Saltear al contenido principal

NOTICIA

Reseña: ‘Currents’ de Tame Impala

Tame-Impala-CurrentsCurrents
Tame Impala
Interscope
88%

Por Ernesto Olvera / @Ernestime

Lo primero que les puede venir a la mente al momento de escuchar Currents, es que nada en el álbum es igual a lo que Tame Impala estuvo haciendo en Innerspeaker y Lonerism. Está bien si se sienten un poco incómodos o confundidos, pero al final esa es la intención de todo este universo que se fue construyendo a base de emociones honestas y sensaciones que todo ser humano tiene que experimentar en su vida, principalmente cuando se trata de una relación que después de un tiempo prolongado, llega a su inevitable final.

Pero incomodarse o confundirse no es el punto de Currents, más bien, es una ventana que deja expuesta la realidad en la que estamos parados en nuestra cotidianidad sin siquiera darnos cuenta por la velocidad con la que transcurre nuestra vida. Kevin Parker se detuvo un poco y comenzó a pulir esos pequeños momentos de su vida que al final terminan teniendo un mayor impacto en él a nivel personal. Esas cosas son un intrigante motor que te empuja a experimentar cosas nuevas para fortalecer tu propio crecimiento. Es como ir a la escuela y aprender algo nuevo que, aunque en ese momento piensas que no te servirá de nada, eventualmente todo lo vivido en años pasados comienza a cobrar sentido cuando te enfrentas a cosas que solo pueden ser resueltas con una simple fórmula.

Si, Currents no tiene los riffs de guitarra de sus previos lanzamientos y no existe un «Elephant» con la que puedan escuchar a Kevin Parker decir ‘este es el momento donde pueden volverse locos’. Y no hace falta, el álbum está repleto de cambios que se ajustan directamente a la transición de emociones por las que fue pasando Kevin en los últimos dos años. Currents es una composición personal que cada uno de nosotros puede ajustar a su propias experiencias o los momentos sentimentales por los que se está pasando, más allá de solo enfocarnos en los elementos instrumentales que van dándole forma a la estructura de canciones como «Let It Happen».

Se tiene que ponerle mucha atención a lo que está al centro y muy por encima en cada canción para atestiguar su belleza: las letras. Puede que existan momentos en donde su filosofía llegue a niveles absurdos, pero todo eso es parte de la vida. El álbum no abarca terrenos ficticios y situaciones que son difíciles de imaginar, ya que desde el titulo de las canciones podemos presenciar el mensaje que están tratando de dar con este álbum, sólo vean «Yes I’m Changing», «Past Life» y «Cause I’m a Man».

Currents es ese instante en donde debemos de aprender a dejar ir, a no aferrarnos y pasar por un proceso de purificación con el que aprendamos de los errores cometidos para evolucionar y comprender que la vida sigue, no hay nada por lo cual tengamos que martirizarnos ya que al final, la presión que se genera en el pecho sirve para probar cosas nuevas con las que te des cuenta de lo que realmente te hace sentir bien, comenzando por uno mismo. Puede que eso suene demasiado positivo y hasta cierto punto puede parecer irónico si nos ponemos a pensar que las canciones no fueron concebidas con el mejor estado anímico del mundo, pero esa es la intención real de esta producción y para transmitirla, obviamente se necesitaba contar con una instrumentación fina, elegante y sin esa distorsión que en determinado momento puede hacer que se pierda la idea original.

Las armonías que se desprenden de los sintetizadores son una maravilla por los tonos luminosos que en ningún momento suben su volumen. Al contrario, se mantienen flotando sobre una línea sumamente delicada que acompaña la dulce batería de «Eventually» y el contoneo que existe en la sección rítmica de «The Moment». Eso, de la mano con la excelente tonalidad vocal de Kevin, da como resultado un ensamble sonoro que así como puede ser todo un monumento de gloria, también puede convertirse en un recorrido de ensueño con canciones como «The Less I Know The Better».

Currents representa una sanación personal para Kevin Parker y para terminar con su narrativa emocional, termina diciendo que aún con los cambios internos y la fortaleza de su mente, siempre cometerá los errores de siempre. Perder, crecer, aprender y volverla a cagar, ese es el ciclo natural de la humanidad y es algo que Tame Impala pudo retratar a la perfección con este álbum.

*Escúchenlo en este enlace si les aparece como no disponible acá abajo

Noticias relacionadas

Perfume Genius: El estado más puro y honesto de la reinvención artística

Por lo regular cuando un artista pasa por un estado de reinvención solo se aborda…

NRMAL: El festival con más corazón

En la última década nos encontramos con una notable cantidad de iniciativas que se encargaron de hacer posible la visita de bandas que de otra manera no habrían podido venir por pertenecer a un circuito de nicho como el Festival Aural

Disorder Fest: Un domingo de synth-pop, industrial y oscuridad

¿Son de los que se quejan constantemente sobre los festivales que anuncian las mismas bandas de siempre? Quizá están enfocando su atención y energía en los lugares equivocados, ya que hay iniciativas que se están poniendo en marcha para

Festival Adverso: Lo mejor que le ha pasado a Guadalajara en mucho tiempo

Guadalajara es una región que no se ha caracterizado por tener una audiencia tan comprometida en cuanto a los conciertos que se han programado en sus tierras, ya

Noche de Battles en el Foro Indie Rocks

Battles no es una banda realmente desconocida en nuestro país, ya que en varias ocasiones han aprovechando para presentarse en la Ciudad de México con cada una de sus alineaciones, por lo que

VNV Nation: Una dualidad de emociones y energía

Por Steff Torres / @stefftorress Cuando las luces se apagan es momento de bailar una…

Volver arriba