Saltear al contenido principal

NOTICIA

Una noche multigeneracional con The Who en el Palacio de los Deportes

Por Francisco Camino
Fotos Fresale

La banda clásica de la ola inglesa The Who por fin se presentó en la Ciudad de México, y es que hace casi 10 años, la banda canceló el concierto que originalmente se realizaría en el Foro Sol.

La expectativa era muy alta, pues Roger Waters tuvo un rotundo éxito en sus tres fechas en esta ciudad, y si a ello le aunamos que Rolling Stones también dejó un huella este año en la CDMX, The Who, una de las últimas bandas en activo de la “ola inglesa” del rock de los 60, debía mostrar de qué estaban hechos.

Siempre resulta interesante la convergencia generacional, pues en el Palacio de los Deportes vimos una interesante mezcla de gente que atavió como si estuviera en los años 60 y 70 predominantemente, pero a la vez, se podía ver a “millenials”con sus tablas de skate con el característico logo de The Who.

El escenario constó de una gran pantalla central rodeada de múltiples luces y nada más. Se proyectaron fotos clásicas de la banda en su mayoría en blanco y negro, y cada vez que salía una imagen de Keith Moon y John Entwistle, baterista y bajista originales de la banda ya fallecidos.

t_w031_f_c_

Poco después de la nueve de la noche y ante un recinto lleno, como siempre las luces se apagaron, pero esta vez el gran opening no fue nada espectacular, simplemente fueron saliendo uno a uno los miembros de la banda, siendo suficiente para que el público explotara.

La primera parte del concierto la formaron «Can’t Explain», «The Seeker», tema que desde hace ya varios años Guns N Roses ha tocado en sus conciertos; «Who Are You?», en donde se escuchó cantar a el público a todo pulmón, para después tocar el emblemático tema «The Kids Are Alright», el cual le da título al más célebre de sus documentales. «I Can See for Miles», «My Generation», donde la gente se volvió loca y «Behind Blue Eyes» con un enorme ojo azul en cuya pupila se veían imágenes clásicas de la banda, y en la retina se expandía y contraía al ritmo de la música.

El sonido del concierto fue limpio y sin saturar, pero con la gran característica de que no había muchos bajos, fue muy agudo para emular el sonido de los años 70 con la tecnología de hoy.

Los siguientes temas en el setlist fueron, «Bargain», «Join Together», simbólico tema que sirvió para la histórica reunión de los años 80.

«Amazing Journey», «Sparks», «Pinball Wizard», de la ópera Tommy, See Me, «Feel Me» y «Baba O’Riley» llena de emotividad junto a la no menos célebre  «Won’t Get Fooled Again». El sorpresivo encore llegó con «Eminence Front Substitute». The Who tuvo una noche grandiosa ante un público multigeneracional que se entregó por completo.

t_w032_f_c_

Noticias relacionadas

NRMAL: El festival con más corazón

En la última década nos encontramos con una notable cantidad de iniciativas que se encargaron de hacer posible la visita de bandas que de otra manera no habrían podido venir por pertenecer a un circuito de nicho como el Festival Aural

Disorder Fest: Un domingo de synth-pop, industrial y oscuridad

¿Son de los que se quejan constantemente sobre los festivales que anuncian las mismas bandas de siempre? Quizá están enfocando su atención y energía en los lugares equivocados, ya que hay iniciativas que se están poniendo en marcha para

Festival Adverso: Lo mejor que le ha pasado a Guadalajara en mucho tiempo

Guadalajara es una región que no se ha caracterizado por tener una audiencia tan comprometida en cuanto a los conciertos que se han programado en sus tierras, ya

Noche de Battles en el Foro Indie Rocks

Battles no es una banda realmente desconocida en nuestro país, ya que en varias ocasiones han aprovechando para presentarse en la Ciudad de México con cada una de sus alineaciones, por lo que

VNV Nation: Una dualidad de emociones y energía

Por Steff Torres / @stefftorress Cuando las luces se apagan es momento de bailar una…

De Erykah Badu a Avalon Emerson y JASSS: Los highlights de Bahidorá 2020

Por Ernesto Olvera / @MyBlogClicheFotos Christopher Sandoval / @teratologia El Carnaval de Bahidorá funciona como…

Volver arriba