Saltear al contenido principal

RESEÑA

Thick as Thieves
The Temper Trap
Glassnote Records
75%

Por Isabel Rodríguez

The Temper Trap es la banda australiana que saltó a la fama con su aclamado tema “Sweet Disposition” de 2008. Dicho sencillo alcanzó rápidamente reconocimiento mundial puesto que su bella melodía pareció encajar perfectamente en el soundtrack de diversas series de televisión, películas y hasta videojuegos.  Actualmente, han pasado casi diez años desde la formación de la banda, que ya cuenta con dos discos, un EP y que ahora está de regreso con Thick As Thieves. Un álbum en el que parece ser que Dougy, Toby, Jonny, y el nuevo integrante Joseph, encontraron la receta correcta para crear canciones fáciles de digerir y de disfrutar.

La primera canción que da nombre al álbum ofrece un buen inicio en la producción, puesto que cuenta con una agresividad y una fuerza muy distinta del resto de las canciones. La batería junto con las guitarras dan potencia a la simplicidad de la letra que es interpretada por la característica principal de The Temper Trap, es decir, la voz de Dougy Mandagi. En seguida, “So Much Sky” cuenta con todas las cualidades para convertirse en un éxito que el público podrá corear con euforia en sus próximos conciertos. De hecho, cada que un nuevo tema se reproduce deja la sensación de que podría convertirse en el próximo hit de la banda, claramente es el caso de “Burn”.

“Lost” es la primera pausa del disco que con el meloso coro “nothing in the world can tear us apart” podría sonorizar otro chick-flick que además logra ser la pauta apropiada para continuar con el tema de amor con mayor potencia, “Fall Together”. Posteriormente, la energía se hace notar con los tonos electrónicos de “Alive” que con vibraciones imponentes añora ser escuchada por la noche y ser cantada a todo pulmón. A ésta le sigue el tema más pop de todos, “Riverina” y la cual da pie al segundo respiro del álbum con una canción que cuenta con mayores arreglos. “Summer’s Almost Gone” es la pieza melancólica que comienza con un órgano y enaltece la emotividad con el coro “you’re not coming home but I’m still left alone“.

Después, “Tombstone” podría pasar un poco desapercibida puesto que cuenta con la estructura de coros y guitarras pegajosas que terminan siendo otra canción ya existente en el mundo. Por otra parte, “What If I’m Wrong” y “Ordinary World” se encargan de cerrar el álbum con beats electrónicos que, por ciertos momentos, evocan a The Killers. No obstante, la última es un tema que crece poco a poco hasta terminar con solos de guitarras, rayos láser y coros al estilo Queen.

En general, las canciones de su tercera producción asimilan los inicios de la banda debido a que denotan un sentimiento de esperanza que te hacen sentir, en cierta forma, inspirado. A través de los años, Dougy  ha perfeccionado sus grandes falsettos los cuales siempre encajan con los impecables instrumentos. No obstante, pareciera que el cuarteto se fue a un terreno seguro al saber entregar un disco con canciones universalmente agradables, pensadas para ser cantadas por grandes audiencias. Cabe destacar que aunque siguen siendo fiel al sonido que les hizo famosos, Thick As Thieves es un álbum que tiene momentos destacables pero que en conjunto no logra ser extraordinario. Tal vez porque las canciones son muy similares entre sí y porque hoy en día, la juventud exige aún más.

Relacionadas

8

In Tongues

CNDSD

7.5

Deadbeat

Prismatic Shapes

70%

Nymbvs

Nymbvs

90%

PROTO

Holly Herndon

80%

Iridescence

Brockhampton

90%

Kids See Ghosts

Kids See Ghosts

Volver arriba