The Psychedelic Furs llenó de recuerdos el Plaza Condesa – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Por Ernesto Olvera
Fotos Fresale

The Psychedelic Furs tiene un montón de sencillos que durante la década de los 80 los posicionaron en un lugar muy especial por la diversidad de estilos que manejaban y el porte tan particular con el que se desenvolvía Richard Butler en escena.

Pero aún con lo exitosos que fueron algunos sencillos como “Pretty In Pink” y “The Ghost In You”, hay un sentimiento de frustración que nos hace cuestionarnos ¿por qué demonios no tuvieron un alcance mucho más masivo? En serio, The Psychedelic Furs es una de las bandas más infravaloradas del Reino Unido y como muestra de eso estuvo su presentación en el Plaza Condesa.

Cuando tocaron por primera vez en la ciudad como parte del Corona Capital, su presentación era como un sueño imposible hecho realidad, ya que su nombre no suele aparecer en carteles con esa magnitud (al menos en México) y por ende era un poco complicado tratar de “predecir” la respuesta que tendría la gente durante su debut en nuestro país.

Afortunadamente todo salió bien y eso bastó para que la banda decidiera regresar para dar un show mucho más íntimo y extendido en uno de los mejores recintos de la ciudad: el Plaza Condesa. Como no han sacado algo nuevo desde hace una eternidad, era obvio que su concierto se basaría en un sólido recorrido a través de aquellos clásicos que a más de una persona los hicieron suspirar, cantar, saltar y gritar como si no hubiera alguien enfrente de ellos, comenzando por las personas que tuvieron el privilegio de vivir en carne propia el nacimiento de The Psychedelic Furs.

Con un set compuesto por 18 canciones, el sonido de su presentación fue en aumento después de que en “Dumb Waiters” la voz y el saxofón estuvieran a un volumen muy bajo, lo cual fue solucionado de forma inmediata para que pudiéramos contemplar en todo su esplendor canciones como “Heartbeat” y “The Ghost In You”.

Al igual que una noche anterior con OMD, cada uno de los miembros de The Psychedelic Furs se mostraban completamente sorprendidos por el nivel de convocatoria y la respuesta que recibían minuto a minuto por parte de los asistentes. La sonrisa de Richard lo delataba y la mejor manera que tuvo para agradecerle a todos, fue cantando “Heaven” con una nube de luces azuladas con las que nos aceleraba el corazón cuando exclamaba ‘and heaven is the whole of the heart, and heaven don’t tear you apart‘.

Aunque el Plaza no estaba realmente atascado, si tenía la cantidad suficiente de personas para hacer que la velada fuera aún más elegante y que el sentimiento fuera uno solo. Ese sentimiento con el que tocaron “No Tears”, “Highwire Days”, “Love My Way”, “Angels Don’t Cry” y su cover a “Believe” de Love Spit Love.

Su presentación fue excelente y el contraste generacional provocó una fuerte empatía por parte de la banda hacía el público, ya que incluso se podían ver niños acompañados de sus padres y otros rostros con los que ya nos habíamos familiarizado una noche anterior.

Quizá la idea de ver a una banda de tales escalas en un ambiente muy variado puede ser demasiado romántico o cliché, pero es bueno ver que una banda como The Psychedelic Furs va recibiendo el reconocimiento que se merece con el paso de los años. No por algo decidieron dejar el escenario con “Pretty In Pink”, para después regresar y recetarnos 3 joyas de su catálogo (“President Gas”, “Heartbreak Beat” e “India”) para decir adiós y agradecer a cada una de las almas por haber hecho que su noche fuera perfecta…

¿Pero saben qué? El placer fue nuestro, una vez más.

Comentarios

comentarios