De conciertos y fotos con Gus – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Por Gus Morainslie

Timbiriche a Maiden

Mi primer concierto fue Timbiriche en el extinto Toreo; la verdad no me da pena admitirlo, tenía cuatro años y los integrantes todavía eran niños que usaban trajes como del espacio, compartían escena con una especie de dinosaurio llamado “Cocorito” y no estaban maleados —creo.

Años después mi familia me descubrió bailando sólo y con entusiasmo “Hello I love you” de un vinil de los Doors, pero más allá de ese momento no tengo muchos recuerdos musicales dignos de compartir; a mis papás les gustaba la música pero no les enloquecía la música en vivo, así que no fui de esos a los que llevaron a ver a Michael Jackson o Elton John a temprana edad.

E9XjzSEJIChLC3wUdicxwI9-fVH8TgmrAStnbi29hL0

Después de años de desgracia musical en Walkman protagonizada por Vanilla Ice, MC Hammer , SNAP y hasta Caló llegó afortunadamente la secundaria y con ella Guns N’ Roses, Metallica, Nirvana, Bon Jovi, Queensrÿche; y el bendito día en que me pasaron el cassette de “Fear of the Dark” de Iron Maiden; 10 segundos del primer track “Be quick or be dead” bastaron para atraparme de por vida.

UK5Vek1-zH9yQ3ErRNJFJiNCmRySiWSbcV-hDc_i9Cg

Meses después se anunciaban los shows de la gira del “Black Album” de Metallica en el Palacio de Los Deportes. Tras dos horas de llamadas a Ticketmaster y con la condición de ser acompañado por mi primo mayor, mis papás accedían el permiso y presupuesto para mi primer concierto de música verdadera. No hace falta mencionar que la experiencia me cambió; dar el salto de Timbiriche a Metallica no es cualquier cosa y desde ahí la música en vivo se convirtió en una de mis mayores aficiones.

Los moshpits en Pantera y Anthrax lo reafirmaron, y viajar a San Antonio para mi primer concierto “hasta adelante”, agarrado de la barrera a más de 40 grados centígrados durante 8 horas para presenciar el regreso de Bruce Dickinson a Iron Maiden, valió totalmente los moretones y fiebre posterior.

Tratando de sacar una buena foto

Diez años después, el amor por los conciertos seguía latente, siendo la única diferencia el contar con varios años de experiencia profesional como fotógrafo. Capturar imágenes —de viajes principalmente — era una de mis grandes pasiones pero jamás había tenido la oportunidad de mezclar la foto y la música; así que en varios shows hice mi mejor esfuerzo para llegar hasta adelante y obtener una buena fotografía con una pequeña cámara “point and shoot” o incluso con el celular.

Msrc1CbyyVIy6elTa70wfFCX503esNHJXhae8OIGrn0

Los resultados no eran los mejores obviamente, pero por fortuna pasé unos meses en Toronto. La gran escena musical y la suerte de que mi mejor amigo trabajara en una promotora y me invitara a muchos shows me ayudaron a conseguir mis primeras fotos; a veces en pequeños bares donde dejaban meter la cámara profesional y muchas otras repitiendo la fórmula a empujones con la camarita automática. No fueron las condiciones óptimas, pero conseguí algunas buenas imágenes de bandas importantes y sobre todo me di cuenta que combinar dos de mis grandes pasiones me hacía muy feliz.

igg

De regreso en México y con mayor determinación a incursionar en la foto de conciertos logré acreditarme a través de la universidad donde trabajaba para cubrir el Norte Rock Fest en el Estado de México. Por primera vez supe lo que era un pit de fotos y pude trabajar como se debe. Las imágenes del festival me abrieron puertas en una pequeña página web para cubrir algunos eventos de Terra Live y poco a poco pude construir un portafolio más sólido.

Q6YVeH_3Yi8TAzXDA9m8OYT8nYtLoyDbUjnVsLeELTk

Download Festival y FILTER México

El 2013 será por siempre el año que recuerde por cumplir mis sueños respecto a conciertos y fotografía.

Tras una fiesta en la cual el tema de conversación fue festivales musicales, al volver a casa usé todos mis ahorros impulsivamente para viajar con mi entonces novia a Donington, Inglaterra al Download Festival encabezado por Slipknot, Iron Maiden y Rammstein. No me arrepiento, ver a mi banda favorita en su país natal y asistir a un festival de metal en Europa cumplía un sueño que se remontaba al disco Live at Donington que compré a los 13 años.

slipk

Meses después me enteré que FILTER México buscaba fotógrafo(a); armado de mi portafolio mezcla de México y Toronto; de cámaras profesionales y automáticas, de la cobertura de vídeo y ambiente que acababa de hacer con una GoPro del Download y sobre todo de muchas ganas, me presenté para mostrar mi trabajo. Pasé un fin de semana sin poder dormir ante la expectativa, pero al final recibí el mejor regalo de cumpleaños: el mail que iniciaba con: “¡Bienvenido a FILTER!”.

CTNuqYv-yErak38NknH_6YpyClQAXEyQaGQool3n0f8

Casi dos años después de iniciada esta aventura, sólo puedo decir que ha sido un gran viaje y ha valido cada segundo en el pit, cada disparo y todo el cansancio después de concluir la cobertura de un festival. La adrenalina que se siente durante las fugaces tres canciones para inmortalizar y transmitir la esencia de un concierto es algo que se compara a pocas cosas. Poder disfrutar la energía de músicos y fans de tantos y tan diversos actos musicales es una experiencia inigualable.

arcaddd

Aprovecho el lanzamiento del nuevo sitio de FILTER para agradecer y compartir los grandes momentos que he vivido: más de 200 bandas y 10 festivales; la oportunidad de conocer en persona a muchos artistas y bandas que admiro en persona; el instante inolvidable en que Win Butler de Arcade Fire tomó una foto de la audiencia del Vive Latino con mi cámara; experiencias enriquecedoras como viajar al Austin City Limits y al Knotfest California; hacer fotos de leyendas como Robert Plant, Pearl Jam, Slipknot, Apocalyptica, Anthrax, Aerosmith, Incubus, Interpol, Tool y un largo etcétera; y, sobre todo poder compartir todas esas imágenes y palabras con los lectores de FILTER México, a quienes les pido no olvidar lo siguiente:

Good Music Will Prevail.

www.gustavomorainslie.com

instagram: @gusmorainslie

inn

Comentarios

comentarios