Saltear al contenido principal

NOTICIA

«Oi nomás ese cremón…” – 10 canciones que marcaron a Fran Hevia

Desde que recuerdo me encanta la música. Mi papás siempre fueron entusiastas del rock de su generación, el estéreo siempre estaba encendido en casa y crecí con los sonidos de The Doors, Creedence Clearwater Revival y Grand Funk Railroad entre muchos otros.

Uno de los primeros álbumes que consideré realmente mío fue el Hell Freezes Over de The Eagles, mismo que hurté de la caja de discos de mi papá y en una ocasión me lo confiscó una monja en la escuela católica por ser música ‘de grandes’. Mi canción favorita del álbum: “Get Over It” de 1994.

Mi papá tocaba en una banda, así que mi primer acercamiento con el caprichoso mundo del es-pectáculo fue verlo ensayar en casa y jammear en bares, uno de los temas que indudablemente me recuerdan el rush de esos días es “Vehicle” de The Ides of March (“Vehículo”, diría Adolfo Fernández Zepeda, la voz Universal).

Pocas cosas me han impresionado tanto como Michael Jackson. No sólo la música, sino la estética, la presencia escénica, la gigantesca producción. En los días antes de la Internet, tener la oportunidad de ver cualquier cosa relacionada con el rey del pop en la televisión era una verdadera exquisitez para mí.

Pero sin duda el álbum que me cambió la vida fue ReLoad de una de mis hasta ahora bandas favoritas, Metallica. En 1997, cuando escuché “Fuel” en la radio no lo podía creer, de inmediato me devoré maravillado toda la discografía de la banda.

Como cualquier joven ‘alternativo’ de mi generación, toqué en una banda, lo que me permitió conocer a gente talentosísima del medio. En 2007 pude cotorrear con auténticos ídolos en el backstage del Vive Latino, pero lo que más me impresionó fueron los escenarios pequeños con bandas como Bengala. Creo que su álbum debut lo escuché hasta que se pulverizó el CD.

10 años después pude volver al Vive, esta vez pisando un escenario como comediante y tuve el honor de ser presentado por uno de los artistas contemporáneos al que más le he puesto el ojo últimamente: Lng/Sht, su reciente ascenso a la fama en un país donde el hip hop no figura en medios masivos es una gran inspiración. Éste es un rolón con un gran video en el que además aparecen mis muy queridos Ricardo O’Farrill y Chumel Torres.

Ésta no es una rola pero es un track de un disco, ¿cuenta? Aunque me encanta la música, nada me apasiona tanto como la comedia. Desde niño sabía que quería hacerlo ante la gente pero realmente nunca supe cómo, hasta que conocí el stand up. Mi comediante favorito es Norm Macdonald y su primer -y único- especial de Comedy Central, Me Doing Stand Up, me parece uno de los mejores álbumes de la historia.

¿Funk, soul y comedia? Flight of the Conchords. Su álbum homónimo de 2008 es de lo más sofis-ticado que guardo en mi colección

Me maman los Red Hot Chili Peppers. Más que por el genial catálogo que se cargan, por la actitud; simplemente les vale v*rga. Pero tienen la suficiente calidad artística para justificar todos sus desfiguros.

A pesar de sólo dedicarme a hacer bufonadas en el escenario, estoy muy agradecido de poder compartir cartel con bandas tan talentosas todo el tiempo. Una de las más recientes es Camilo Séptimo, uno de los grandes hallazgos de mi audioteca (¿existe esa palabra?) en este año.

Helas allí. Diez canciones de cientos que me han marcado. Ojalá comparta aristas con usted, amigo lector. Si quiere discutir más al respecto podemos vernos el próximo 30 de noviembre en el Teatro de la Ciudad, que estaré de pipa y guante junto a tres grandes colegas, Roberto Flores, Alex Fernández y Alan Saldaña, seguramente rockeando alguno de estos cremones en el estéreo de mi coche.

¿Quieren asistir al show de esta noche en el Teatro de la Ciudad? Los primeros que manden un correo a contacto@filtermexico.com con su nombre completo poniendo como asunto «Pipa y Guante» tendrán una cortesía doble para hoy.

GO!

Noticias relacionadas

9 lanzamientos nuevos para el fin de semana

Noviembre llegó a su fin y eso significa que la mayoría de las publicaciones está…

Director’s Cut: Los 30 mejores vídeos de 2020

Por lo regular los listados de fin de año siempre se enfocan en discos y…

Since I Left You: El álbum que hizo The Avalanches con 3,500 sampleos

En 1997 se comenzó a construir la historia de The Avalanches con un pequeño EP…

Possessor: El infravalorado score de una de las mejores películas de 2020

Possessor es una de las tantas cosas que sucederían en 2020 dentro del mundo del…

Selofan: El mundo terminará solo cuando la música se detenga

Durante la década pasada hubo una transición musical bastante interesante donde géneros como el post-punk, el minimal synth y el witch house dieron pie al nacimiento de proyectos que con el paso del tiempo fueron mutando para reinventar tanto su sonido como su estética visual en sellos como Wierd Records, mientras que aquellos que llegaron un poco tarde (o cuando se pensaba que el furor de Tumblr se había mudado a Youtube) aparecieron con una misión y una personalidad definida que giraba alrededor del romance tradicional, la nostalgia y el hedonismo que caracterizó a la cultura goth desde su concepción.

Instrument: El legendario documental sobre Fugazi en streaming

El confinamiento se ha prestado para rescatar muchas cosas que se habían estado quedando en…

Volver arriba