Depeche Mode, Human League y New Order nos narran la historia del synth-pop – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

En varias ocasiones hemos tenido el placer de explorar la naturaleza sueca para producir un synth-pop muy particular que, dentro de sus raíces llenas de color, existe un trasfondo político y social donde el género es utilizado como una expresión de protesta, principalmente en proyectos contemporáneos como The Knife o jj.

Sin embargo, el origen del synth-pop fue con otro fin: acercar al mundo a los sintetizadores. Es decir, a inicios de los 80 las herramientas electrónicas eran utilizadas para construir experimentos sonoros que se salían de la línea convencional de una canción pop.

Ya saben, Kraftwerk no era tan accesible en realidad y luego surgió una enorme camada de artistas cuya tirada experimental dio pie al nacimiento de géneros más oscuros como el caso de Throbbing Gristle y hasta el legendario Jean-Michael Jarre.

Es por eso que una generación de teenagers en Reino Unido que, si bien pertenecían a la cultura goth que escuchaba Bauhaus y Siouxsie & The Banshees, quiso darle un giro al uso de los sintetizadores para que más oídos pudieran contemplar las maravillas que podían producirse con ellos.

Synth Britannia es un documento audiovisual que nos muestra esa transición que existió en los 80 entre el post-punk y el synth-pop de la mano de Depeche Mode, The Human League, Pet Shop Boys, Gary Numan y New Order, así como el impacto que tuvo no solo en la música, sino en la forma de vestir y la actitud de los adolescentes en Reino Unido.

Véanlo a continuación:

Comentarios

comentarios