Los mejores 50 discos de 2019 – FILTER México
x
Pulse Intro para buscar o Esc para cerrar
Logotipo de Filter México
Logotipo de Filter México

Pues si, podrá parecer una locura pero solo quedan un par de semanas para que 2019 llegue a su inevitable final y con ello también demos por inaugurada la tercera década de los dosmiles.

Pero antes de que eso suceda, es momento de hacer una retrospectiva de lo que sucedió en los últimos 12 meses al compartirles nuestro tradicional conteo con los 50 mejores discos de 2019.

Si no pudieron ponerse al corriente con todo lo que paso en el año, este es un buen momento para ponerse al corriente y claro, no duden en compartir con nosotros sus respectivos tops en @FILTERMexico.

50. Bobby Oroza – This Love

Bobby Oroza es un proyecto que peca de exquisito, pues su fascinación por el soul lo fue orillando a crear un álbum repleto de baladas dulces y melodías que se prestan para enamorar a su crush.

This Love es la mejor carta de presentación que pudo tener luego de colaborar con Earl Sweatshirt.

49. Xeno And Oaklander – Hypnos

Sean McBride y Liz Wendelbo son especialistas en componer himnos dominados por synths análogos que a cada minuto fortalecen el estatus de culto que tienen dentro del minimal synth contemporáneo.

Hypnos es el material más consistente que han publicado hasta el momento, con el que además debutaron en las filas de Dais Records.

48. Varg – Evanescence (A Love Letter)

Varg es un pequeño genio que dentro del DIY nórdico está comenzando a producir canciones que pasan por el trap, el ambient, el techno y el noise. Sí, con esa variedad de estilos fue como terminó dándole vida a este material donde se terminó de establecer como uno de los productores más ambiciosos de esta generación y por supuesto, también como uno de los más grandes emblemas de Posh Isolation.

47. Black Midi – ​Schlagenheim

Black Midi fue toda una revelación con este material que no solo se enfoca en la versatilidad del punk y el math-rock, pues existen canciones donde evocan a la perfección el estilo monocromático del post-punk londinense.

Es una banda que no se anda con rodeos y desde el primer momento son claros con el mensaje que tratan de dar a lo largo de sus 9 canciones.

46. Deerhunter – Why Hasn’t Everything Already Disappeared?

Publicar un disco en enero siempre es complicado, pues tienes que luchar contra la enorme cantidad de historias que se van dibujando en los siguientes 12 meses. Es ahí donde el trabajo de Deerhunter volvió a destacar, pues Why Hasn’t Everything Already Disappeared? logró mantenerse vivo sin importar cuantos discos aparecieron para competir con él.

Y no es para menos, a estas alturas Deerhunter no necesita de mayor presentación.

45. Pharmakon – Devour

Margaret Chardiet hizo el soundtrack de nuestras pesadillas, pues en su cuarto álbum como Pharmakon decidió explorar su visión sobre el auto canibalismo y las distintas maneras con las que podemos ponerle fin a nuestra existencia, pero sin perder el sentido del tacto.

Devour es rasposo, carcome la piel y expone al proyecto en su forma más desgarradora, pues además es el primer material que grabó en un estudio convencional.

44. Lee Fields & The Expressions – It Rains Love

La música de Lee Fields tiende a adquirir un significado más especial cuando se le escucha en directo, por lo que su presentación en nuestro país vino a reforzar el sutil romance con el que está compuesto It Rains Love.

Es música cantada con y para el corazón; música que no busca complicarnos la vida.

43. Blue Hawaii – Open Reduction Internal Fixation

Open Reduction Internal Fixation ofrece una visión completamente renovada de Blue Hawaii, pues además de jugar con elementos extraídos del house, es una producción compuesta de historias para sanar las heridas que dejó una relación.

En medio de ese proceso, la dupla deja al descubierto lo mejor de sí mismos.

42. Cass McCombs – Tip Of The Sphere

Top Of The Sphere es el reflejo de los ideales perfeccionistas que tiene Cass McCombs, pues su estilo de composición no solo ha tenido una notable mejoría, sino también la estructura de las canciones tiene un rostro más estable, abundante y consistente.

41. Jessica Pratt – Quiet Signs

Jessica Pratt adora jugar con la fantasía, pues llega un momento donde sus dotes instrumentales nos sumergen en un universo de plena calma que te incita a imaginar una realidad alterna.

En medio de ese estado de tranquilidad, su voz es de suma importancia, ya que va cambiando de forma para adaptarse a la narrativa que se va dibujando en nuestra cabeza.

40. Spellling – Mazy Fly

A finales de 2018 nos encontramos con SPELLLING, una artista audiovisual que implementa dosis de psicodelia dentro de sus impulsos dominados por el R&B.

Podrá sonar sencillo, pero dentro de la combinación de estilos hay unas vibraciones sombrías que refuerzan la personalidad de Mazy Fly; un delicioso debut que logrará cumplir con cada una de sus expectativas.

39. Priests – The Seduction Of Kansas

Aún con los cambios que existieron en su alineación, Priests logró armar un álbum bastante fresco que se mantiene fiel al punk de la vieja escuela. Quizá no provocó la misma euforia de su álbum debut, pero si es un trabajo bastante sólido que de principio a fin nos muestra a la banda en su mejor forma.

38. Stephen Malkmus – Groove Denied

Para la grabación de Groove Denied, Stephen Malkmus optó por salirse de su zona de confort para grabar un álbum dominado por sonidos extraídos de su computadora.

No es un material robotizado, pero si hubiera aparecido en la década de los 80, en este momento sería considerado como un clásico de la talla de Devo.

37. Fennesz – Agora

Cada disco de Fennesz es una experiencia pensada para retar al escucha por medio de sus escapes sonoros. Son invitaciones donde lleva nuestro pensamiento a lugares donde nuestros limites son puestos a prueba para descubrir un mundo nuevo.

Con este álbum también regresó a sus orígenes experimentales, pues el poco equipo que tenía a su alcance lo orilló a trabajar como lo hacía en los 80 y 90.

36. Sunn O))) – Life Metal

Todos sabemos que Sunn O))) es el imponente espíritu del apocalipsis. Sus álbumes son monumentos de poder que se deben escuchar a todo volumen para poder apreciar los aspectos con los que está compuesto y Life Metal no es la excepción, pues las cuatro canciones que lo componen tienen una forma dominante.

35. Denzel Curry – Zuu

Este álbum de Denzel Curry apareció poco tiempo después de haber versionado a Rage Against The Machine, donde pudimos comprobar que la densidad de sus presentaciones no es algo efímero, sino que realmente es un tipo bastante intenso que con cada lanzamiento sigue encontrando su propia voz en los terrenos del hip hop.

34. Brutus – Nest

Brutus es un trío sueco que con guitarra, bajo y batería están haciendo paredes de poder que no solo hicieron de Nest uno de los mejores discos del año, sino también se colocaron como una de las bandas más emocionantes de esta década (su presentación en el Corona Capital fue impecable).

33. Little Simz – Grey Area

Al haber tenido un mayor reconocimiento por sus colaboraciones con Gorillaz, GREY Area terminó teniendo un efecto bastante sutil desde la primera escuchada, pues es imposible no ceder ante el dinamismo que maneja Little Simz a la hora de jugar con sus rimas (solo pónganle atención a “Venom”).

32. These New Puritans – Inside The Rose

These New Puritans es una de las bandas más infravaloradas de los últimos años, pues si bien en su primer disco tenían un estilo apegado al rooster de Matador Records, sus siguientes lanzamientos se fueron construyendo con patrones instrumentales que los convierten en obras de arte.

Inside The Rose maneja una artesanía muy particular donde se junta el pasado y el presente, dando como resultado un material lleno de equilibrios y momentos donde sus emociones se adhieren a nuestro ser.

31. Crumb – Jinx

Crumb es otra revelación de placeres sencillos, ya que al tener una fuerte fascinación por el trabajo de Broadcast y Stereolab, se encargaron de componer un disco que de principio a fin maneja una estética de ensueño que lo terminó transformando en nuestro confidente de medianoche.

30. Fontaines D.C – Dogrel

Para muchos podrá ser el mejor disco hecho con guitarras de los últimos 12 meses y… ¿Saben qué? no lo vamos a poner en tela de juicio, pues Fontaines D.C. hizo un álbum al más puro estilo de la vieja escuela británica y eso siempre termina siendo un deleite musical.

29. Lana Del Rey – Norman Fucking Rockwell

¿Recuerdan cuando Lana Del Rey publicó su álbum debut? En ese momento se pensaba que el furor de “Video Games” solo fue producto del hype y no pasaría gran cosa con ella.

Naturalmente con cada disco se ha encargado de callar bocas y es con Norman Fucking Rockwell! con el que está terminando de eliminar todo lo malo que se creía de ella, pues su visión artística finalmente encontró una fuerte pasión por reinventarse de forma constante como compositora.

28. Wilco – Ode To Joy

Jeff Tweedy es un tipo que siempre trata de reflexionar sobre los momentos que lo han llevado a ser la persona que es en la actualidad. Los temores, frustraciones y alegrías, son solo algunas de las cosas que sirvieron para moldear la personalidad de Ode To Joy.

27. Lizzo – Cuz I Love You

 Cuz I Love You no solo es uno de los discos más divertidos del año, pues además de parecer una sátira de lo que se está haciendo tanto en el pop como en el hip hop, nos muestra a una Lizzo completamente entregada a sus ideales para hacer de este disco un producto realmente honesto y pensado para hacernos pasar el mejor momento de nuestras vidas.

26. Telefon Tel Aviv – Dreams Are Not Enough

El primer disco de Telefon Tel Aviv en 10 años está cubierto en nostalgia y sonidos que sirven como un estimulo emocional que nos enseña a lidiar con la perdida de un ser querido. Y no es para menos, pues luego de la muerte de uno de sus fundadores, Charlie Cooper, la transición artística por la que tuvo que pasar Joshua Eustis no pudo encontrar esta solidez de la noche a la mañana.

Dreams Are Not Enough es un hermoso ejemplo de perseverancia.

25. Burna Boy – African Giant

Esta producción expone la visión política y personal de Burna Boy en un ambiente dominado por los ritmos naturales del afrobeat.

African Giant es una contundente manera de hacerle cara y luchar contra el racismo por medio del baile.

24. Lingua Ignota – Caligula

CALIGULA es un devastador manifiesto en contra del machismo; es la voz que busca erradicarlo y eliminar el abuso en contra de las mujeres sin piedad alguna.

Lingua Ignota hizo uno de los discos más importantes del año con un enfoque donde los choques industriales, el noise y su pasión teatral, complementan a la perfección su discurso confrontador.

CALIGULA es vital en esta podrida era en la que nos encontramos.

23. Holly Herndon – Proto

Holly Herndon siempre ha pensado que la computadora es el instrumento más intimo que existe, pues es la herramienta que sabe prácticamente cada uno de nuestros secretos.

En su fascinación por el futuro diseñó un dispositivo de inteligencia artificial llamado Spawn y con él fue como le dio vida a PROTO, un álbum que sirve como reflejo de la relación que existe entre los humanos y las máquinas en una era crucial para el uso de la tecnología.

22. Chromatics – Closer to Grey

La melancolía que habita en Closer To Gey sirvió para mermar la tensión que existe con el enorme retaso de Dear Tommy, pero más allá de ser un premio de consolación, es un acercamiento real a los ideales que tiene Italians Do It Better para lanzar algo solo cuando está terminado al 100%.

No son conformistas y con esta producción quedó más que comprobado

21. Leonard Cohen – Thanks For The Dance

Seguramente ustedes tampoco veían venir un nuevo disco de Leonard Cohen, y aunque por lo regular los lanzamientos póstumos tienden a sentirse forzados, con Thanks For The Dance ocurre lo opuesto, pues es un conmovedor recordatorio de las brillantes habilidades que tenía como compositor y de cierta manera, podría decirse que su legado está más vivo que nunca.

20. Anderson .Paak – Ventura

Anderson .Paak es un tipo muy ambicioso que en su afán por crear cosas que se superen de las demás, está descubriendo mundos que quizá no se llegó a imaginar en el pasado.

Por esa razón Ventura se siente como una retrospectiva de su carrera, ya que aún con los aspectos que nos llevan de regreso a sus primeras grabaciones, las colaboraciones que aparecen en él hacen que suene realmente fresco.

19. Boy Harsher – Careful

El hedonismo que se manifiesta sobre las texturas dominadas por el coldwave hace que Boy Hasher sea el embrujante soundtrack de una relación que explota al caer la noche.

Careful es el álbum más consistente de su catálogo y con él también terminaron de perfeccionar su montaje escénico.

18. Helado Negro – This Is How You Smile

This Is How You Smile es una oda al espíritu y los ideales de Helado Negro, donde el productor decidió explorar los aspectos más deslumbrantes del universo para entrar en contacto con su aura.

Aún con las complejidades ideológicas que se esconden en él, es el retrato de un proyecto en su estado más entrañable.

17. Big Thief – U.F.O.F.

Este año muchas bandas optaron por lanzar dos discos: Por ahí estuvo TR/ST, Foals, los mismos Sunn O))) y por supuesto, Big Thief.

En el caso especifico de la banda, esta fórmula les sirvió desde U.F.O.F. para consolidarse en 4AD gracias a la idea que tienen sobre las emociones humanas, el amor y el lado más bello de la tristeza.

16. Weyes Blood – Titanic Rising

Titanic Rising es sinónimo de madurez, pues es un álbum donde podemos tener acceso a los conocimientos musicales que adquirió Weyes Blood desde que pertenecía a un sector de artistas lo-fi.

Es un álbum con el que puedes llorar, reír y bailar como si se tratara de todo un montaje cinematográfico.

15. Flying Lotus – Flamagra

A Flying Lotus le gusta jugar con el escucha al meterse de lleno en su cabeza y confundirlo con sonidos que tienden a sacarlos de su zona de confort.

Ya sea por medio de canciones de 1 minuto y segmentos hablados con David Lynch, Flamagra es un ejercicio sonoro que dentro de su estética bizarra logra destacar por su firmeza.

14. Solange – When I Get Home

When I Get Home es uno de esos discos que se pasan en un abrir y cerrar de ojos, pero en ese trayecto nos encontramos con canciones que se aferran a nuestro pensamiento en lugar de ser algo efímero.

Ese es el encanto natural de Solange, ya que sin pensar en si será un hit o no, se encargó de hacer un álbum dominado por sus deseos más profundos.

13. HTRK – Venus In Leo

Jonnine Standish y Nigel Yang hicieron el mejor álbum de su carrera, pues en Venus In Leo finalmente lograron cumplir con la meta que se pusieron desde el momento en el que HTRK fue pasando por una obligada mutación a raíz del suicidio de su bajista.

Venus In Leo deja de mostrarnos a una dupla escondida en las sombras, para jugar con la luz, el deseo y el amor.

12. Cate Le Bon – Reward

Cate Le Bon es una historiadora de momentos donde debemos aprender a lidiar con nosotros mismos antes de pensar en querer estar con otra persona.

El proceso no es sencillo, pero con Reward se aligeran esos panoramas en un estado de dulzura.

11. Sharon Van Etten – Remind Me Tomorrow

Remind Me Tomorrow es como sentarnos a ver una película donde terminamos desarrollando un fuerte vínculo emocional con el protagonista. Y es que si, es imposible no sentirse ligado a Sharon Van Etten cuando nos involucra en varias etapas de su adolescencia y el cómo tener un bebé le cambió la vida.

10. Kim Gordon – No Home Record

Podrá parecer increíble, pero No Home Record realmente es su primer disco como solista y con él solo vino a reclamar su trono como la auténtica reina del ruido.

Quizá no maneja la misma saturación que en Body/Head, pero es un interesante collage de sonidos donde Kim Gordon continúa derrumbando puertas para seguir explorando mundos llenos de posibilidades infinitas.

9. Nick Cave & The Bad Seeds – Ghosteen  

No es fácil lidiar con la muerte de un ser querido y mucho menos si se trata de un hijo. Ghosteen es el disco donde Nick Cave aborda su duelo de principio a fin.

Es un álbum que se divide en dos partes, donde además de encontrar algo similar a su paz interior, nos hace participes de su sentimiento al inyectarlo en nuestro cuerpo de un modo frío, sutil y devastador.

8. Michael Kiwanuka – Kiwanuka

Quizá las comparaciones que le han hecho con Otis Redding suenen demasiado exageradas, pero después de escuchar Kiwanuka verán que el tipo reúne todas las características para tener una trayectoria de ese nivel.

Michael Kiwanuka no debe ser subestimado, ya que siempre encontrará la manera de probar que es un artista premium.

7. Floating Points – Crush

Crush es un nuevo episodio en la carrera de Floating Points, ya que desechó la idea original que tenía para hacer un disco más relajado y que se mantuviera fiel a los patrones dulces que utilizó en el pasado.

En lugar de eso hizo una colección de canciones enfocadas a destruir cualquier pista de baile con ayuda de beats fuertes y secciones rítmicas que se niegan a permanecer estáticas.

6. Freddie Gibbs & Madlib – Bandana

Si bien desde el inicio resultaba emocionante escuchar una colaboración entre Freddie Gibbs y Madlib, el resultado final fue más de lo que pudimos esperar, pues Bandana es un dinámico ejercicio donde sus voces nos remontan al hip hop que se producía en los 90.

5. Angel Olsen – All Mirrors

Es increíble ver cómo ha evolucionado Angel Olsen en los últimos 5 años, pues después de haber entregado discos donde su timidez le inyectaba altas dosis de nostalgia a las canciones, ahora se percibe con un nivel de confianza donde es capas de lograr todo lo que se le antoje.

El sonido de All Mirrors es enorme y se tomó la libertad de incorporar arreglos orquestales donde sus cuerdas vocales llegan hasta lo más profundo de nuestro corazón.

4. Thom Yorke – ANIMA

Thom Yorke aprendió a lidiar con algunas situaciones que en determinados momentos empezaban a asfixiarlo, sobretodo a nivel personal. Esas sensaciones quedaron plasmadas en ANIMA, un álbum donde no solo logró deshacerse de hilos predecibles, sino que finalmente podemos escucharlo en un ambiente donde se siente plenamente cómodo.

Con ANIMA logró purificar su ansiedad.

3. Tyler The Creator – IGOR

Ohh Tyler… definitivamente ya no es el mismo jovencito que conocimos a inicios de esta década, ese que constantemente se metía en problemas con Odd Future.

El hate que tiraba se convirtió en amor y sus riots se transformaron en performance donde sigue demostrando su alto nivel de honestidad. Con IGOR fuimos testigos del nacimiento de su nuevo ser.

2. FKA twigs – Magdalene

Magdalene representa un nuevo renacer de FKA Twigs y no solo como artista, sino como persona.

Es un álbum empaquetado de productores que si bien pudieron provocar que tuviera varios conflictos de personalidad, la mezcla de Nicolas Jaar, Oneohtrix Point Never, Koreless y hasta Skrillex, contribuyó a que FKA twigs volviera a tener la confianza con la que comenzó a hacer este experimento y entregarnos un disco completamente redondo.

1. The Comet Is Coming – Trust In The Lifeforce Of The Deep Mistery

La elegancia que maneja The Comet Is Coming al momento de dejarse llevar por el saxofón hace que las canciones de esta producción tengan un enfoque envidiable.

Trust In The Lifeforce Of The Deep Mistery está lleno de pasión y un virtuosismo instrumental que llevado al escenario nos muestra a una banda con muchas agallas.

Si no tuvieron la oportunidad de checarlo cuando salió, utilicen nuestro listado como pretexto para escuchar nuestro disco favorito del 2019.

Comentarios

comentarios