Cigarettes After Sex fue el soundtrack perfecto para romancear en el Frontón México – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Fotos Fresale
Por Ernesto Olvera / @MyBlogCliche

Cuando Greg Gonzalez decidió grabar un EP en su tiempo libre con el nombre de Cigarettes After Sex, quizá no estaba pensando en el alcance mediático que estaría teniendo en algunas regiones del mundo, comenzando por México.

Ese EP estaba bañado en tonos gélidos y atmósferas de ensueño con las que Greg trataba de demostrar el amor que le tiene a bandas como Cocteau Twins y a la cinematografía italiana de la vieja escuela. Cada uno de esos ideales se potencializaron con su debut homónimo del año pasado y si bien fue uno de los discos más exquisitos que aparecieron en 2017, no estábamos tan conscientes del alcance real que tuvo Cigarettes After Sex en nuestro país, hasta que los vimos este fin de semana en vivo.

El Frontón México fue el lugar elegido para verlos por primera vez en vivo y, luego del sold out que registraron y la abrumadora reacción de sus fans (porque si, hasta había un club de fans en la sección general) no dudamos que esta sea la primera de varias visitas a la ciudad, ya que cada una de las canciones era coreada de principio a fin y las notas que se desprendían de la guitarra de Greg eran aplaudidas sin temor a nada. Fue una sesión donde el frío y la tenue lluvia que estaba en el exterior se fue transformando en un sentimiento de romance y nostalgia.

Musicalmente Cigarettes After Sex tiene un estilo bastante agradable, muy fino y delicado que en ocasiones le inyecta una pequeña dosis de tensión a temas como “K.” y “Nothing’s Gonna Hurt You”, ya que cuando piensas que la base instrumental se puede romper en cualquier momento, la parte vocal se encarga de mantener en un mismo nivel la tonalidad de la canción y por ende las emociones que se acumulan en el interior de las personas terminan por darle vida a un suspiro.

“Sunsetz”, “Sweet”, “Opera House” y “Young & Dumb”, fueron tan solo algunas de las canciones que recibieron un afecto inmediato por parte de las personas, con todo y que el audio tenía dos caras completamente diferentes. ¿Por qué? Bueno, pues mientras en la secciones de arriba se escuchaba impecable, en la parte general parecía que el audio estaba sufriendo varias complicaciones por la nula funcionalidad de los monitores. Y aunque este detalle fue mencionado principalmente por las personas que se encontraban hasta atrás, eso no impidió que dejaran de aplaudirle cada movimiento a la banda.

Naturalmente su presentación tenía que estar acompañada de imágenes que los ayudaron a montar cada pieza en su disco debut, comenzando por el bello rostro de Anna Karina, icono de la nouvelle vague y musa de Jean-Luc Godard, con lo que sus pasionales expresiones sirvieron como complemento perfecto de lo que sucedía en el escenario.

Es muy complicado saber qué pasará con una banda como Cigarettes After Sex considerando que el estilo que manejan puede provocar su propia muerte, pero habrá que ver cómo logran reinventarse a sí mismos sin alejarse de sus ideales naturales.

Lo que sí es una realidad, es que Greg Gonzalez tiene el corazón de una notable cantidad de personas que en determinados momentos de su presentación, nos recordaron la reacción colectiva que hubo durante el primer concierto de The xx en el Auditorio Blackberry; esto en el sentido del vínculo emocional que se desarrolló desde el momento en el que los vieron parados en el escenario. Ya lo demás es otra historia…

Comentarios

comentarios