x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México
COBERTURAS

Una noche especial con Motorama y Be Forest. en el Plaza Condesa

Por Ernesto Olvera
Fotos Fresale

No es muy común que lleguen a México giras donde podamos ver a dos actos internacionales que no suelen tocar juntos tan amenudo, pero cuando eso sucede siempre terminamos siendo testigos de una noche que peca de especial. Este fue el caso del concierto que dio Motorama con los italianos de Be Forest. (si, con todo y el punto), el cual desde el inicio nos recibió con una atmósfera muy particular en el Plaza Condesa gracias al discreto set que dieron los chicos de Stendal, banda proveniente del corazón de la CDMX.

Be Forest. es un acto que ya lleva trabajando durante un buen rato y a lo largo de su existencia han ido pasando por géneros que tienen en común la estética fría del post-punk y los tonos de ensueño del shoegaze y el dream pop. Y aunque hasta hace unos años era un poco difícil imaginar un concierto de la banda en nuestro país, este 10 de noviembre pudimos ver de qué están hechos sobre uno de los mejores escenarios de la ciudad.

Como ya pasó un tiempo considerable desde que lanzaron Earthbeat, era de esperarse que aprovecharan el momento para debutar un par de canciones nuevas que, aún con un par de detalles técnicos en la guitarra, dejaban al descubierto un lado mucho más gélido de la banda y que en definitiva nos hace pensar que en su próximo álbum de estudio nos estaremos encontrando con un sonido y una personalidad muchísimo más establecida.

Aunque la presentación de Motorama estaba programada para las 10 PM, las cosas se adelantaron un poco debido a que el set de Be Forest. se fue como agua en las manos y, aunque eso pudo ser algo realmente malo, al final el catálogo de la banda no es tan complejo para brindarnos un concierto que se extienda más de lo permitido.

Es por eso que el trío ruso tomó el escenario del Plaza un par de minutos antes para deleitarnos con canciones como “Wind In Her Hair” y “Rose In The Vase”, mismas que desde sus primeros acordes desataron una euforia muy especial por parte de cada uno de los asistentes, quienes desde la primera visita de la banda han mostrado una estricta fidelidad por su música sin importar que no suelan venir por acá con su alineación completa (con excepción de su show en el Vive Latino).

“Heavy Wave”, “Alps”, “Holy Day” y “Ghost”, fueron otros de los cortes que se encargaron de sacudir el piso del Plaza, porque si algo tienen los fans de Motorama, es que comienzan a saltar y a corear el nombre de la banda desde que los ven parados sobre el escenario, aún cuando a ellos parezca no provocarles ningún tipo de emoción el escuchar el cliché “oooee oeeeeee oeeeee”.

Pero ya saben, al final también tienen que complacer a las personas que se dieron a la tarea de pagar un boleto por verlos y como este fue su concierto más grande en la ciudad, jugaron un poco con nuestras emociones al dejar el escenario, regresar para tocar una canción, irse de nuevo y dejar a todos con la incertidumbre de “¿Volverán o nel?”. La buena noticia es que regresaron para un segundo encore que solo incluyó un corte más con el que simplemente se fueron sin voltear atrás.

No cabe duda que Motorama es una de las bandas más queridas en nuestro país y después de la notable convocatoria que se ha registrado en los shows que programaron en CDMX y en varios estados del país, es obvio que traerlos a México se ha convertido en una opción bastante rentable. Si no pudieron ir a verlos en el Plaza ni se preocupen, ya que seguramente volverán otra vez.

Comentarios

comentarios

TE RECOMENDAMOS