Saltear al contenido principal

NOTICIA

A 20 años de Bauhaus en el Cine Ópera

Si bien a veces nos ponemos demasiado exigentes y tenemos crisis existenciales por el costo de los boletos, en México hemos tenido la fortuna de ver bandas que no suelen llegar a otras partes de Latinoamérica y aunque eso es parte del negocio que representa armar un espectáculo en nuestro país (sin importar que no nos alcancen los ingresos para terminar la quincena), algunos de estos shows no solo han venido a complacer a sus fans, sino que actualmente tienen un status de culto.

Quizá uno de los más sonados y que las generaciones que llegaron después de 1990 quisieran presenciar en este momento, es el que dio Bauhaus en el Cine Ópera. No solo es uno de los conciertos más emblemáticos que se han hecho en la ciudad por tratarse de una banda de éste calibre, sino por todos los sucesos que se registraron en el lugar y que con el paso de los años se convierten en un fascinante mito; uno que solo los que estuvieron presentes pueden confirmar.

El Cine Ópera sirvió como recinto de conciertos a finales de los 90 luego de que fuera rescatado por Conaculta. Lamentablemente en la actualidad es inoperable luego de los daños que sufrió el año pasado a raíz del sismo del 19 de septiembre; Sin embargo, es un espacio que quedó marcado para siempre por el concierto que dio Bauhaus el 12 de octubre de 1998, donde los boletos se agotaron de volada y las personas que se encontraban en la fila no solo se encontraron con esa triste noticia, sino que además en ese preciso momento comenzó a llover.

Mientras adentro sonaba «Double Dare», «In The Flat Field» y «Hollow Hills», la desesperación en la fila llegó al grado de hacer el clásico portazo para formar parte de este suceso que casi hacía pedazos el lugar. Algunos mencionan que cuando llegó «Dark Entries» se desprendían pedazos del techo, que había humo, gritos y una emoción que llegó al grado de tomar un tronco de pastor en el exterior para usarlo como proyectil (joyaza).

Tristemente no hay fotos del concierto, pero gracias a esta bonita herramienta llamada Internet podemos escuchar un bootleg donde nos podemos dar una idea de las cosas que sucedían en el interior del Cine Ópera, ya que además de interpretar clásicos de su repertorio, también incluyeron sus covers a David Bowie, Iggy Pop, T. Rex y hasta uno de Dead Can Dance.

Es por eso que a 20 años del legendario concierto de Bauhaus les venimos a compartir esta grabación junto con el setlist de la noche. Obviamente si alguno de ustedes tuvo la fortuna de formar parte del show, los invitamos a que nos compartan su experiencia en nuestras redes.

Setlist

Double Dare
In the Flat Field
God in an Alcove
In Fear of Fear
Hollow Hills
Kick in the Eye
Silent Hedges
Severance (Dead Can Dance cover)
Boys
She’s in Parties
The Passion of Lovers
Dark Entries

———————————–

Telegram Sam (T. Rex cover)
Ziggy Stardust (David Bowie cover)

———————————–

The Passenger (Iggy Pop cover)
All We Ever Wanted Was Everything
Spirit

———————————–

Bela Lugosi’s Dead

Noticias relacionadas

#FILTERPlaylist Jet Nebula

Cuando una banda tiene un fuerte compromiso de manera individual para buscar la manera de…

Las 50 mejores canciones nacionales de 2020 (hasta el momento)

Recientemente les hemos estado compartiendo varios proyectos mexicanos que no solo han estado haciendo ruido…

Sonidos del Nortec: Una mirada a la independencia musical en 5 documentales

Una de las cosas que notamos dentro de la dinámica que implementamos para compartirles conciertos…

Send Your Demo: Los 15 descubrimientos de la semana

¿Les somos sinceros? Honestamente cuando se nos ocurrió el tema de Send Your Demo no…

10 discos nuevos para el fin de semana

Bienvenidos sean a otro fin de semana que no parece ser un fin de semana…

Rising: The Glass Beads, post-punk proveniente de Ucrania

A inicios de la segunda década de los dosmiles se fue desarrollando un fenómeno bastante interesante que giraba alrededor de la estética goth y los ideales oscuros que se establecieron dentro del sonido del post-punk y el minimal wave durante los 80, lo que definitivamente resultó muy atractivo en los terrenos DIY con el nacimiento de disqueras como Wierd Records y Disaro, que desafortunadamente no pudieron mantenerse de pie durante mucho tiempo, pero que pusieron las bases para que nacieran más imprentas y colectivos que empezaron a explotar el romanticismo del género, principalmente en Europa.
Volver arriba