Saltear al contenido principal

NOTICIA

Prepárense para el oscuro romanticismo de Carla Dal Forno

Carla Dal Forno es un ser muy misterioso que a simple vista podrá lucir inofensivo, pero la realidad es que en su interior existe una monocromática esencia que estimula de forma directa nuestros pensamientos más impuros, así como la tristeza que se terminará apoderando de nosotros en múltiples momentos de la vida.

Su voz tiene una textura muy particular y por ende ha ido adquiriendo un status bastante importante dentro de los terrenos más oscuros de la música electrónica, ya que además de operar como Carla Dal Forno, también está al mando de proyectos bastante interesantes como F ingers y Tarcar.

“What You Gonna Do Now?” es el primer sencillo que se desprende de su álbum debut para Blackest Ever Black, el cual por momentos emite las mismas vibraciones sonoras que pueden encontrarse en discos legendarios del minimalismo de Caroline K, solo que naturalmente cuenta con arreglos y texturas con los que adquiere una mayor personalidad.

Chequen el vídeo a continuación y adquieran una copia de You Know What It’s Like a partir del 7 de octubre.

Noticias relacionadas

Kill Yourself In Others: blackgaze mexicano para explorar las sombras

¿Quién dijo que en México no se hace un buen blackgaze? Kill Yourself In Others…

Floating Points editó dos versiones alternas de “Bias”

Una de las tantas cosas que se suponía estarían ocurriendo este mes, es el regreso…

Gothicat Festival: 2 horas de post-punk en línea

Como parte de todas las iniciativas que se han lanzado en Internet para apoyar artistas…

Autechre publicó siete nuevos discos en vivo

Hace unos días Autechre estuvo armando una serie de sesiones en Mixlr donde compartían grabaciones…

King Krule reveló un concierto de ‘Man Alive!’ para el programa Echoes

Al igual que prácticamente todas las bandas del mundo, King Krule tuvo que mover toda…

Rabia Sorda: Un futuro nuevo a partir de las cenizas del pasado

La música en los tiempos del coronavirus nos sigue llegando y es que los artistas…

Volver arriba