Los discos que formaron a Sexores – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Vivimos en una época donde la oscuridad parece estar apoderándose de cada rincón de nuestra existencia, ya que en lugar de que los problemas tengan soluciones y las discusiones se desarrollen en un ambiente de retroalimentación, todo parece estar destinado a ser un apocalipsis social.

Y entonces: ¿Qué es lo que queda? ¿Tratar de adaptarnos y normalizar ese tipo de oscuridad? Quizá a veces lo mejor es cerrar los ojos y dejarnos llevar por una melodía que nos brinde un confort emocional y, dentro de todo lo podrido, nos haga ver que no todo está tan jodido.

La música de Sexores recorre los ambientes más envolventes del shoegaze y la nostalgia del coldwave, por lo que la combinación de ambos elementos nos transporta de la oscuridad social, a la oscuridad que nos incita a bailar aunque estemos empapados en lágrimas.

Aprovechando que el año pasado apareció East / West, la banda llegó a la Ciudad de México como parte de los 10 años de NRMAL, así que si no tenían el privilegio de conocer a Sexores, este es el momento más indicado para explorar los sonidos que se desprenden de su universo.

Es por eso que para conocerlos un poco mejor, Emili y David nos hablan sobre los álbumes que los fueron orillando a formar una banda y para que se queden el trip, también les dejamos el playlist que nos armaron al final de la narrativa.

1. Glasvegas – Glasvegas: No sé si pueda expresar lo que sentí cuando escuché por primera vez este álbum, lo que sí puedo decir es que aquí están retratados algunos pasajes de mi vida; eso y el sonido me inspiraron profundamente al momento de hacer algo que suene así de grande, como la pared de sonido de Phil Spector revisitada. – David

2. The Cure – Disintegration: podría decir que este es el mejor álbum de la historia; es un cúmulo de himnos de pop gótico que marcaron la obra absoluta de The Cure. Su influencia va desde el sonido hasta una estética que en esta etapa llegó a ser perfecta. – David

3. New Order – Power, Corruption & Lies: la forma en la que New Order diseñó el sonido de este álbum y de sus dos siguiente es la manifestación de una banda que estaba siendo parte de la construcción de la música del futuro. El dinamismo de Stephen Morris me ha hecho ser un interpreté más versátil. – David

4. Soft Cell – Non-Stop Erotic Cabaret: este álbum es como escuchar pornografía ochentera musicalizada y convertida en baile, depresión y melodías para seducir prostitutas. Al menos así me lo imagino en aquel Londres de Thatcher. Recuerdo haber escrito algunas canciones pensando en cómo Marc Almond se sentía cuando rodó Seedy Films. – David

5. NIN – The Downward Spiral: la obra de Trent Reznor, y particularmente este álbum y The Fragile me influyeron mucho para crear conceptos visuales y sonoros en Sexores. Es un disco lleno de demonios y eso es verdaderamente inspirador. – David

6. Juan Son – Mermaid Sashimi: o cómo musicalizar cuentos de hadas. Tiene la perfecta combinación entre voces etéreas e instrumentación fantástica. Por un lado, melodías altamente pegajosas y por otro, una producción esmerada e introspectiva cargada de imágenes dulces y nostálgicas. – Emilia

7. Can Can – Can Can: un disco raro que sólo pocos fanáticos lograron piratear. El primer trabajo de la banda revela un gran talento creativo y un ávido deseo de experimentar con sonoridades poco exploradas en aquella época y por aquellas latitudes. El juego de voces, las capas de guitarras y la electrónica hacen de este disco una reliquia del rock ecuatoriano. – Emilia

8. The Radio Dept. – Pet Grief: en 2006, Suecia nos entregó esta melodiosa joya fácil de escuchar y difícil de olvidar. La precisión con la que está producido nos dejó el gusto por hacer que una parte de Sexores se base en la programación y el dreampop escandinavo. – David

9. Blonde Redhead – 23: un trabajo poderoso y cautivante de principio a fin. Es evidente que cada tema fue pensado a cabalidad, denotando el alto ingenio del trío. Un conjunto de letras misteriosas, místicas y en ocasiones desgarradoras cantadas por esa preciosa voz casi ininteligible que sirve de manto arrullador. – Emilia

10. The Smashing Pumpkins – Machina / The Machines of God: cuando Billy Corgan hizo su álbum más futurista dijo que era el sonido de una banda cayéndose a pedazos. Yo sentía lo mismo cuando mi antigua banda se empezó a desarmar, y con algunos de esos pedazos busqué armar algo que dure más y que pueda trascender fuera de un país que es un cementerio musical. Creo que Sexores es un poco eso. – David

11. Cocteau Twins – Milk & Kisses: las guitarras moduladas fueron mi inspiración para comprarme mi primer pedal: un flanger; y las voces como sirenas nórdicas, mi inspiración para cantar con una técnica eólica. Recomiendo escuchar este álbum con las luces apagadas, audífonos y si se puede abriendo la cortina de la ventana de tu cuarto y dejarse estremecer por la noche infinita. – Emilia

12. The Jesus and Mary Chain – Psychocandy: mi primer acercamiento a The Jesus and Mary Chain se lo debo a Sofia Ford Copolla. Y es que este disco está cargado de temas que perfectamente encajarían como la banda sonora de jóvenes irreverentes que se resisten a seguir el rol que la sociedad les ha impuesto. Y justamente esa era la imagen que por aquellos tiempos llevaba la banda escocesa. – Emilia

13. Asobi Seksu – Citrus: es luz y al mismo tiempo confusión. Tan disparejo como una naranja, dulce y agrio a la vez. La reverberación y el delay son motivados por algo así como la esperanza. Envolventes e interminables que me transportan a un bosque tropical nuboso e iluminado. – Emilia

14. My Bloody Valentine – Loveless: cuando estudiaba Ingeniería en Sonido, dos profesores chilenos me recomendaron escuchar este disco. Las primeras veces no entendía si me habían dado una versión mal mezclada. Más tarde comprendí que la magia de esta producción yacía en haber encontrado un timbre único y poco convencional, difícil de sacar de tu cabeza. – Emilia

Sigan a Sexores en Twitter y Facebook.

Comentarios

comentarios