Mercedes: El futuro esperanzador del hip-hop – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Por: Ruy Martínez

Las mujeres han estado presentes en la cultura urbana casi desde sus inicios. Queen Latifah, J.J. Fad, Ms. Lauryn Hill, Missy Elliot y Lil Kim en Estados Unidos así como Mala Rodríguez, Niña Dioz, Ariana Puello y Anita Tijoux en Iberoamérica, son tan solo alguno de los ejemplos de raperas que ayudaron a darle al sexo femenino un lugar en una escena que normalmente es percibida como un club exclusivo de hombres.

Después llegó el reggaeton y con él una sobre-objetivación de la mujer. Si bien gente como Ivy Queen, siguió el legado de sus colegas raperas, la llegada del perreo a la escena urbana creó una explosión de cantantes que decidieron utilizar el sexo como una herramienta de liberación femenina, dejando claro que el feminismo en el género urbano había cambiado de rumbo.

Esto era necesario para dejar en claro que las mujeres también tienen el derecho a disfrutar de su sexualidad. Y el efecto Tomasa Del Real, de los últimos años no ha hecho más que generar una ola de artistas que parecen más una imitación que un genuino producto de la generación del internet, dejando un vacío en otras temáticas de la lucha de los derechos de las mujeres.

En México esto se ha visto reflejado sobre todo en la escena urbana más bailable, dejando la responsabilidad de hablar de temáticas más allá del sexo a viejas generaciones o a artistas aisladas como Magdalena 3 Vidas.

Este es el contexto en el que nace Mercedes, una chica chilanga que se encuentra buscando un espacio en una escena que parece haber caído en el vicio de la repetición.

Pero ¿qué es lo que convierte a Mercedes en alguien distinto?

Para analizar esto hay que revisar/escuchar los tres sencillos que ha sacado hasta la fecha.

Esta canción fue su carta de presentación, puede que no haya sido la primera que escribió, pero sí fue su primer sencillo en forma.

“Puños en alto”, es un track que nos recuerda al hip-hop de protesta que se hacía en México hace unos años. En ella plasma junto al vocalista de Panteón Rococó una rima poderosa con un beat clásico del rap. La protesta viene desde el título y a pesar de que Shenka pueda parecer una opción rara, no lo es si entras en el contexto de la letra de la canción junto con la historia de su banda, que siempre ha apoyado talento local y causas sociales.

Con esta canción Mercedes se acerca más a un sonido actual. Se puede escuchar el tresillo típico del trap en su voz, así como el beat a doble tiempo, también muy común en el género nacido en Atlanta.

La letra también se acerca más a la temática típica del subgénero. Se trata de una simple declaración de poder, pues se autonombra emperatriz de la escena. Lo interesante aquí es el poco uso del autotune, si bien puede estar presente, no es lo que sobresale. Alejándose de otras propuestas similares como La Zowi en España, que puede sonar similar, sin embargo ella sí se hunde en un mar de autotune.

Con ese par de sencillos llegó a oídos del multifacético productor BrunOG, quien vio en ella una joya en bruto para su sello S.t.u.d.i.o. Mx. Lo primero que hizo fue meterle un beat más bailable pero para nada reggaetonero, no quiere crear otra Ms. Nina, sabe que esa no es la tirada de Mercedes.

Musicalmente se acerca al dancehall, un poco tirándole a lo que en este momento está haciendo Bad Gyal, pero sin llegar a ser una calca de la española.

La letra vuelve a la autopresentación de la anterior, pero con este tipo de beat agarra una energía distinta. El contraste llama la atención, pocas veces podemos ver ese tipo de beat con una letra fuerte que se aleja de la temática sexual y se va más por decir: aquí estoy, nadie me ha regalado nada “ve mi esfuerzo en mi mirada”.

También hay que mencionar que con “Para mí”, Mercedes parece haber encontrado un enfoque real a su carrera siendo esta la primera colaboración con BrunOG pero para nada la última, pues al parecer ambos se encuentran grabando el que será su primer EP- Lo cual nos dice que por fin encontró un sonido con el que se siente cómoda.

Su posible repercusión en la escena

Es muy temprano para hablar de un impacto real en el género urbano, pero eso no quita que lo podamos imaginar.

En un momento en el que la escena se encuentra saturada de una sola temática (por muy necesaria que ésta sea), siempre es bueno encontrarse con alguien que se sale del molde. Si Mercedes sigue por la misma línea, puede que empiece a contagiar a otras y por qué no, a otrxs a cambiar un poco la temática monótona del género urbano de los últimos años, sobre todo aquel enfocado en un ritmo bailable.

Comentarios

comentarios