Saltear al contenido principal

CONTEO

Poderío y evolución: Las mejores 10 canciones de Yeah Yeah Yeahs

Cuando pensamos en los Yeah Yeah Yeahs siempre vendrá a nuestra mente el caos que se vivía durante sus primeros conciertos y la postura dominante de Karen O, sin dejar de lado los clásicos vídeos de “Date With A Night” y el sentimentalismo de “Maps”.

Sin embargo, aún con la notable proyección que tiene su nombre, muchas veces no prestamos atención a los pequeños detalles. Esos que se encargan de responder las preguntas de todos aquellos que cuestionan su relevancia y su autenticidad en 2019, ya que si bien ya pasó un tiempo considerable desde el lanzamiento de Mosquito, cada uno de ellos se ha mantenido muy activo trabajando en proyectos por separado y haciéndose de un pensamiento mucho más maduro con sus experiencias personales.

Pero hablemos de la raíz, ya que Yeah Yeah Yeahs no solo fue una de las tantas bandas que explotaron en Nueva York durante el inicio de los dosmiles, sino que son dueños de una estética que va más allá de lo musical, pues además de tener una fuerte presencia en la moda con Karen O y su postura riot grrrl, fotografía y producción con Nick Zinner y la destreza artística de Brian Chase, sus ideales punk han hecho que su personalidad sea digna de admirarse, pues en lugar de adaptarse a las tendencias, ellos son una tendencia que durante los últimos 15 años ha sido muy evidente en las bandas que han aparecido en Estados Unidos dentro del ámbito del punk y el garage.

Naturalmente el sonido de la banda no se quedó estancado, sino que con cada disco fue madurando; se hicieron más sabios y sus prioridades se fueron manifestando en su estilo de composición. Es por eso que fueron capaces de pasar del caos de “Pin” a la exquisitez de “Skeletons” y el baile de “Heads Will Roll”; pese a que las diferencias pueden ser muy evidentes, en el mundo de Yeah Yeah Yeahs esta transición fue algo simplemente natural.

¿En qué han andado? Pues además de darse un merecido descanso para enfocarse en su bebé, Karen O ha estado muy activa con sus proyectos en solitario, tal es el caso del álbum que hizo con Danger Mouse, mientras que Nick Zinner (además de montar galerías con sus fotografías) está arropando proyectos relativamente jóvenes como Tamaryn, Miserable e involucrándose en comunidades como el Cloak & Dagger de Los Ángeles. El más discreto, quizá, es Brian Chase, pues en este descanso de los Yeah Yeah Yeahs comenzó a explorar ambientes más enfocados a la experimentación sonora con el álbum Drums & Drones.

Para celebrar que el trío está de regreso, les traemos un ranking con las 10 mejores canciones de su catálogo. Obviamente seleccionarlas no fue nada fácil y puede que por ahí se nos hayan pasado algunas, así que no duden ni un segundo en compartir con nosotros su top.

10. Down Boy (Is Is)

Probablemente Is Is fue el último lanzamiento donde los escuchamos con su potencia al máximo y canciones como “Down Boy” sirvieron de puente en la transición de su pasado y el futuro .

9. Skeletons (It’s Blitz!)

Hay momentos donde solo se necesita “Skeletons” para recibir un par de palmaditas en el alma por una ruptura.

8. Sacrilege (Mosquito)

Aquí la banda quiso intentar algo más al incorporar un coro como complemento y funcionó de maravilla, solo que debemos reconocer que Mosquito no terminó siendo su lanzamiento más consistente.

7. Art Star (Yeah Yeah Yeahs)

Si hablaremos de lo mejor, no podemos omitir una pieza clave en su repertorio: su EP. Siempre fue una de las canciones favoritas de sus shows y aunque difícilmente volvería a aparecer en ellos, siempre es un deleite contemplar las dosis de energia que la componen.

https://www.youtube.com/watch?v=4PBl2qsYtDo

6. Pin (Fever To Tell)

Fever To Tell es un disco esencial en la música de las últimas dos décadas y elegir solo un par de canciones para hacer un conteo es muy complicado, pero “Pin” se convirtió en un clásico inmediato.

5. Turn Into (Show Your Bones)

La banda tiene la virtud de hacer canciones para todo mood, pero “Turn Into” es de esas canciones que son tan pero tan bonitas, que hasta te provoca nostalgia.

4. Runaway (It’s Blitz!)

Hablando de nostalgia, el volumen musical de “Runaway” va en aumento conforme la atmósfera que acompaña a Karen O cubre todo el espectro que le da la bienvenida a la batería. Esa explosión que se percibe en su segunda mitad es una genialidad…

3. Y Control (Fever To Tell)

El estilo de Nick Zinner siempre ha sido el hilo conductor de los momentos más sólidos de su repertorio, y en “Y Control” no fue la excepción, solo que aquí tuvo como complemento el juego de platillos de Brian Chase.

2. Cheated Hearts (Show Your Bones)

Show Your Bones fue crucial en la etapa donde la banda fue cambiando de piel y cuando apareció “Cheated Hearts” fue evidente que Karen O ya nos estaba hablando desde lo más profundo de su corazón… algo que hizo posible su Crush Songs.

1. Machine (Machine)

Sabemos que el #1 siempre genera discusiones interminables, pero solo basta escuchar los riffs que se avienta Nick Zinner en esta canción para comprender que “Machine” deja al descubierto lo mejor de YYYs.

Relacionados

Beck: Las 12 mejores canciones de su catálogo

Si algo nos ha demostrado Beck Hansen, es que es único en su especie. Siempre…

El Blackout: 5 discos que fueron olvidados por sus propios creadores

Seguramente les ha pasado que en algún momento salen a fiestear sin piedad y se…

STROKED: Los 11 covers a The Strokes que vale la pena escuchar

The Strokes no pudo aparecer en un mejor momento, ya que sin importar si sus…

10 discos nuevos para el fin de semana

Musicalmente está siendo un día bastante intenso por la dinámica del Bandcamp Day, pues una…

Los discos que aún están por venir en 2020

¿Qué tan intensa ha sido la primera mitad de 2020? No mucho, más que intensa…

Volver arriba