x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México
NOTICIAS

Los mejores 25 discos de 2017... hasta el momento

La velocidad con la que transcurren los días puede ser la cosa más terrorífica de la vida, pero aquí estamos, llegando a la recta final del primer semestre del año y con ello es momento de hacer un recap de lo que ha sucedido en los últimos meses.

Ya saben, todos aman los listados y todos aman involucrarse en discusiones donde el ambiente se pone bastante tenso por quitarle o sumarle un crédito mayor a los discos que han aparecido en lo que va del año, principalmente aquellos que suelen provocar un hype abrumador con solo un par de rumores y que al final no tienen la consistencia suficiente para hacerle la justicia del mundo al furor que desataron.

¿Cuáles han sido sus discos favoritos de la primera mitad de 2017? Chequen nuestro listado con 25 de los mejores que han aparecido y no duden ni un segundo en compartir los suyos en @FILTERMexico.

25. Soulwax – From Deewee (Play It Again Sam)

¿Pensaban que Soulwax estaban más muertos que nada? Pues no, From Dewee es uno de esos discos que de primera instancia no resultan tan emocionantes, pero una vez que se adentran en su universo van descubriendo que la banda se encuentra en el estado más sólido de su carrera. Las canciones tienen un enfoque monocromático que choca una y otra vez con los sintetizadores que se encargan de cubrir la subliminal oscuridad que le inyectaron al disco.

Su contenido no es nada complicado, de hecho es bastante accesible y con ello pueden contemplar sin mayor complicación la sutil elegancia que habita en él.

24. Forest Swords – Compassion (Ninja Tune)

Matthew Barnes es el enigmático productor detrás de Forest Swords, un proyecto que desde que se coló en las filas de Tri Angle Records decidió explorar los ambientes más estilizados de la música electrónica para crear escapes sonoros que nos hacen pensar en el interior de un bosque a la media noche. Compassion es su primer lanzamiento para Ninja Tune y aunque no hay muchas diferencias en comparación a su sucesor, el álbum tiene una orientación ritualística con la que Forest Swords deja al descubierto los conocimientos que fue adquiriendo en los últimos años al musicalizar obras de teatro.

En Compassion hay sampleos vocales que construyen caminos que deben ser contemplados en todo su esplendor mientras contoneamos nuestro cuerpo con canciones como “Panic”.

23. (Sandy) Alex G – Rocket (Domino Records)

El músico proveniente de Filadelfia regresó con uno de los discos más bipolares que podrán escuchar durante todo el año. Esa bipolaridad fue bastante arriesgada y sin problemas puedo haber hecho que esta producción fuera una catástrofe, ya que Rocket va pasando de un mood a otro sin perder la línea que sigue en los primeros segundos del álbum. En esta producción podemos apreciar a (Sandy) Alex G pasando por distintas facetas que solamente ayudan a que su estilo de composición se fortalezca.

22. Feist – Pleasure (Universal)

Feist sabe cómo demonios hacer que sus discos sean completamente diferentes sin perder el toque distintivo con el que de inmediato podemos identificar una canción de ella sin la necesidad de escuchar sus hermosas cuerdas vocales. En Pleasure nos encontramos ante una colección de canciones que musicalmente muestran el porte y la elegancia con la que fue grabada cada nota. Además, justo en el corazón del álbum aparece una inesperada colaboración con Jarvis Cocker para saturar el ambiente con una palpable dosis de romance.

Pleasure no solo es un disco más de Feist, ya que también es el preámbulo perfecto para escuchar lo que hizo con Broken Social Scene en su nuevo álbum.

21. Cherry Glazerr – Apocalipstick (Secretly Canadian)

Cherry Glazerr la sufrió con el lanzamiento de esta producción, ya que luego de haber tenido algunos cambios en su alineación, su sonido también pasó por un proceso de reinvención donde decidieron eliminar toda la saturación auditiva con la que nos entregaron en discos como Papa Cremp.

Es por eso que escuchar versiones alteras de canciones como “Nurse Ratched” era un poco atípico a lo que era la banda en el pasado. Pero justo eso, el pasado ya fue y ahora están en una nueva faceta donde le están sacando provecho para darle una pulidita a sus nuevos lanzamientos y con ello moldear la densidad de las canciones por medio de juegos vocales que se quedan grabados en la mente desde el inicio.

20 Institute – Subordination (Sacred Bones Records)


Es muy fácil dejarse llevar por los comentarios que hacen los músicos más experimentados y establecidos sobre el punk de nuestros días, ya que en este momento lo que menos hacen es clavarse en Internet para descubrir lo que realmente está pasando en la música por ver sus cuentas bancarias.

Si son de los que piensan que  ya no se hace buena música con guitarras, solamente escuchen Subordination de Institute, un álbum que sin piedad alguna nos receta altas dosis de poder por medio de riffs sucios y un alarde vocal con el que dejan muy en claro que el circuito DIY de Austin está más fuerte que nunca.

19 Gorillaz – Humanz (Parlophone)

El nuevo álbum de Gorillaz pudo haber llevado el nombre de Damon Albarn & Friends por la enorme cantidad de colaboraciones que trae. Y aunque eso pudo haber sido un notorio problema dentro del desarrollo del disco (sin mencionar la cantidad de canciones que trae), al final es inevitable no disfrutar cada momento de él por la mezcla de ritmos que hay con ayuda de raperos como Vince Staples y Danny Brown, Kelela, Jehnny Beth de Savages, Noel Gallagher y hasta la inesperada aportación de Grace Jones (Sí, inesperada, no acostumbra hacer este tipo de cosas).

Quizá el hype por el regreso de Gorillaz fue demasiado, pero Humanz tiene una notable estabilidad de principio a fin.

18 Beach Fossils – Sommersault (Bayonet Records)

Beach Fossils realmente se tomaron su tiempo para hacer un nuevo disco. Durante este lapso cada uno de sus integrantes se estuvo enfocando en proyectos en solitario como Heavenly Beat, sin mencionar que en este proceso Zachary Cole Smith se hizo a un lado para enfocarse de lleno en DIIV.

Esos cambios y los conocimientos que adquirieron con el tiempo, fueron canalizados en canciones sencillas, simples y con una instrumentación que peca de exquisita, ya que en Sommersault se dieron el lujo de incorporar elementos como el saxofón y hasta un poco de hip hop con ayuda de Cities Aviv. Naturalmente uno de los momentos más destacados es cuando se hace presente la envolvente voz de Rachel Goswell de Slowdive.

17 Future – Future (Epic Records)


Él álbum homónimo de Future es tan solo uno de dos que lanzó en la primera mitad del año y de seguir trabajando de esta manera, probablemente no serán los únicos que tengamos al finalizar el 2017, ya que en años recientes ha demostrado ser uno de los raperos más consistentes que hay en la actualidad.

No por algo este material aparece dentro de nuestros 25 favoritos del primer semestre del año, ya que además podemos encontrar un trabajo en la producción por parte de Metro Boomin y DJ Khaled.

16. TOPS – Sugar At The Gate (Arbutus Records)

Un poquito de Fleetwood Mac y otro poquito del lado chic del pop de los 80. Esto es TOPS y una vez que suena una de sus canciones es inevitable no fundirse con la dulzura que destila su vocalista, Jane Penny.

En Sugar At The Gate hay una producción impecable donde los acordes de guitarra piden a gritos que nos vayamos de fiesta en vísperas del verano. Un viaje en carretera o solo una convivencia con sus amigos, TOPS es el soundtrack ideal para un momento donde los sentimientos son el motor principal de la situación que se presenta.

15 Arca – Arca (XL Recordings)

Independientemente del trabajo que hizo con Björk en Vulnicura, Alejandro Ghersi es el tipo de persona que suele plasmar en su música cada una de las emociones y vibraciones que recorren su cuerpo. Es por eso que aún en los cortes donde muestra su lado más atascado, sigue existiendo un alto nivel de sensualidad con el que es capaz de arrancarnos un escalofrío en la piel.

En su álbum homónimo, Arca no solo da cátedra de las increíbles habilidades que tiene como productor, sino que además tuvo las agallas de cantarlo todo en español después de seducirnos el año pasado con Entrañas, cosa que en el pasado no había implementado debido a que se clavó más en crear armonías con las que pudiera someter los personajes virtuales que diseñó Jesse Kanda.

14. Drake – More Life (OVO Sound)


Aunque está hecho bajo el concepto de ser un playlist donde Drake comparte algunas de sus cosas favoritas de la vida, en él aparecen cortes que proyectan lo mejor de sí mismo y la capacidad que tiene para componer canciones meramente pop, porque si algo hay que reconocer es que Drake no se discute tanto para rapear.

More Life funciona como un interesante puente entre su excelente Views del año pasado y el álbum que lanzará a inicios de 2018.

13 Thundercat – Drunk (Brainfeeder)

Después de haber estado colaborando con productores como Flying Lotus y el mismísimo Kendrick Lamar, Mr. Thundercat se dio su merecido tiempo para hacer uno de los discos más ambiciosos de lo que va del año en forma de Drunk.

En el disco no solo aparece Kendrick, también hay aportaciones especiales de gente como Wiz Khalifa, Kenny Loggins y hasta Pharrell, cosa que de cierta manera le pone un poco más de fuego al virtuosismo musical de Thundercat.

12. Sampha – Process (Young Turks)


2017 ha sido el año donde las voces que estuvieron al frente de los hits de esta década han comenzado a brillar por su propia cuenta, tal es el caso de Sampha, quien durante un tiempo considerable fue más reconocido por tocar en el live show de SBTRKT.

Con una mezcla de R&B y sonidos que se prestan para pasar un momento pleno de sensualidad, es como podemos apreciar la voz de Sampha en una forma muchísimo más libre y confiada, cosa que además podremos contemplar como parte del Corona Capital en noviembre.

11. Blanck Mass – World Eater (Sacred Bones Records)

Benjamin John Power se dio un break de Fuck Buttons para exprimir su nivel de creatividad a más no poder con el alías de Blanck Mass. Desde que se unió a las filas de Sacred Bones ha estado produciendo experimentos que poco a poco elevan su nivel de intensidad para hacernos vivir un momento lleno de caos, catarsis, ansiedad y baile.

Tal y como lo adelanta desde la portada, World Eater es una impecable bestialidad auditiva que evoca los pasajes más intensos del techno, el noise y su propia versión del pop. Es un disco que poco a poco va creciendo para atraparnos y sumergirnos en un abrumador apocalipsis de poder electrónico en canciones como “Minnesota / Eas Fors / Naked”, la cual en su división de 3 partes resume a la perfección el concepto general de Blanck Mass.

10 Drab Majesty – The Demonstration (Dais Records)

Deb DeMure juega mucho con sus prácticas ocultistas y los conocimientos que tiene sobre la magia para seguir nutriendo el personaje que construyó con el nombre de Drab Majesty. Esta entidad no solo se alimenta de dos aspectos, sino que hay todo un concepto detrás con el que define a la perfección los ideales de su arte por medio de tonalidades sonoras que traen de vuelta el post-punk y el new wave de los 80 con un toque angelical.

Las canciones siempre abordan situaciones donde los cultos son mostrados como instituciones de fidelidad. En The Demonstration esta temática es la que mantiene todo de pie junto con el reverb de la guitarra, las máquinas de percusión y las atmósferas que evocan los momentos más cautivantes de bandas como Cocteau Twins. Esta producción va que vuela para ser un clásico de culto en 10 años, créannos.

9. The xx – I See You (Young Turks)

Cuando veíamos a The xx en vivo era muy evidente que en cualquier momento iban a dar un salto musical con el que dejaran atrás esa intimidad que hizo que su álbum debut fuera una chulada. Ya saben, eso de incorporar ritmos mucho más bailables y alteraciones en las canciones para hacer que embonaran de la mejor manera con Coexist, ya daba la impresión de que el siguiente paso para la banda era seguir el camino clubero que fue puliendo Jamie xx con In Color.

Y así fue, I See You es un álbum estrictamente pop, pero que nos muestra un lado más versatil de The xx en cuanto a la estructura de las canciones, ya que antes era muy fácil deducir que en el coro estaría apareciendo la guitarra de Romy para aferrarse al pasado. Pero eso no sucede en esta ocasión, ahora hay momentos donde el bajo es el único instrumento que queda expuesto como en “Dangerous”, sin mencionar que los juegos vocales de Romy y Oliver se apegan a las bases rítmicas de Jamie para tener un efecto mucho más pegajoso.

8. Austra – Future Politics (Domino Records)


Un disco directo, confrontador, estimulante y que en todo momento nos sumerge en pasajes hermosos con los que termina contagiándonos su espíritu de libertad, deseo y esperanza. Puede que esos tres elementos sean demasiado positivos y puedan convertir la temática de Future Politics en un cliché, pero la realidad es que esas cosas son vitales en la actualidad y Katie Stelmanis las aborda con la sutileza perfecta en el nuevo álbum de Austra.

El motor del disco es fenomenal y la parte musical lo es por igual, ya que con el riesgo de caer en una insufrible monotonía, la banda optó por darle una refrescada a las armonías que respaldan las imponentes cuerdas vocales de Katie. Quizá no hubo hype a su alrededor cuando salió, pero el disco es esencial.

7. Run The Jewels – Run The Jewels 3


El-P y Killer Mike tienen su propio imperio. No importa lo que hagan, el par ya es sinónimo de calidad y como todos estuvimos intenseando para que ya sacaran el RTJ 3, decidieron soltarlo de forma gratuita como regalo de navidad el año pasado sin importar que estuviera programado para 2017.

Sabemos que puede existir la eterna discusión en sí el disco debía entrar en las listas de 2016, pero decidimos incluirlo en esta porque fue cuando cada una de sus piezas comenzó a adquirir un valor muy especial por su relevancia y los invitados especiales que tuvieron como el caso de Danny Brown, Kamasi Washington, Boots y Tunde Adebimpe de TV On The Radio. Además, luego de la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, un álbum como este es más que necesario en nuestras vidas.

6. Jlin – Black Origami (Planet Mu)


Muchas veces se cree que hacer música electrónica solo consiste en apretar botones y ya, pero no. Jlin es la prueba irrefutable de que hasta para moldear una base electrónica se debe de tener los conocimientos necesarios para mantener un nivel de elegancia en todo momento.

Ese es el arte del footwork, la arquitectura que maneja desde la portada de Black Origami es imponente y habla por si sola. Los juegos de percusión, los inesperados cambios de ritmo, los sampleos y el frenesí que se vive en el disco es el ideal para perderse en una noche. Y, por si acaso no lo sabían, también hay un par de aportaciones especiales por parte de Holly Herndon y William Basinski.

5. Priests – Nothing Feels Natural (Dischord)


Priests es un cuarteto de Washington bastante joven que después de sacar 4 EP con distintos sellos independientes, este año finalmente editó su álbum debut con una impecable ejecución musical que abarca los terrenos del punk y el post-punk de un modo muy particular.

¿Por qué? Pues digamos que la parte instrumental de Nothing Feels Natural no se convierte en algo abrumador o que sature por completo la estructura de las canciones, sino que es sometida constantemente por las impresionantes vocales de Katie Alice Greer. En serio, uno de los más grandes encantos del álbum (y la banda en general) es la fuerza que tiene la voz y el cómo es capaz de ser el conductor principal de lo que ocurre en el interior de cada pieza.

4. Perfume Genius – No Shape (Matador Records)


La evolución de Mike Hadreas es un proceso natural que lo ha llevado de ser un adolescente que retrataba muy cautelozamente las turbias experiencias de su niñez, a ser toda una entidad que se alimentó de esas sensaciones impuras para hacerse más fuerte y construir un personaje capaz de seducir a todo aquel que se ponga frente a él.

No hace falta clavarse de lleno en el concepto del álbum para comprender lo que Hadreas quiere transmitir con esta producción, ya que desde los vídeos que ha presentado podemos ver como nos incita a ser libres por medio del baile y los contoneos corporales que le inyectan una dosis de dramatismo al universo de Perfume Genius. No por algo en No Shape hasta aparece una colaboración con Weyes Blood.

3. Mount Eerie – A Crow Looked At Me (P. W. Elverum & Sun)

Este debe ser el álbum más doloroso del año y no porque sea imposible escucharlo, sino por su palpable naturaleza. A Crow Looked At Me es una carta con la que Mount Eerie se despide de su esposa, Geneviève Elverum, quien lamentablemente perdió la vida el año pasado de forma inesperada.

Las canciones abordan el proceso de cuando una persona se enfrenta a la muerte. Es un álbum intimo y estrictamente personal. Emuy complicado tener un vínculo directo con lo que sale de su voz a cada segundo debido a que este paquete de canciones son solo para su esposa. Esta es la forma con la que Mount Eerie trató de liberarse y de encontrar la paz; de acercarse una vez más a su amada y despedirse de ella con la esperanza de volver a estar juntos en otra vida.

2. Slowdive – Slowdive (Dead Oceans)


Cuando una banda se reúne después de varias décadas y se anima a sacar un disco, no es muy común que el resultado de su regreso nos entrege grandes cosas y menos después de haber publicado discos que en su momento se encargaron de hacer historia dentro de un género en particular. Slowdive es la excepción, en su álbum homónimo hay una notable diferencia en comparación a sus discos anteriores y es natural, sus voces adquirieron un nuevo tono, pero internamente las emociones siguen siendo las mismas.

Cada corde instrumental es un sueño, ya que mantiene esa exquisitez sonora con la que nos enamoraron al momento de concebir su esencial Souvlaki, solo que con un enfoque renovado con el que intentaron alejarse del pasado y construir un nuevo presente. Uno más experimentado, sabio y con la fortaleza suficiente para convertirse en el estímulo emocional por excelencia.

1. Kendrick Lamar – DAMN. (Top Dawg Entertainment)

Aunque Kendrick Lamar siempre ha tenido voz propia, con DAMN. esa voz llegó a las masas. Las barreras a las que se enfrentaba en el pasado finalmente fueron derribadas para abarcar un sector de personas que necesitan sentirse parte de algo muy importante gracias a los problemas políticos que se han presentado en el último año.

DAMN. llega como anillo al dedo y con ello Kendrick no solamente viene a coronarse como el amo por excelencia del hip hop de nuestros días, sino que además su estilo de composición es aún más directo y muestra una notable consistencia que no todos los raperos suelen tener en la actualidad.

Es natural si piensan que se exagera al momento de incluir cada disco que hace dentro de lo mejor del año pero créannos, el tipo es un genio.

Comentarios

comentarios

TE RECOMENDAMOS