Saltear al contenido principal

RESEÑA

Marks To Prove It
The Maccabees
Fiction
88%

Por José Carlos Martinez

Con casi una década de vida, The Maccabees irrumpieron en la escena del Reino Unido con “Latchmere”, una arrolladora oda de brit pop repleta de los encantos del suroeste de Londres. Durante sus nueve años de carrera musical, el quinteto siempre se ha inspirado en su ciudad natal con el propósito de crear algo que describa su belleza, y desde entonces, nos han regalado producciones que pecan de exquisitas.

Orlando Weeks, vocalista de la banda, con el paso del tiempo ha logrado perfeccionar cada día más el sonido de The Maccabees. Ahora para su cuarta producción titulada Marks To Prove It, los londinenses pusieron como prioridad los riffs de guitarra a diferencia de los pasos acelerados con los que se solían desarrollar sus canciones anteriores. Afortunadamente, desde sus inicios, la banda ha logrado descubrir la alegría de jugar y escribir juntos las ideas que cada uno piensa por separado, lo que ha provocado que esta nueva producción sea otra excelente adición a su sólida discografía.

“Spit It Out”, es el claro ejemplo de la confrontación que la banda vive hacia un nuevo proceso de producción, en donde todo se resuelve con la unión del piano y la guitarra, mostrando el lado más apasionado de Weeks en la voz. “River Song”, está  iluminada por un patrón extraño que parece asomarse  entre los arreglos instrumentales y un gemido vocal que hace de este tema sea uno de los más trascendentales del álbum. Marks To Prove It es un disco hecho a mano con el sello de Orlando. Es refrescante escuchar lo que son capaces de crear cuando no tienen miedo de ser un poco crudos, tal vez sea porque al fin han encontrado la base de todo o simplemente su energía es más contundente comparándola con la de sus demás producciones.

“Slow Sun” se asoma como rayo de luz desde el horizonte con voces de rocío, mostrándonos que el amor es verdadero y repitiéndolo una y otra vez como un deseo profundo que hacemos nuestro de principio a fin. La especulación crea interés, y sin duda es una medida que The Maccabees no dudó en utilizar para que su álbum tuviera éxito. Cuando el sol finalmente se eleva de nuevo aparece “Dawn Chorus”, con trompetas estridentes que repican las notas finales de Marks To Prove It, que aunque no parezca un álbum perfectamente elaborado, si muestra el lado más humano de los británicos.

The Maccabbes ha aprendido paradójicamente a lo largo de los años más sobre sí mismos, lo que son capaces de lograr como banda y a dónde pueden llegar con todo eso. No ha sido un camino fácil, pero han establecido un estilo único y en esta producción un producto que se muestra como una puesta de sol negra y azul, creando un registro de intimidad arenosa en donde los momentos de belleza nos muestran el lado más profundo de la banda.

Relacionadas

7.5

Deadbeat

Prismatic Shapes

70%

Nymbvs

Nymbvs

90%

PROTO

Holly Herndon

80%

Iridescence

Brockhampton

90%

Kids See Ghosts

Kids See Ghosts

Volver arriba