Australia vs Perú: Bandas de surf – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Esta contienda es bastante interesante, aunque Perú ya fue eliminado aún resta un partido que promete ser entretenido. Esta ocasión más que un versus decidimos tomar los sonidos clásicos de Australia y contrastarlos con las bandas nuevas de Perú, para demostrar que, sin importar el país, la música evoluciona de manera universal. ¡Bien jugado Perú!

GANGgajang (Australia)

Esta banda del ‘84 es importante porque es el puente entre el surf clásico que se producía en los 60 y la nueva vertiente de sonidos que abrieron paso a géneros como el dream surf. Échale un oído a uno de los proyectos más influyentes de Australia.

 

Los Stomias (Perú)

Este proyecto de Lima nos muestra sus mejores riffs para surfear en las playas de su país. Con sampleos de Pulp Fiction, ésta banda se ha dado a conocer rápidamente en los circuitos de garage a nivel mundial.

 

The Echomen (Australia)

Esta banda en los 60 nos mostraba una destreza legendaria para esos riffs que se escuchan mejor bajo el sol, sin duda alguna es por eso que han podido trascender en el tiempo y hasta la fecha ser un referente dentro de la música surf de su país.

 

Banana Child (Perú)

Estos chicos de Perú han logrado fusionar el surf con letras un tanto curiosas. Es interesante que en algunos breaks se puede notar esa base de cumbia peruana que ha impactado al mundo, lo que los convierte en una propuesta llamativa que vale la pena escuchar.

 

The Denvermen (Australia)

Siguiendo con las bandas de los 60, para poner un poco más de surf clásico encontramos a esta banda que tiene un sonido per-fec-to para dirigirte a una ola y sortear el recorrido, mientras dejas que las melodías te lleven de vuelta a la arena.

 

Mundaka (Perú)

Esta propuesta de Perú fusiona los riffs del género con letras en español e inglés. En sus composiciones nos podemos encontrar solos con trompetas y una mezcla de dream surf que da mucho de qué hablar.

Comentarios

comentarios