Reseña: ‘Have You In My Wilderness’ de Julia Holter – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Have You In My Wilderness
Julia Holter
Domino Records
95%

Por Ernesto Olvera / @Ernestime

Julia Holter crea historias en sus discos. Las canciones suelen unirse entre sí como lazos que nos presentan capítulos que bien podrían formar parte de una obra de teatro. Eso es algo que siempre ha estado presente en su estilo de composición, independientemente de que en cada uno de sus discos va dando pasos agigantados para aclarar y maximizar la parte instrumental de las mismas.

Have You In My Wilderness es su más reciente álbum y en él además de mostrarnos un lado más intimo y centrado de ella misma, también viene a comprobar que la ambición que tenía de hacer cosas mucho más grandes a raíz de Ekstasis, finalmente se hizo realidad ahora que dejó de trabajar por su propia cuenta para hacer que su sonido tuviera un enfoque mucho más rico (en este disco se juntó con Cole Greif-Neill). No es nada sencillo hablar de un álbum que desde un inicio muestra una personalidad que impone con su belleza. Hay un sentimiento muy fuerte en Have You In My Wilderness, uno con el que Julia Holter hace que todo en su estructura luzca tan sencillo y que desde las primeras armonías de “Feel You” provoque sensaciones que sean capaces de arrancar tanto una sonrisa, como una lagrima.

Las letras son extremadamente personales y abordan el amor desde un punto de vista en el que deja al desnudo su lado más sombrío y natural. Son esos escenarios en los que cada uno de nosotros se puede sentir identificado, principalmente cuando se ha pasado por una ruptura amorosa que te deja con la idea de que nunca volverás a encontrar a alguien más, o simplemente con el deseo de esperar hasta el día en el que se reencontrarán con ese amor que por el momento decidió marcharse.

La voz de Julia Holter es simplemente maravillosa, tiene un enfoque angelical con el que es inevitable no sentirse cautivado cuando deposita en nuestros oídos líneas que muestran una empatía directa con nuestro país como ‘There are so many days of rain in Mexico City, a good reason to go you know I love to run away from the sun‘. Ese es tan solo el segmento inicial de “Feel You”, canción en la cual ella misma nos abrió las puertas de su corazón y de las cosas más preciadas que tiene en su vida para dejar muy en claro que este álbum no contiene nada plastificado. Al contrario, Have You in My Wilderness es un pasaje de emociones puras y honestas que nos hacen cómplices de lo que está pasando en tiempo real dentro de su corazón.

Sus cuerdas vocales están al centro de todo lo que ocurre en las canciones, pero los arreglos instrumentales le dan un mayor plus a cortes como “Silhouette”, cuya base inicial va desarrollándose en un entorno bastante simple y sin complicaciones gracias al tímido sonido de un contrabajo, esto solo para que durante el climax se haga presente un ascendente segmento orquestal que trae de vuelta la ansiedad que solía apoderarse de ella en discos como Tragedy o el mismo Ekstasis. Partiendo de ahí tiene sentido que después nos sumerja en una siniestra y desoladora atmósfera repleta de redención en “How Long?” y “Lucette Stranded On The island”, cortes dominados por tonos monocromáticos que en lugar de traer la estética lo-fi de sus primeras grabaciones, mantienen un sorprendente equilibrio emocional.

Así como tiene momentos en donde todo en nuestro entorno se congela para dejarnos en un encuentro directo con ella, hay canciones donde explora su lado más extrovertido y juguetón como en “Sea Calls Me Home” o en la adictiva sección rítmica de “Everytime Boots”, la cual sin broncas podría prestarse para musicalizar una sesión de tap. Have You In My Wilderness es un álbum que peca de hermoso, es muy difícil encontrarle un defecto cuando es obra de una de las mentes más angelicales, honestas y que realmente está inyectándole una enorme dosis de amor a lo que hace. La manera en la que ha ido creciendo con cada entrega es de admirarse, sobretodo con el notable giro que le dio a su sonido en su esencial Loud City Song, álbum con el que terminó incursionando en las filas de Domino Records.

‘What did I do to make you feel so bad? What did I do that you would make me feel so bad?‘ – Eso es lo que repite constantemente en “Late Night”, una canción que en su introducción comienza a dibujar en nuestra cabeza imágenes de un encuentro entre dos personas que están en busca de una respuesta que alivie el dolor de sus corazones. El dramatismo en el disco es evidente, es natural y demasiado estimulante. Hay momentos en donde es capaz de detener el tiempo para dejarnos completamente inmóviles para imaginarla de rodillas gritando en una calle a la media noche ‘Won’t you please tell me the answer?‘.

Esa pregunta predomina en el momento más alto de “Betsy On The Roof”, una canción que ya había estado tocando desde hace un buen rato en vivo y que justamente aparece en su Live Recordings para NNA Tapes. Sin embargo, en esta versión todo es escalofríante, desde la forma en la que van creciendo los arreglos, hasta el momento en donde se le va cortando la garganta cuando exclama el nombre de Betsy después de ‘i can’t remember the words to say to you‘. La canción es una tormenta que parece no tener final y, una vez que termina con su devastación, no queda de otra más que perdernos en las desorientadas secciones rítmicas de “Vasquez”.

Have You In My Wilderness no solo es el disco que reúne las mejores canciones que ha concebido hasta el momento, sino que es uno de los discos más hermosos que han aparecido en las últimas dos décadas. Es fino, exquisito, seductor e íntimo, es una de esos objetos preciados que pueden adherirse a su ser de forma instantánea. Julia Holter realmente es algo especial y todo el mundo necesita tenerla en su vida, ya que ella no está cantando a través de un micrófono, no, lo está haciendo desde lo más profundo de su corazón.

Comentarios

comentarios