Director’s Cut: Explorando el arte de Jacqueline Castel en sus vídeos musicales – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Por Ernesto Olvera / @Ernestime

El estar pendientes de la televisión para cachar el vídeo de una de sus bandas favoritas ya pasó a mejor vida. A veces da la impresión de que sin contar con el impulso de MTV u otras cadenas de televisión, ya no tiene tanto sentido que las personas sigan haciendo vídeos musicales. Sin embargo, con las nuevas tecnologías las cosas han ido dándole una patada en la entrepierna a todas esas cadenas que supuestamente se preocupan por difundir música nueva a través de proyectos visuales que, además de presentarnos a las bandas, nos pone en contacto directo con mundos y escenarios que tal vez nunca nos pudimos haber imaginado.

Pero para no tocar de nuevo el tema de los vídeos interactivos y de las formas en las que han evolucionado en años recientes, es momento de comenzar a hablarles de esos directores jóvenes que a espaldas de todos están pintando sus propias historias con estructuras arriesgadas que toman como punto de partida a sus antecesores.

Este es el caso de Jacqueline Castel, una cinéfila neoyorquina que desde su natal Brooklyn ha ido refugiándose en un crudo universo repleto de alucinaciones, el trance de la paranoia y las formas surreales con las que se puede provocar un poco de miedo a través de la tensión que provoca la incertidumbre de ver un túnel completamente oscuro.

Su trabajo ha ido brillando un poco más dentro de los vídeos musicales que ha dirigido con su compañía Future Primitive Films, la cual fue concebida a finales de la década pasada para comenzar a trabajar con las bandas de sus camaradas más cercanos como Mike Sniper, el fundador de Captured Tracks, quien justamente en ese momento se encontraba rascándole duro a las grabaciones de Blank Dogs. Por esa razón, su canción “Setting Fire To Our House” fue la elegida para estrenar a Jacqueline Castel dentro de la cinematografía musical.

 

Los tonos monocromáticos del vídeo de Blank Dogs los ha ido explotando a lo largo de los vídeos en los que mete mano de forma discreta como el de “Insides” de The Soft Moon, sin mencionar las tomas panorámicas con las que formó ectoplasmas faciales en “Killing Time” de Moon Duo. Puede que en sus primeros trabajos lo que menos le interesaba era el crear una historia, pero al final eso es lo que hizo que su propia interpretación del misterio fuera cobrando un significado sumamente especial en Nueva York.

Una de las cosas que siempre ha caracterizado su estilo, es la manera en la que trae a nuestra era la nostalgia que vive en el cine italiano de terror o los thrillers de los 70 en los que por lo regular abundaba una sofocante incertidumbre en casas abandonadas. Por esa razón, tiene sentido que con Gary War haya recurrido a una estética visual con la que más allá de pulir la nostalgia de los VHS, también tomara el esoterismo para complementar el gorgoreante sonido de la banda.

 

Pero ese fue tan solo el inicio de uno de sus proyectos más ambiciosos hasta la fecha: el crear cortometrajes completos en los que nos muestre la pasión que tiene para capturar con su cámara todo lo que se pueda mover en la oscuridad. No por algo en varias ocasiones ha mencionado que le gustaría armar un culto con algunas de sus amigas como Chelsea Wolfe. Pero antes de animarse a hacer todo eso, nos mostró su capacidad para escribir pequeñas historias de romance, violencia y terror con la finura de Jozef Van Wissem y Jim Jarmusch, así como con Pop 1280, a quienes de hecho les hizo un vídeo que le hace homenaje al serial de Jim Thompson.

 

Esos dos vídeos contribuyeron bastante en un cortometraje que hizo con el titulo de Twelve Dark Noons, el cual es un poco complicado de conseguir debido a que solamente fue presentado en algunos festivales como SXSW, y desde entonces pueden encontrar unas copias disponibles en DVD a través de Sacred Bones Records. El proyecto inicialmente fue lanzado a través de una campaña en Kickstarter en la cual mencionaba que era un film sobre el apocalipsis que se dividía en 12 capítulos.

Lo mejor de Twelve Dark Noons, es que sirvió para que trabajara muy de cerca con Naked On The Vague en la banda sonora, misma que fue publicada como un EP de 12″.

 

Si le prestan atención a los vídeos que les hemos dejado, se podrán dar cuenta de que solamente ha estado trabajando muy de cerca con el rooster de Sacred Bones, cosa que es totalmente comprensible por la estética y el perturbado espíritu que tienen en su interior. Pero con ninguna de las bandas previamente mencionadas ha desarrollado un vinculo tan especial como con Zola Jesus. Desde que Nika Roza Danilova ingresó a las filas del sello, Jacqueline Castel se puso a trabajar con ella en los trabajos visuales de The Spoils y Stridulum II, entre los cuales se encuentran “Clay Bodies”, “Night”, “Sea Talk” y, después de haber descansado un rato, volvió a trabajar con ella en “Vessel”, “Seekir” y “Nail”.

 

En estos momentos esta misteriosa neoyorquina anda un tanto desaparecida del ámbito de los vídeos, ya que se encuentra en la producción de lo que será su primer película, de la cual hasta el momento solamente se sabe que estará arribando a finales del próximo año. Pero para que se queden más enganchados de su maestría visual, los dejamos con dos de los cortos que lanzó en el último año.

El primero de ellos es ni más ni menos que el DVD que acompaña la edición especial del Bestial Burden de Pharmakon, el cual no fue filmado en su totalidad por ella, pero la catártica introducción con la que nos recibe si fue manipulada por su cerebro.

 

Señoras y señores, ella es Jacqueline Castel; un ser de corazón oscuro que tuvo las pelotas de meterse al show de aniversario de Posh Isolation éste mismo año, en el cual se estuvieron presentando Iceage, Sexdrome, Lust For Youth, Puce Mary, Lower y Croatian Amor. Todo lo ocurrido, fue documentado por ella misma y lo pueden atestiguar a continuación:

Comentarios

comentarios