Mención Honorífica: Grandes discos que probablemente no escucharon en 2016 – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Como ya les compartimos nuestra lista con los 50 mejores discos del año, es tiempo de hacerle toda la justicia del mundo a esos grandes discos que estuvieron pasando desapercibidos durante todo el 2016, pero que de igual forma valen mucho la pena tener en nuestra vida.

Quizá su nombre no es sinónimo de hype, pero su contenido es sinónimo de calidad y eso es lo que deben de comenzar a poner como prioridad en los próximos meses, ya que lo más probable es que poco a poco empiecen a hacer más ruido desde sus respectivas esquinas para cautivarnos con un poco de dulzura, densidad, oscuridad y, ¿por qué no? un paquete lleno de ironías.

Queridos lectores, estas son nuestras menciones honoríficas de 2016:

Marissa Nadler – Strangers

a1239498636_10

Marissa Nadler expusó sus heridas a través de entrañables versos que dejaron al descubierto su sensibilidad que probablemente ayudaron a sanar las lesiones del pasado, y aunque el pasado nos persiga y nos atormente, a todos, en los momentos más difíciles, Nadler descubre que siempre hay una luz al final del túnel. Esa sensación de paz interior la encuentra creando música y es lo que trata de hacer con Strangers, pieza que sin duda debe formar parte de alguna de tus listas de reproducción, perfecta para esos momentos de aislamiento en el que solo quieres escuchar una voz angelical que de alguna manera te haga entender que todo estará bien.

Japanese Breakfast – Psychopomp

a3458975711_10

Japanese Breakfast es una de las revelaciones más ganadoras de este año, ya que sus canciones tienen una base super simple que terminan haciendo que las melodías sean bastante adorables. Ahí está “Heaven” con su lírica llena de romance y una instrumentación que de ley pudo haber hecho que la banda apareciera en el clásico 120 Minutes. Psychopomp es un algodón de azúcar y… seamos sinceros, ¿quién no ama la sensación de probar un algodón?

Miserable – Uncontrollable

album_art

La increíble Kristina Esfandiari hizo el disco más triste y devastador del año como Miserable. Y eso no se los decimos como algo malo, sino que de verdad canalizó todas sus emociones en una colección de canciones con las que cada uno de nosotros se puede sentir identificado. Es un álbum que golpea fuertemente la vena del shoegaze y la volcánica esencia del doom, lo cual no necesariamente quiere decir que se apega 100% a la naturaleza de ambos géneros, sino que con esa mezcla logra reforzar la tristeza y el dolor que se fue acumulando en su corazón durante el último año. Uncontrollable no será el disco más escuchado de todo el año, pero sí es un tesoro que necesita ser descubierto por el mundo.

Young Thug – Jeffery

jeffery_young_thug

Young Thug ha demostrado que es uno de los raperos más consistentes de los últimos tiempos y con cada uno de sus mixtapes solamente deja en evidencia que es el amo y maestro del swag. Ok, tal vez no el amo y maestro, pero es un tipo al que jamás habrá que subestimar debido a que la producción que acompaña sus juegos de rimas siempre es impecable. Jeffery no fue la excepción.

Charlie Hilton – Palana

30df360c

Charlie Hilton es mejor conocida por ser la vocalista de Blouse, pero como el futuro de la banda anda flotando en el aire, a inicios de año sacó su álbum debut con el nombre de Palana, el cual no e más que un oasis de dulzura, melancolía y alegría. Es un licuado de emociones que son perfectamente canalizadas por lo entrañable de su voz, lo cual viene a reforzar por completo la sutileza con la que suele depositar cada palabra en nuestros oídos. Además por ahí tiene como invitado especial a Mac DeMarco, así que eso lo convierte en un verdadero MUST.

Troller – Graphic

a0192295749_10

Troller hace las canciones perfectas para una sesión espiritual de tristeza, corazones rotos y momentos pasionales donde la redención es la guía principal. Su segundo álbum es sumamente oscuro, crudo, escalofriante y tiene una estética camaleónica con la que de la nada nos lleva de un devastador dream pop a un gélido darkwave e industrial. Graphic es tan solo uno de los tesoros que fueron publicados en el año por Holodeck Records.

Kevin Morby – Singing Saw

8ded819b

La familia de Woodsist Records ha demostrado tener una impecable maestría musical, comenzando por los mismos integrantes de Woods. Uno de ellos es Kevin Morby, quien este año sacó su segundo disco como solista y de nueva cuenta tomó la confianza necesaria para dominar este arte tan caprichoso con canciones como “I Have Been To The Mountain”.

Mitski – Puberty 2

fb8680a3

Con cuatro discos bajo el brazo, Mitski nos viene a mostrar una imagen renovada de sí misma y con un entrañable espíritu con el que canciones como “Happy” adquieren un valor emocional muy importante. Es como si nos estuviera cantando sus experiencias a solo unos centímetros de nuestros oídos y eso siempre se agradece cuando incorpora un saxofón en los puntos más altos de Puberty 2.

Tim Hecker – Love Streams

ff685843

Love Streams en ocasiones se siente como un álbum que bien pudo haber sido grabado en el cielo mientras Hecker se estaba imaginando una iglesia en llamas. Por ejemplo, ahí está “Voice Crack” y “Castrati Stack”, canciones que con una dosis de nostalgia nos van acercando a los magistrales cánticos del Icelandic Choir Ensemble, que bien podrían ser expulsados desde el fondo de esa iglesia que poco a poco se va haciendo pedazos. Es más, ya lo dijo él: ‘hago música pagana‘. El disco no es perfecto, pero es una sólida adición a su discografía.

Chasms – On The Legs Of Love Purified

a1541524809_10

Chasms es el dúo de dream-pop que hace dos años estuvo dentro de nuestro listado de las mejores revelaciones, el cual finalmente este año lanzó su álbum debut a través de Felte, sello que en el pasado nos entregó joyas de White Hex y Ritual Howls. En esta producción nos encontramos con juegos vocales que evocan el mismo sentimiento que se desprende de las canciones de Cocteau Twins, solo que con un toque mucho más siniestro que naturalmente termina arrancándonos el alma.

Kero Kero Bonito – Graduation

kkb-grad

El nuevo álbum de Kero Kero Bonito es una de las cosas más divertidas que aparecieron en el año y, muy probablemente, en todo lo que va de la década. Es un synth-pop muy colorido que por medio de su extrovertida personalidad nos incitan a ser libres y quitarnos todo tipo de estigmas personales para disfrutar de la vida sin complicarnos tanto.

Preoccupations – Preoccupations

a0884917576_10

Quizá Viet Cong no era el mejor de los nombres, pero Preoccupations está aún más lejos de serlo. Sin embargo, aún con el cambio de nombre y la monotonía que existe en su segundo material luego de lo presentado el año pasado, la banda hizo un ejercicio muy interesante para mantenerse fieles a la línea que han venido siguiendo desde que eran parte de Women. Eso es algo que no todas las bandas logran mantener después de una oleada de cambios que no solo afectan su trabajo, sino su vida personal.

Weyes Blood – Front Row Seat To Earth

a2396628571_10

Si el nombre de Nathalie Mering les era completamente desconocido, con el nuevo álbum de Weyes Blood se quedará de por vida en su corazón. La fragilidad emocional que existe en el disco y la manera con la que se contonea su voz sobre un mar de sentimentalismo, es algo de lo que nunca nadie podrá escapar.

V/A – Killed by Deathrock Vol. 2

killledby_dc001b04

Sin pensarlo, Sacred Bones Records terminó armando un álbum que hoy por hoy puede ser considerado de culto. Se trata de Killed By Deathrock, un material que tiene como prioridad compartir con el mundo algunas de las joyas que se fueron quedando en las sombras del post-punk y el death-rock de los 80, cosa que en realidad gira en torno a la colección personal del mero mero de Sacred Bones, Caleb Braaten. En su segundo volumen encontramos reliquias de Veda, Skeletal Family, ADH, Red Zebra y si, necesitan escucharlo aunque no estén tan clavados con el género, chavvos.

Carla Dal Forno – You Know What It’s Like

a2276574067_10

El minimalismo operado con elementos electrónicos es algo que no todo el mundo puede dominar a la perfección, pero Carla Dal Forno ha hecho que eso parezca demasiado sencillo con la exquisitez que existe en su excelente debut, el cual le dio una vuelta de hoja al trabajo que ha realizado con proyectos como F ingers.

Comentarios

comentarios