This Will Destroy You: El poder de la música instrumental, el cine y la política – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Por María Arroyo

Cuando están en el escenario hablan casi nada, pero en conversación son cálidos y honestos. Sus melodías suaves no van acompañadas de letras o coros pegajosos, pero justo en eso radica el encanto de This Will Destroy You, una banda estadounidense de post rock surgida en 2004 en San Marcos, Texas y que este 18 de febrero vendrá por primera vez a México para participar en el Forever Alone Fest.

Chris King y Jeremy Galindo, guitarrista de TWDY, son los únicos dos miembros que han estado durante toda su historia; desde 2016 se les han unido el bajista y tecladista Andrew Stevens y el baterista Jesse Kees, que llegaron para dar un nuevo aire a la agrupación que tiene ya tres discos de estudio: This Will Destroy You (2008), Tunnel Blanket (2011) y Another Language (2014); y tres EP, Young Mountain (2006), Field Studies (2009) y Moving on the Edges of Things (2010).

Asentados desde hace unos meses en la ciudad de Los Ángeles, en una llamada telefónica desde esta urbe, Jeremy Galindo: “Hemos visitado ya Monterrey y algunas ciudades fronterizas cuando éramos adolescentes, pero es la primera vez que vamos a la Ciudad de México como una agrupación. Chris es el único que ha estado en la ciudad antes, pero esta es la primera vez para mí y eso me emociona mucho”. Sobre esta presentación, sobre su música y un poco de política, conversamos con él.

En unos días estarán en México para tocar en el Forever Alone Fest, un nombre muy gracioso para un festival y —sin ánimos de ofender— donde su música instrumental queda perfecta… ¿Cómo se sienten de ser parte de este cartel?

(risas) Sí, en suena muy divertido, cuando nos dijeron nos encantó la idea, el paquete en sí, tocar en México es algo que nos entusiasma mucho, llevamos mucho tiempo deseando ir allá y estamos honrados en que estas dos cosas hayan sucedido al mismo tiempo, además, vamos a compartir escenario con algunos de nuestros. Todo esto es muy emocionante.

¿Qué otros grupos del cartel son sus amigos?

Caspian, los conocemos desde hace mucho tiempo, casi desde que nos formamos; somos contemporáneos, de hecho hemos compartido escenario otras veces, o nos ponemos deacuerdo para ir de gira juntos a otros estados. Ahora pensamos que será muy divertido estar conviviendo con ellos en la Ciudad de México y vivir juntos esta experiencia.

Another Language es su disco más reciente, pero este ya es de 2014. ¿Traerán nuevas canciones para esta presentación o material próximo para escuchar en línea?

Hemos estado trabajando en nuevo material, hay un par de canciones que ya tenemos muy armadas y que grabaremos en el próximo verano. De lo más nuevo que tenemos es un hermoso remix de “The Puritan”, que hizo Julianna Barwick, a esta canción de Another Language.

Sé que ustedes solo tocan música instrumental, pero ¿en ocasiones no sienten la necesidad de ponerse a cantar su música?

(risas) bueno, cuando comenzamos sí intentamos cantar o incluir ciertas partes vocales en nuestra música, pero nunca funcionó bien en realidad. No incluir letras en nuestros temas no es una regla, si alguna vez creemos que una melodía tenga sentido acompañarla con palabras, versos, en una canción, lo haremos, pero hasta ahora no ha sucedido. Nos gusta mucho la música instrumental, cómo suena todo, el hecho de que cada quien pueda ponerle —en su mente— la letra que quiera o interpretarla a su modo, ¿sabes?, como crear experiencias solo con nuestros sonidos. Nos gusta mucho esa libertad.

Claro, y como bien suena en algunos de sus temas, en lugar de cantar con la voz, cantas con tu guitarra…

Sí, en esencia sí. Definitivamente.

En sus 13 años de existencia, por su alineación han pasado varios integrantes, ¿es difícil cambiar constantemente de músicos? O, desde otro punto, ¿esto la hace más interesante?

Sí, bueno, siempre es interesante tener gente nueva. Chris y yo somos los únicos miembros originales de la banda que quedamos, y aunque no es lo ideal estar cambiando de músicos, porque no siempre se puede saber qué tan positivo va a resultar quien ingrese, que se adapte bien a la banda o al estilo musical, pero por fortuna el resultado ha sido bueno. Estamos muy contentos con los chicos que entraron y la música que escribimos con ellos y, al final, no importa qué, lo que siempre vamos a cuidar es sonar a This Will Destroy You, porque nuestro sonido, nuestro sello, es algo que nos tomamos muy en serio.

Leí que “The Mighty Rio Grande” ha sonado en algunas películas, ¿qué tiene de especial esta canción que fue perfecta para el cine?

Oh, bueno, esto es un poco viejo. Déjame recordar… Fue en ¿2007? Sí, en ese entonces queríamos llevar nuestra música a la televisión y al cine. Cuando hicieron Moneyball (cinta de Brad Pitt, 2011), esta canción se hizo muy popular, especialmente en Estados Unidos, y comenzó a moverse entre nombres “gordos” de la actuación, producción… En realidad ya habíamos hecho algún trabajo para el cine antes de “Moneyball”, pero esta fue la que nos llevó a hacer más música para trailers, ir a los Oscar, a hacernos crecer, que nos conocieran más… sí.

¿Y planean seguir haciendo música para el cine?

Sí, por supuesto. Ya tenemos un par de bocetos para este año, lo último que hicimos en 2016. De hecho, nos acabamos de reubicar, dejamos Texas y ahora estamos en Los Ángeles y en esta ciudad (donde la industria del cine es inmensa) nos hemos reunido con gente con la que es probable que trabajemos en algunos proyectos.

¡Qué bien!, una ciudad que también es muy musical…

Sí, definitivamente. Es una ciudad ideal para el arte, es maravilloso estar aquí.

Bueno, y ya que viven ahora en Los Ángeles… Déjame preguntar algo que en estos días se ha vuelto un tema de conversación casi obligado entre mexicanos y estadounidenses… (con los liberales, al menos), ¿cómo viven la situación política de estos días en una ciudad así? Una Women’s March, el muro de Donald Trump…

Creo que la Marcha de las Mujeres fue algo increíble, ¡cuánta gente se reunió! Alrededor de 750 mil personas en Los Ángeles en ese día (21 de enero 2017), más de 500 mil en Washington DC y millones alrededor del mundo. Especialmente para alguien como nosotros que viene de Texas —un estado muy conservador—, Austin sí es una ciudad liberal y algunas otras ciudades del estado también pero en general no; el estar ahora en un estado azul (color distintivo de los demócratas), tenemos ahora como gobernador a alguien que se opone a Trump, que se planta y asegura que en el Estado no se van a dar pasos atrás… eso nos impulsa a querer hacer cosas para ayudar a que esto se cumpla, a sumarnos a movimientos que apoyen la unidad. Estamos en contra de cualquier cosa que Trump haga para arruinar nuestro país y el resto del mundo. Para ser honesto, aquí estamos aterrados…

Aquí también…

Sí, lo sabemos. La ha tomado en contra de México. Y nos apena mucho esto, nosotros no queríamos que fuera así, ha comenzado a arruinar muchas cosas desde su escritorio. Pero nos guste o no es algo con lo que tenemos que vivir ahora, y como músicos, como figuras públicas, debemos hacer algo, de tomar nuestra responsabilidad y enviar nuestro mensaje, hacernos escuchar, con esto y con la fortuna de la gente que se levanta y no se cansa de ser oposición, creo que se podrá vivir mejor porque hay voces que necesitan ser escuchadas, que tengan repercusión…

Claro, y esto me recuerda a algo que pasó en el Corona Capital de 2016… Resulta que en este festival —al que vienen muchas bandas de otros países— todas las de Estados Unidos, sin ponerse de acuerdo y cada una a su estilo, enviaron mensajes de paz, de amor y de solidaridad con México, como diciendo “no todos los gringos odiamos a México”, fue hermoso.

Sí, eso. Y nos pasa igual. Para nosotros es un honor tocar en México, que nos permitan tocar allá siendo que a lo mejor seríamos personas nada gratas solo por de dónde venimos y nuestro gobernante. Desde acá cruzamos nuestros dedos para que con este hombre ni nosotros ni el mundo se vaya a la mierda. No me canso de hablar de lo feliz que me hace tocar en México, de conocer su ciudad y a la gente. Nos vemos pronto.

Comentarios

comentarios