Reseña: ‘f (x)’ de Carter Tutti Void – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

f (x)
Carter Tutti Void
Industrial Records
75%

Por Ernesto Olvera / @Ernestime

La idea de ver a dos maestros experimentando con sonidos industriales en compañía de uno de sus alumnos, es algo que siempre será sumamente atractivo. En el caso de Carter Tutti Void esa palabra pasa a segundo término, ya que la coalición que ha creado Cosey Fanni Tutti y Chris Carter con Nik Void de Factory Floor, es una de las cosas más arriesgadas y vibrantes que han aparecido en lo que va de la década. Y tiene sentido, el trío explora los terrenos abstractos de la música electrónica para ejercer el poderío y la maestría que tienen en estos terrenos, comenzando por las dos partes que en su momento fueron parte fundamental en la concepción de Throbbing Gristle.

Pero antes de clavarnos tanto en f (x), es muy importante mencionar que éste proyecto no estaba contemplado para ser una banda como tal o un ejercicio que nos estuviera entregándonos álbumes en determinados periodos de tiempo, más bien Carter Tutti Void fue el resultado de una sesión de improvisación que tuvieron los tres, misma que fue llevada a un escenario en el Reino Unido para ser grabada en directo. De ahí nació Transverse, un álbum compuesto por ejercicios sonoros que únicamente vienen a exponer de forma brillante lo complejo que es su pensamiento.

Carter Tutti Void es un siniestro matrimonio que está en constante movimiento. El trío juega con la mente a base de estímulos industriales que se ven fuertemente perturbados por el escalofrío vocal de Cosey Fanni Tutti, sin mencionar ese rasposo acorde eléctrico que desde finales de los 70 estuvo implementando en Throbbing Gristle, así como en lo que fue haciendo tiempo después en Chris & Cosey. f (x) es una producción que a simple vista luce como algo bastante corta, pero una vez que los sonidos metálicos comienzan a chocar con los oídos, todo lo que está a nuestro alrededor entra en un estado de descomposición con el que nuestra mente es sometida en una apocalíptica pesadilla donde vemos como poco a poco la humanidad se va pudriendo en su propia miseria.

El armado de las canciones en f (x) es simplemente perfecto, no hay error alguno en ellas, ya que así como pueden existir momentos en los que abunda una atmósfera desorientada como “f = (2.3)”, también está la ácida base techno de Chris Carter en “f = (2.6)”, la cual sostiene en el aire los quejidos de Cosey para traernos a la mente la demencia del Shaking The Habitual de The Knife. Puede que sea un tanto burdo citar a The Knife al momento de hablar de esta producción, pero a final lo que está haciendo Carter Tutti Void es restregarnos en la cara que todo lo que se está haciendo en el ámbito experimental, es algo que ellos estuvieron haciendo durante más de tres décadas continúas y con ello, el culto que se ha generado alrededor de ellos no es producto de la nostalgia, sino del verdadero respeto que se le debe de tener a mentes como estas.

f (x) tiene espíritu y agallas; obviamente es uno de esos discos que no cualquiera podrá digerir sin entrar en un trance emocional con el que no sepan qué demonios hacer. El asunto aquí es, solamente prepárense para sentir y vivir una experiencia que les cambiará la perspectiva que se tiene de la música electrónica en general. Carter Tutti Void representa la clase y la complejidad industrial de un género que durante años ha vivido en un estigma social que, dentro de nuestro siglo, por lo regular se asocia de inmediato con el EDM.

Comentarios

comentarios