Saltear al contenido principal

COBERTURA

Stephen O’Malley en SALA: El cierre perfecto de la #Temporada16

Fotos @Fresale
Por Ernesto Olvera / @MyBlogCliche

316 Centro es un espacio bastante joven que resulta vital para el circuito de artistas independientes de nuestro país, pues no solo tiene una ubicación estratégica en el centro de la Ciudad de México para que experimentemos uno de los secretos mejor guardados de Fray Servando, sino que es un espacio que le abre sus puertas a todo tipo de expresión artística cuya ambición va más allá de las limitaciones que puedan ponerse a su paso.

Digamos que el espacio se está encargando de nutrir y fortalecer una comunidad de suma importancia en el DIY local, pues para celebrar su primer aniversario no solo nos dieron chance de ver a artistas como Mabe Fratti y Mint Field, sino que también tuvieron invitados internacionales que han ido adquiriendo un estatus de culto en el ámbito de la experimentación sonora, tal es el caso de Kali Malone y Puce Mary.

Es por eso que el cierre de la #Temporada16 necesitaba tener una curaduría que resumiera a la perfección lo que sucedió tanto en esta serie de aniversario, como lo que han construido durante el último año cerca de dos espacios representativos de la cultura chilanga: La Merced y el Mercado de Sonora.

Por un lado estuvo una ensordecedora colaboración entre Vyctoria y Julian Bonequi, a quien previamente hemos podido ver como una de las partes de (SIC), solo que en esta ocasión se echó un set con los chicos de Vyctoria donde la improvisación fue moldeando drones sumamente adecuados para darle la bienvenida a la compositora Lori Goldston, quien a lo largo de su carrera ha colaborado con bandas que van desde Nirvana (formó parte de su Unplugged) hasta Earth.

La visión, ambición y el espíritu confrontador que tiene 316 Centro no pudo tener un mejor cierre de aniversario, pues el performance de Lori Goldston sirvió para mermar un poco la densidad de Vyctoria y Julian Bonequi para dar paso a uno de los músicos que nunca se limita al momento de construir paredes de poder con una sola guitarra y 5 amplificadores, pues su trabajo en Sunn O))) lo ha convertido en una de las figuras más importantes del drone.

Obviamente hablamos de Stephen O’Malley, quien después de la media noche y con un monocromático complemento visual que iluminaba parte del escenario (adora tocar a oscuras), nos brindó una de las experiencias sonoras más asfixiantes y cautivantes que se han vivido en SALA.

Con este cierre de la #Temporada16, no nos queda más que desearle una larga vida al 316 Centro, así que sí no lo han visitado es momento de que cambien eso a la brevedad.

Relacionados

Perfume Genius: El estado más puro y honesto de la reinvención artística

Por lo regular cuando un artista pasa por un estado de reinvención solo se aborda…

NRMAL: El festival con más corazón

En la última década nos encontramos con una notable cantidad de iniciativas que se encargaron de hacer posible la visita de bandas que de otra manera no habrían podido venir por pertenecer a un circuito de nicho como el Festival Aural

Disorder Fest: Un domingo de synth-pop, industrial y oscuridad

¿Son de los que se quejan constantemente sobre los festivales que anuncian las mismas bandas de siempre? Quizá están enfocando su atención y energía en los lugares equivocados, ya que hay iniciativas que se están poniendo en marcha para

Festival Adverso: Lo mejor que le ha pasado a Guadalajara en mucho tiempo

Guadalajara es una región que no se ha caracterizado por tener una audiencia tan comprometida en cuanto a los conciertos que se han programado en sus tierras, ya

Noche de Battles en el Foro Indie Rocks

Battles no es una banda realmente desconocida en nuestro país, ya que en varias ocasiones han aprovechando para presentarse en la Ciudad de México con cada una de sus alineaciones, por lo que

VNV Nation: Una dualidad de emociones y energía

Por Steff Torres / @stefftorress Cuando las luces se apagan es momento de bailar una…

Volver arriba