x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México
NOTICIAS

'Human Performance', rupturas y Donald Trump: Parquet Courts en entrevista

Por María Arroyo

Desde esa rica y jugosa escena independiente de Brooklyn, Nueva York, nació Parquet Courts, una de esas bandas que no deberías perder de vista en el festival Corona Capital. Aunque han estado en Monterrey, es la primera vez que visitarán la Ciudad de México y están entusiasmados por hacerlo. Andrew Savage y Austin Brown (ambos voz y guitarra), Sean Yeaton (bajo) y Max Savage (batería) estarán el sábado 19 de noviembre para mostrarnos por qué de ese mar de grupos nacidos en aquella gran ciudad, ellos han destacado al grado de viajar y tocar en festivales como Glastonbury o el mismo Reading, además de mantener una gira por todo Estados Unidos y por algunos países de Europa.

Andrew y Austin nos concedieron una entrevista desde algún lugar de Nueva York para hablar de su Human Performance, sobre el show que podremos ver en México y también un poco de política.

FILTER: Hablemos sobre su nuevo material, Human Performance, ¿qué notan distinto a los anteriores? Tanto en la grabación como en el resultado.

Austin: Nos tomó más o menos un año escribir y grabar este disco, estuvimos haciendo una gira muy grande. Queríamos lograr un disco importante, ya sabes, que fuera personal y profundo, que marcara una historia dentro de nosotros por ser diferente a los discos anteriores.

Hasta ahora ha sido el que más tiempo nos tomó componer y grabar, aunque esto mismo le da una sensación más honrosa. Pero bueno, esa es mi opinión, del resultado musical me gustaría más que alguien desde afuera me dijera qué siente que es diferente.

F: Y una vez que ya han terminado el disco, ¿qué tan difícil es presentar algo nuevo, de lo que no se tiene certeza si será del gusto del público o no? Sobre todo cuando sus cuatro discos anteriores fueron exitosos…

Austin: Siempre es difícil empezar este proceso, porque nunca se sabe exactamente lo que vas a lograr. Se tiene claro que quieres hacer algo en verdad diferente, pero no siempre sabes si lo vas a lograr y cómo. Entonces, lo que hay que hacer es arriesgarse, grabar algo y ver qué resulta, si va a ser ruidoso o calmado, muchas veces llegas con una idea al estudio y al final esa idea resulta algo muy diferente.

Andrew: Este proceso también aplica para los que lo escuchan, que no saben qué van a recibir y entonces nos toca preparar a la gente para lo que va a escuchar, y a la vez ellos deben adecuarse nuevamente a lo que van a oír. Entonces, este disco representa también eso para Parquet Courts, es un proceso de redescubrimiento.

F: El sencillo “Human Performance” parece que habla de una experiencia religiosa, pero ¿qué nos puedes contar de esta canción?

Austin: Habla del fin de una relación. Del arrepentimiento de una ruptura amorosa y a la vez como de esas veces en las que nos preguntamos por qué sucedió, por qué llegan los arrepentimientos, al final de la canción lo que nos preguntamos es qué es ser “humano”, qué nos diferencia de actuar como una máquina y hacer las cosas de cierta manera no automatizada… Creo que muchas canciones de este disco van en ese camino, que son temas muy sinceros, que se cuestionan mucho sobre lo que somos.

F: Ustedes se han distinguido por ser una banda muy DIY, ¿cuáles son las ventajas y desventajas de llevar esta filosofía?

Austin: Sí, empezamos como una banda que hacía todo por sí misma, desde las giras hasta los discos, la distribución, no recibimos ayuda de “la industria”, pero cuando nos dimos cuenta de que nuestra música estaba creciendo de una forma en la que nunca creímos, eso nos llevó a darnos cuenta de que ya no podíamos controlar cada aspecto de ella, así que quisiéramos o no, íbamos a necesitar ayuda y buscamos gente en la que pudiéramos depositar nuestra confianza, ¿sabes? De esa manera, alguien recibiría dinero por ese trabajo y nosotros nos podríamos enfocar más en los aspectos creativos de la banda, en las giras, en dar entrevistas y esas cosas que sólo puedes hacer tú.

Creo que empezar así nos enseñó el valor de todos esos procesos, yo en verdad respeto los que lo siguen haciendo así, pero después llega un punto en que también aprendimos que lo más importante en un grupo es la música y mientras pongas toda tu creatividad en eso, el negocio va a ir bien. Es decir, la logística del grupo se puede quedar en manos de alguien más, es simplemente una evolución natural en una banda.

F: En México, el video “Berlin Got Blurry” ha gustado mucho…

Austin: Es una canción que habla se estar solo en un lugar fuera de tu país. Lo grabamos en Berlín, Andrew es el que sale ahí, quisimos mostrar la ciudad, aunque estuvo lloviendo casi todo el tiempo, hacía muchísimo frío. Yo no pude estar ahí, pero me gustó mucho cómo quedó, hay detalles que hacen que sea un trabajo muy cool, sí logramos mostrar partes lindas de la ciudad y reflejar lo que dice la canción: sentirse solo en un lugar desconocido.

F: ¿Se acuerdan de la primera vez que tocaron como Parquet Courts?

Austin: ¡Claro! Fue en septiembre de 2011 en un lugar de Brooklyn, Nueva York que ya no existe, había como cinco personas viéndonos, no teníamos muchas canciones, creo que como unas 11 y no las teníamos muy bien montadas todavía; recuerdo que improvisamos mucho, tratamos de que la letra se ajustara a esa música… a la fecha lo recuerdo como una de las mejores experiencias que ha tenido Parquet Courts.

F: ¿Prefieren actuar en festivales o en venues para ustedes solos?

Andrew: Para ser honesto, prefiero estar en un concierto solo para nosotros porque puedes manejar mejor la situación musical, tienes tu propio camerino, hay el alcohol que quieres… Los festivales son muy divertidos, la pasamos muy bien, conoces a otras bandas, es una gran experiencia.

F: ¿Qué disfrutan más de tocar en vivo?

A: La relación con el público, esa magia que se crea, porque no es solo algo que tú les das, sino que ellos también alimentan. Para quien toca en vivo sabe que lo que más se disfruta es ese intercambio en entre lo que ocurre en el escenario y los espectadores.

F: Sé que ustedes simpatizaban con Bernie Sanders, pero él no está más en la contienda electoral. Entonces, ¿prefieren a Hillary Clinton?

Andrew: ¿Tú que crees?… Pero bueno, no es tampoco porque estemos encantados, sino porque Donald es una persona terrible, es alguien que nos avergüenza como americanos. Tenemos un viaje a Europa y ya estoy anticipando lo que voy a tener que responder cuando me pregunten esto allá, porque es el tema ahora; cuando viajas, lo primero que te preguntan es la situación política en Estados Unidos, y es que la gente espera mucho más de nuestro país que lo que está ocurriendo. En fin, me da mucha pena, es un hombre horrible que no nos beneficiaría.

F: Claro, ya hemos tenido un poco de él hace unos meses en México… Y bueno, ¿consideras que una banda deba tener una posición política y manifestarla en público?

Andrew: Como una banda de música, no, no creo que sea necesario, pero como persona, por supuesto que sí. Es antiético no tener una opinión sobre lo que está ocurriendo en tu país. Esto porque yo, como individuo, como persona creativa, tengo una posición fuerte respecto a lo que pienso de Trump, pero esta no necesariamente la comparten los demás de la banda, o el público para el que tocamos.

F: Te lo pregunto porque en México estuvo Roger Waters, y él es un músico que se involucra mucho en esto de dar mensajes hacia lo que está mal en los países que visita, ante los malos gobiernos. Y mucha gente le aplaudía, pero otra simplemente quería escuchar su música, no que se politizara un concierto en el que estaba…

Andrew: Sí, bueno, todo es respetable, pero no concuerdo mucho con hacer eso. Creo que la música es una forma de expresarse y en ocasiones puede servir para dar avisos, pero tal vez Parquet Courts no está todavía en ese punto.

Comentarios

comentarios

TE RECOMENDAMOS