Mono y Deafheaven en Guadalajara: Dominando resonancias

Por Alejandra Armas

En esta ocasión fue la gente tapatía la que esperaba en el Foro Independencia a estas dos grandes bandas. Mono, actualmente uno de los grupos más importantes del Post Rock Japonés, tras cuatro años de ausencia por estas tierras se tomó muy esperado por un público bastante exclusivo. Mientras que después de presentarse hace un par de años en el Corona Capital, Deafheaven, de origen estadounidense, trajo a Guadalajara sonidos esplendorosos destinados a causar una euforia excepcional a todo el que estuviera parado en el foro, movió hasta la fibra más oscura del suelo. Por las reacciones a lo largo del show, es claro que el público no se fue decepcionado, al contrario, al sentir esa vibra de distintos matices, se vivió una atmósfera de goce por la buena música, en donde los asistentes mostraban emoción y satisfacción moviendo sus cabezas al ritmo de la música.

Comienza a sonar el Intro de Moonlight antes de empezar a tocar, Mono abrió la función, de pronto las personas se dirigieron al escenario para ver a esta banda formada en 1999. Comenzó a sonar “Ashes in the Snow”, en un escenario discreto y pequeño vibran estos asiáticos con toques ligeros y minimalistas, no se necesitaban voces, simplemente música, como Mono lo sabe hacer. Takaakira Goto, guitarrista principal y compositor, hacía magia con una Fender Jazzmaster de 1966, complementando sus sonidos con dos amplificadores que carga desde hace ya varios años. Mientras la melodía iba adquiriendo fuerza el resto de sus integrantes; Tamaki Kunishi (bajista), Yasunori Takada (baterista) y Yoda (también guitarrista) iban mostrando más movimiento en sus cuerpos e iban incrementando la conmoción al público. Canciones como “Dream Odyssey” y “Requiem for Hell” fueron las que sonaron durante la presentación.

Sale Deafheaven, las personas ya se preparaban para la presencia del Post-Metal cuando salieron todos los integrantes y comienza el ritmo de “Brought to the Water” ahí fue cuando el ambiente dio un giro radical y potente en cuanto a energía, los guitarrazos de Kerry McCoy quien cargaba con una Moonflower exclusiva, hicieron gritar a la gente con ese ritmo tan único del intro de la primera canción. Como era de esperarse George Clarke (vocal) hizo un espectáculo en donde interactuaba con el público, el cual se prendía más y más.

Sin duda es una atrevida combinación de géneros con los que experimenta esta innovadora banda, y ha cautivado en todos los sentidos posibles a un nicho muy específico, en esta ocasión fue la primera vez que se presentan en Guadalajara, pero hablemos sin rodeos, la gente tapatía también tiene esa energía metalera como la que transmite Deafheaven, la euforia se sintió en todo momento mientras tronaban canciones como “Baby blue”, “Language games”, “Dream House”, entre otras.

Definitivamente este show terminó con emociones que se quedarán muy grabadas, nos quedamos con ansias de escucharlos en vivo muy pronto con nuevos materiales y con la satisfacción de haber visto a Mono y Deafheaven acompañados de una noche muy deliciosa.

Comentarios

comentarios