marcas, no, ¡al contrario! Me gusta ir escribiendo, experimentando y ver cómo surge todo, eso es muy mío, muy «Shyamalan», y creo que me hace sentir único en muchos aspectos. Creo que si lo analizas, al final los personajes pasan por pruebas tan complejas y duras, que al final les ayudan a descubrirse a sí mismos, por lo que sí, ese «algo sentimental» que existe, necesita estar presente para que el mismo evolucione.

F: Pero al mismo tiempo, existe algo así como un humor negro muy exacerbado en tus películas, ¿sabes? Algo que te hace sentir en confianza para después asustarte de repente. Entre todos los aliens, fantasmas, sentimentalismos, suspenso y terror, ¿cómo encuentras el tiempo de incluir esto? 

M: [Risas] ¿Cómo no encontrarlo? Imagina que llego a una sala y hay mucha gente sentada. Están serios y esperan por que yo hable y les dicte cómo va a ser el encuentro que estamos por tener. Es como ahorita, si no te hubiera dado la mano o hubiera sido serio, probablemente tú estarías más serio, ¿de acuerdo? Imagínalo así en una sala de cine. Entonces llego, me siento, y lo primero que hago para romper el hielo es un chiste, ¿no? Entonces todos ríen, se relajan, la pasamos bien y ¡BAM!, sucede algo inesperado. ¿Entiendes adónde voy? El humor es negro no por los chistes que se plantean, sino por la manera en que se plantean. Crees que todo está bien, que no pasada nada y sucede algo inesperado de repente. Creo que hoy en día la gente ha visto demasiadas cosas y muy poco los puede asustar o sorprender, entonces el suspenso es el único recurso que nos queda. Tenemos que hacerlos sentir que no pasa nada, para atacarlos por la retaguardia y simplemente sacarlos de esa zona de paz. Es un jugueteo constante que además, se acompaña de un inesperado plot twist que termina por cerrar el círculo completo.

F: El punto de todo esto es engañarlos.

M: ¡Exacto! No hay más, no podría ser diferente ¿sabes? Creo que eso es muy cierto y honestamente, desde mi punto de vista, me costaría mucho desarrollarlo de otro modo.

Noticias relacionadas

Perfume Genius: El estado más puro y honesto de la reinvención artística

Por lo regular cuando un artista pasa por un estado de reinvención solo se aborda…

NRMAL: El festival con más corazón

En la última década nos encontramos con una notable cantidad de iniciativas que se encargaron de hacer posible la visita de bandas que de otra manera no habrían podido venir por pertenecer a un circuito de nicho como el Festival Aural

Disorder Fest: Un domingo de synth-pop, industrial y oscuridad

¿Son de los que se quejan constantemente sobre los festivales que anuncian las mismas bandas de siempre? Quizá están enfocando su atención y energía en los lugares equivocados, ya que hay iniciativas que se están poniendo en marcha para

Festival Adverso: Lo mejor que le ha pasado a Guadalajara en mucho tiempo

Guadalajara es una región que no se ha caracterizado por tener una audiencia tan comprometida en cuanto a los conciertos que se han programado en sus tierras, ya

Noche de Battles en el Foro Indie Rocks

Battles no es una banda realmente desconocida en nuestro país, ya que en varias ocasiones han aprovechando para presentarse en la Ciudad de México con cada una de sus alineaciones, por lo que

VNV Nation: Una dualidad de emociones y energía

Por Steff Torres / @stefftorress Cuando las luces se apagan es momento de bailar una…

Volver arriba