Gatos, oscuridad y ‘The Miraculous’: Una conversación con Anna Von Hausswolff

Por María Arroyo

Le gustan los gatos, estudió arquitectura, pero la música es lo que la movió más. Es hija del artista sonoro Carl Michael von Hausswolff y el talento que llevaba en los genes no lo puede obviar, Anna von Hausswolff es una de esas figuras poderosas y admirables que aparecen en el cartel de la quinta edición del Festival Aural, quien se estará presentando en el Lunario del Auditorio Nacional el próximo 1 de diciembre con Colin Stetson y Sarah Neufeld.

En una charla desde su lugar natal Gothenburg, la cantante y compositora sueca habla desde su nuevo hogar, al que regresa luego de seis años de estar viviendo en otro sitio y donde ahora trabaja su música, una serie de ritmos y sonidos que aveces parecen fantasmagóricos y aveces un poco más vivaces, pero siempre interesantes para todo aquel oído que ama ser estimulado por prácticas experimentales.

FILTER México: Tú estudiaste arquitectura, que es otro tipo de expresión artística, ¿te ha servido esto para la música o no mucho en realidad?

Anna: No estoy muy segura. La verdad yo dejé la carrera de Arquitectura para dedicarme a la música, pero tal vez el hecho de haber estudiado arquitectura me ayudó a entender un poco las cuestiones de la acústica, sobre los materiales que reflejan el sonido y que pueden ser más prácticos para la acústica. Aparte de eso, no creo que una cosa me haya ayudado a la otra.

F: The Miraculous, tu tercer LP, es el que más y mejores críticas ha acumulado, pero de forma personal y musical, para ti ¿qué hace diferente a este álbum?

A: Creo que es un disco que mantiene sonidos muy novedosos, cuando lo compuse traté de que las estructuras tradicionales de las canciones fueran diferentes, con las canciones que se incluyen aquí en verdad me esforcé porque fueran algo nunca antes hecho por mí, con estructuras musicales más complejas y así poder trabajar con los sonidos de forma más dramática de cómo lo había hecho antes. Y también que cada track formara parte de un todo en lugar de hacer solo piezas.

La forma en cómo lo grabé también influyó mucho a que se diferenciara de los dos anteriores. En este disco tratamos de hacer grabaciones con la banda completa, lo cual hace que se capte ese sonido que tenemos en vivo y nos ayudó a crecer juntos. Así que este tiene grabaciones tal como se pueden escuchar en vivo y, bueno, eso hace que el resultado sea muy interesante y diferente a lo anterior.

F: Leí que ustedes no suelen ensayar juntos, que no te gusta mucho la práctica en conjunto. ¿Esto ha llegado a ser una complicación o, al contrario, le da mayor naturalidad y espontaneidad al show?

A: Sí, es verdad. A mí no me gusta practicar con los músicos, casi no lo hago, esto es más porque no tengo mucha paciencia y porque no soy tan perfeccionista en mi música, me gusta que exista la posibilidad de cambiar cosas. No creo que haya una sola manera de tocar una canción, esto puede ser un proceso fluido, la técnica y el sonido pueden cambiar dependiendo de cómo lo sienta cada uno de nosotros, y es que la mejor música, la loca, no nace de ensayar lo mismo todo el tiempo, sino de un proceso más abierto. Un buen show tiene más posibilidades, el concepto cambia con cada tour, no es un producto estático. A la vez, esto me ayuda a no aburrirme con mi propio material. Y esto también es bueno para apreciar una misma melodía modificada un poco con cada concierto. Si una canción sonara igual cada vez, creo que me aburriría mucho tocar.

F: Vas a estar en el Festival Aural, ¿es tu primera vez en México?

A: Sí, es la primera vez y estoy muy nerviosa.

F: Este festival es de música experimental, como muchos otros en los que has tocado, pero sé que tú también has sido parte del line-up de festivales más convencionales. ¿Qué diferencias encuentras entre uno y otro? ¿Para tu estilo de música, cuál prefieres?

A: Creo que este festival en el que voy a estar es grandioso, divertido, pero no creo que haya un lugar perfecto o especial para mi música. He tenido el lujo de caber en varios tipos de festivales: me han invitado a unos de jazz, otros de música más mainstream, y de estos otros con música experimental, así que en verdad no prefiero uno sobre otro, todos me encantan, porque hay cosas que aprender de todos, incluso si en alguno de ellos parece que no quepo. Creo que a veces el enfrentamiento con la audiencia es valioso, porque uno aprende después de algo así, saber leer a la audiencia es importante, se convierte en una gran habilidad aunque a veces sea un reto. Yo disfruto mucho con todos. Tal vez el de música experimental sí sea más encantador para mí, si voy como público se me hace más interesante.

F: Cuando no estás haciendo música, ¿en qué ocupas tu tiempo?

A: Estudié en la Academia de Arte y, aunque dejé de lado de la arquitectura, me gusta mucho dibujar y hacer impresiones. Hago grabados y grabados en cobre. Así que si no estoy haciendo música, este tipo de cosas son las que me gusta hacer y son también interesantes. Y claro, también me encanta ver series y leer libros, además de los gatos.

Comentarios

comentarios