Las mejores 20 canciones de Siouxsie & The Banshees – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

La historia de Siouxsie & The Banshees podrá parecer bastante simple, pero la realidad es que en su interior existe una notable complejidad que abarca desde los demos y las colecciones que han sido publicadas desde su separación, hasta los nombres que llegaron a figurar dentro de su alineación como el caso de Robert Smith o Sid Vicious, quien se ofreció a tocar la batería durante el primer show que dio Siouxsie y Steven Severin en el 100 Club Punk Festival de 1976, el cual fue organizado ni más ni menos que por el manager de los Sex Pistols, Malcom MacLaren.

Tal vez nunca tendremos una reunión de Siouxsie & The Banshees, pero siempre habrá algo que los sacará al tema, principalmente por las nuevas generaciones que los han tomado como punto de partida para crear sus propias expresiones de arte o bien, que se están preocupando por mantener vivo el espíritu natural del post-punk que comenzó a diseñarse desde finales de los 70. La banda fue parte fundamental dentro de la concepción del género, ya que en 1978 fue cuando lanzaron su álbum debut con el nombre de The Scream, y a partir de ahí se desató un torbellino de 9 álbumes de estudio y una notable cantidad de compilados con los que se fueron reinventando una y otra vez.

Esa reinvención tiene muchas razones de ser, ya que más allá de sus cambios de alineación, Siouxsie comenzó a expandir sus horizontes con proyectos como The Creatures, cosa que de ley terminó teniendo un impacto directo en lo que comenzó a hacer con The Banshees a partir de A Kiss In The Dreamhouse de 1982, sin mencionar que en sus últimos dos discos se comenzaron a clavar un poquito en terrenos más dulces.

El nombre de Siouxsie & The Banshees perdurará más allá de la muerte. Su sonido, estilo y presencia es algo que seguimos y seguiremos viendo a diario en un montón de bandas que escuchamos en la actualidad como Savages o hasta los mismos Makthaverskan. Es por eso que nos dimos a la tarea de seleccionar las que, a nuestro parecer, son las 20 mejores canciones de la discografía de la banda. Obviamente sus maravillosos covers a “This Wheel’s On Fire” de Bob Dylan, “The Passenger” de Iggy Pop y “Dear Prudence” de The Beatles quedaron fuera, pero no por eso deben de hacer como si no existieran.

Sin más, échenle un ojo a nuestro listado y compartan con nosotros sus favoritas en @FILTERMexico y /FILTERMexico.

20. Song from the Edge of the World

La canción tiene una historia muy peculiar, ya que fue publicada como sencillo un año después de haber lanzado Tinderbox. Desde entonces ha aparecido en varios compilados y boxsets que reúnen algunas rarezas de la banda que dejan al descubierto su lado más entrañable y adictivo.

19. Paradise Place (Kaleidoscope)

Si nos basamos en las versiones en vivo, puede que “Paradise Place” se encuentre dentro del top 10, ya que la manera en la que sonaba el riff de guitarra era simplemente impresionante, sin mencionar el magistral canto de Siouxsie en el coro. En un panorama general, se merece estar un poquito más abajo.

18. Oh Baby (The Rapture)

Ya entrados en los 90 y en la recta final de su carrera, la banda comenzó a incorporar elementos más accesubles y sonidos que se apegaban un poco al mundo del pop, aunque sin dejar de lado la clásica línea que vinieron siguiendo desde sus inicios. De algún modo podemos decir que esta era su propia versión de lo que ya estaba haciendo Cocteau Twins en ese entonces.

17. The Killing Jar (Peepshow)

Peepshow es uno de los discos más dinámicos de su discografía, ya que en él recorren distintos ambientes que van siendo producto de una misma situación: el romance. De ahí se desprende este clásico de clásicos que naturalmente no podía estar ausente en nuestro conteo.

16. Overground (The Scream)

El magistral arreglo de cuerdas y la batería fortalecieron por completo la voz de Siouxsie. Es como si estuviera levitando sobre su propio eje para ejercer su poderío en las sombras.

15. Candyman (Tinderbox)

Las líneas de bajo lo son todo en esta canción… en serio, lo son TODO.

14. Painted Bird (A Kiss in The Dreamhouse)

En este tiempo Robert Smith estaba al mando de la guitarra, y eso es más que evidente en los chillantes acordes que explotan por completo después del bajeo inicial.

13. Kiss Them For Me (Superstition)

Ok, ok… puede que sea la canción más conocida de su repertorio porque seguro la han escuchado hasta en Universal Estéreo o algo por el estilo, pero se debe de hacer énfasis en la belleza natural de la canción. Es Siouxsie seduciéndonos una vez más con sus movimientos y una voz que justo se encontraba en su mejor forma.

12. Peek-A-Boo (Peepshow)

Este es el ejemplo más claro del dinamismo que tiene el Peepshow. La canción es juguetona, tiene una base simple e incluso es como si la banda hubiera creado el soundtrack de su propio circo; uno con actos siniestros que son derrumbados por sus potentes percusiones.

11. Dazzle (Hyæna)

“Dazzle” es épica, es elegante e impone con toda la atmósfera que se apodera de ella. Es un volcán que en lugar de quemarnos con su lava, termina sumergiéndonos en la sutil humareda que proyecta una y otra vez la belleza de la banda.

10. Hong Kong Garden (The Scream)

Esta canción no necesita de mayor presentación. Fue su primer sencillo y por ende tenían bien marcada la esencia del punk de los 70.

9. Melt! (A Kiss In The Dreamhouse)

De su impulso punk a los himnos goth. “Melt!” es un poema que desde el primer momento terminó convirtiéndose en una de las piezas clave de la banda. La guitarra es sombría y la letra lo es aún más: ‘You are beheaded, handcuffed in lace, blood and sperm’.

8. Fireworks (juju)

“Fireworks” le hace toda la justicia del mundo a su nombre. Es una explosión en el cielo y el final tiene un efecto electrizante que recorre todo el cuerpo.

7. The Last Beat Of My Heart (Peepshow)

Aquí escuchamos a Siouxsie teniendo una intima conversación con nosotros en la que deja al descubierto todo lo que pasa en su interior. Al escucharla es como si todo lo que está a nuestro alrededor no existiera, es como si solamente estuvieramos con ella en una aventura repleta de emociones.

6. Spellbound (juju)

Si algo siempre tuvieron las canciones de Siouxsie & The Banshees, es que tenían la capacidad de hacernos bailar sin importar el momento en el que sonaran. Una muestra de ello es “Spellbound”… solo vean sus movimientos en el vídeo. ♥

5. Cascade (A Kiss In The Dreamhouse)

Love like liquid falling, falling in cascades / Oh love lorn victims, laughing in cascade‘ – Todos somos víctimas del amor, y eso es algo que Siouxsie conocía a la perfección.

4. Happy House (Kaleidoscope)

Una de las cosas que hizo que Siouxsie & The Banshees mantuviera su esencia hasta el final, fue la manera en la que producían sus canciones. No había ruidos de más, nunca quisieron saturar sus canciones con elementos que salían sobrando y mucho menos alargar su tiempo de vida. Siempre fueron directos y con “Happy House” demostraron que hasta con un simple silbido podían quedarse en nuestra mente.

3. Christine (Kaleidoscope)

Otro ejemplo de la clase y el porte que tuvieron en las sombras, es la exquisita acústica de “Christine”. El coro es inmensamente pegajoso y siempre recordáremos a la chica ‘fresa’ de la canción, pero la parte instrumental es lo que hace que sea una de sus mejores creaciones.

2. Arabian Knights (juju)

Además de la voz de Siouxsie, los acordes de Severin fueron un gran distintivo de la banda. Apenas sonaban y de inmediato sabías que se trataba de ellos. Por esa razón “Arabian Knights” tiene un lugar especial en nuestro corazón.

1. Cities In Dust

“Cities In Dust” es trascendental y va más allá de un solo género o de un sólo público. Es una obra maestra; no importa el ángulo en el que estén parados, de igual manera pueden contemplar su magia a la perfección.

Comentarios

comentarios