Del peor al mejor: Sigur Rós – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Sigur Rós es una banda con mucha visión y perseverancia. Aún con los problemas a los que se ha enfrentado siempre suele resurgir con una personalidad completamente renovada que los ha mantenido con vida durante 25 años.

Su música se puede encasillar por default en la etiqueta del post-rock, pero la realidad es que su complejidad instrumental va más allá de un género musical. Son composiciones que emulan a la perfección la sensación de emociones como la nostalgia, la intriga y el instinto aventurero con el que solemos tomar decisiones cruciales en nuestro día a día.

No por algo sus atmósferas tienden a tener una textura cinematográfica donde su espectro es capaz de cubrir por completo el lugar donde son reproducidas.

Sigur Rós es un mundo y desde su concepción nos han hecho parte de él; es un mundo que pese a los cambios de alineación, altos y fallos en sus discos, y los problemas personales que recientemente salieron a la luz, se mueve constante para mostrar una imagen transparente de sí mismos.

Dicho lo anterior, chequen nuestro ranking con sus discos de estudio ordenados del peor al mejor.

7. Með suð í eyrum við spilum endalaust (2008)

Luego del éxito y los movimientos internos que surgieron a raíz de Takk…, era evidente que la banda quiso hacer algo diferente para no caer en la monotonía artística.

Además es un disco que se dejó guiar un poco por el impulso solista de Jónsi. Si bien eso no quiere decir que es un disco hecho únicamente para él, si se notó la influencia de su debut en este trabajo de Sigur Rós.

6. Valtari (2012)

Con Valtari se puede tener una relación un tanto complicada, ya que de primera instancia se puede notar que quisieron volver al origen de todo; a ese momento donde sus canciones son capaces de darnos un cálido confort emocional. Tan solo basta escuchar “Varúð” para sentir cómo cubren nuestro corazón con la nostalgia que habita en ella.

Sin embargo, aún con los momentos más inspiradores del álbum, hay algo que hace que el concepto del álbum se sienta un poco perdido.

5. Von (1997)

Así como tienen momentos de plena calma, Sigur Rós es una banda que también se ha caracterizado por construir paredes de poder para derrumbarlas en cuestión de segundos.

Von es el origen de este virtuosismo que se impone con mucha facilidad durante sus presentaciones en vivo, sin mencionar que en él podemos encontrar joyas como “Hafssól” y “Hún jörð”.

4. Kveikur (2013)

Hablando de la devastación musical que suele cubrir su manto, Kveikur puede ser el referente más indicado para hablar sobre su pasado y su presente.

En él encontraron el balance perfecto entre la calma y los segmentos de ruido que no solo mutaron para convertirse en una sesión de epicness en “Brennisteinn”, sino que también supieron cómo domar un escalofriante riff en “Stormur”.

3. Takk… (2005)

Empecemos con la perfección en su discografia. Algunos podrán decir que es el mejor, pero es difícil llegar a un acuerdo sobre cuál es el mejor disco de Sigur Rós considerando que sus piezas clave son verdaderas obras maestras.

Takk… es ese conmovedor momento donde nos hicieron soñar y le compartieron al mundo un pedacito de Islandia tanto a nivel musical como visual, ya que si bien su nombre no era desconocido para muchos, también fue la carta de presentación para las personas que no estaban tan enganchados en el post-rock y con ello descubrieron un mundo nuevo; uno lleno de posibilidades infinitas.

2. Ágætis byrjun (1999)

Ágætis byrjun los puso en el denominado “ojo del huracán” y con justa razón, es un álbum que en su tiempo se sentía como algo fresco, algo novedoso y algo que manipulaba lo que sucedía en nuestro interior sin darnos cuenta.

Justo en una época donde las guitarras y el pop-MTV estaba por todos lados, en las profundidades se estaba cosechando un fenómeno musical cuya honestidad era proyectada por vibraciones de fantasía y ambientaciones con las que es muy fácil empañar nuestros ojos.

1. ( ) (2002)

¿Van a llorar? ¿Vamos a llorar todos juntos? Podrán estar de acuerdo o no, pero ( ) es una pieza que difícilmente se puede describir con palabras, al igual que el amor.

Desde las primeras notas de piano en “Vaka”,”Njösnavélin” y el apocalipsis con el que llega a su final, es un álbum que te mantiene suspirando sin importar el lugar o el ambiente donde lo escuches.

Es el disco perfecto.

Comentarios

comentarios