BlacKkKlansman: Un viaje sonoro en contra de la discriminación – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Por Christopher Sandoval / @teratologia

BlacKkKlansman o El Infiltrado  del kkklan, titulo que le dieron en nuestro país porque al parecer todos sabemos que esa es la traducción del título original…  es una película co-escrita y dirigida por Spike Lee, inspirada en el libro de Ron Stallworth titulado Black Klansman, el filme nos traslada al Estados Unidos de los 70 donde el primer policía negro de Colorado Springs se infiltrará dentro de las filas del Ku Klux Klan.

Además de las actuaciones excelentes por parte de John David Washington y Adam Driver, nos encontramos con un diseño sonoro que logra trasladarnos a la perfección a la época donde sucede esta historia y es que la música original creada por Terence Blanchard desde el inicio nos presenta un score bastante patriótico pero sin caer en la exageración, además de los notables matices que logra al mezclar los sonidos orquestales, con rasgueos de guitarra estilo funk y percusiones de jazz que traducen a la perfección la atmósfera de de la historia, pero siempre manteniendo un toque de sigilo que enaltece la operación encubierta mostrada en pantalla.

Por otro lado el soundtrack de la cinta tiene una excelente curaduria ya que desde que las primeras notas de “Too Late to Turn Back Now” de Cornelius Brothers & Sister Rose sabemos que nos encontramos en la época donde está canción se colocó entre el lugar 2 del Hot 100 de Estados Unidos y Reino Unido.

También contrapuntean con clásicos de ayer y hoy como lo es “Oh happy Day” de The Edwin Hawkins Singers, tema que además de ser covereado por grandes como Quincy Jones y Nick Cave & The Bad Seeds en su versión acústica de “Deanna”, también ya tiene un largo camino cinematográfico al aparecer en  el soundtrack de Sister Act 2, Secretariat y El profesor chiflado 2.

Si hablamos de los 70 no podemos olvidarnos del funk y menos de James Brown, quien contribuye a la cinta con su tema “Say It Loud – I’m Black and I’m Proud”, tema que se ha convertido en un referente inmediato para la guerra contra la discriminación y que en el contexto de la película encaja de manera perfecta para que la narrativa continúe avanzando.

Es interesante que muchas veces creemos que todos los temas que suenan dentro del soundtrack tienen que pertenecer a la misma época, más de una vez hemos visto como una película ha sido atacada por meter temas que no corresponden al tiempo en que el relato se desarrolla, pero conforme avanza la película llegamos a la conversación en un auto y en la radio comienza a sonar “Freedom Ride” de R.J. Phillips Band, un proyecto
contemporáneo de Baltimore que se caracteriza por crear tracks acerca de los héroes norteamericanos que han luchado por la justicia y contra la intolerancia a través de la historia, y aunque en una primera instancia nos recuerda a un track clásico de country de la época, en verdad es una pieza en contra de la discriminación.

Otra canción destacada es “Lucky man” del supergrupo Emerson, Lake & Palmer, esta pieza ha pasado a la historia por ser de las primera en incluir un solo de sintetizador Moog y después de aparecer en un capitulo de Los Simpsons llega a la narrativa de la película para darnos unos tintes de melancolía, de que el pasado era mejor, aunque en la escena vemos que el racismo sigue latente aunque se minimiza con risas y humor negro.

Para finalizar el recorrido nos encontramos con “Mary Don’t You Weep”. una canción inédita de Prince para marcar un cambio en el tiempo y enfatizar un sentimiento que sigue latente aún en nuestros días. Este track  en un principio se dio a conocer como canciones de esclavos y se fue transformando en una canción de resistencia durante la guerra civil.

Sin duda alguna lo mejor de BlacKkKlansman es el equilibrio entre humor y las referencias a la actualidad que se dan continuamente, pero el cierre con este track hace que más de uno se levante de su butaca pensando en que efectivamente solo nos queda tener esperanza y resistencia para afrontar la realidad en la que vivimos.

Comentarios

comentarios