Saltear al contenido principal

CONTEO

Los 8 mejores festivales de 2019

Al hacer una comparativa de los festivales que había en 2009 y los que hay en 2019 nos llevaremos con una enorme cantidad de sorpresas por las opciones que tenemos en la actualidad para disfrutar de largas jornadas de música en vivo, a diferencia de las contabas opciones que había en aquel entonces.

Al mismo tiempo, esta retrospectiva nos podría llevar a otros datos donde en estos 10 años también hemos visto nacer y morir de forma casi inmediata algunos festivales de los que quizá ya ni siquiera se acuerdan. Su extinción se debe a distintos factores que por lo regular tiene que ver con la poca venta de boletos o los negocios sucios que hay detrás de ellos, por lo que en esta ocasión nos enfocaremos en los festivales que se encargaron de brindar experiencias que pusieron como prioridad a la música.

Yup, debemos reconocer que dentro de las decenas de festivales que hay en toda la república, la mayoría siguió un patrón donde en lugar de ofrecer algo diferente o una alternativa que los hiciera competir de forma saludable entre sí, nos encontramos con line ups que tenían a las mismas bandas y más allá de causar sorpresa o de tener un impacto mayor en la cultura de los festivales, se fueron enfocando más a la parte visual de las redes sociales.

Es por eso que los festivales que incluimos en este top se ganaron un lugar muy especial en nuestro corazón, pues su curaduría musical mostró un alto nivel de calidad donde lograron fortalecer su personalidad de forma individual para convertirse en un referente que puede ser sumamente importante dentro de la oferta musical de 2020.

8. Corona Capital

Celebró su primera década de vida con una alineación que dividió nuestras opiniones, pero que al final debemos admitir que reunió cada uno de los aspectos que lo convirtió en el gigante que es en la actualidad, pues al final bandas como Interpol, The Strokes y Franz Ferdinand son un referente importante dentro de su historia por la sólida relación que mantienen con sus fans mexicanos.

La presencia pop con nombres que tienen un impacto mediático demasiado abrumador estuvieron ahí liderados por Billie Eilish, mientras que la parte de culto fue representada por The B-52’s y los sonidos que hubiéramos querido que tuvieran un protagonismo mayor llegaron con Sharon Van Etten, Brutus, Car Seat Headrest, Snail Mail y Broken Social Scene.

7. Akamba

Aunque se hace en uno de los lugares más calurosos de Guadalajara, también es un espacio que nos saca de nuestra zona de confort en lo que podría ser un picnic rodeado de agave. El toque especial de su segunda edición llegó con las múltiples caras que exhibe conforme pasan las horas, pues ese picnic musicalizado por Connan Mockasin se fue convirtiendo en una celebración donde los performance con fuego le dieron un toque casi ritualístico a la noche.

El cartel no fue tan grande, pero tuvo la consistencia suficiente para exhibir el potencial que tiene para seguir creciendo en el norte del país, pues también pudimos ver a Kelela, Toro Y Moi, L’Impératrice y una selección de DJ’s que convirtieron el espacio en un rave de madrugada.

6. Hipnosis

El clima del último trimeste del año no es el más idóneo para vivir un festival… si es que su prioridad es cuidar sus ropitas pal Instagram, pues en Hipnosis comprobamos que cuando se trata de la música, el lodo, la lluvia o el dolor de piernas pasa a segundo plano. No se trata tanto de ser un guerrero, sino de mostrar ese compromiso de fan cuando realmente quieres ver algo y pagar por ello.

La tercera edición del festival se mantuvo de pie con la imponente personalidad que mostraron desde su concepción con una tendencia enfocada a la psicodelia, donde bandas relativamente jóvenes como Crumb hicieron match con el legendario porte de Stereolab y la destreza de The Claypool Lennon Delirium. Además lograron reponerse de una cancelación de último momento (cosa que nunca es fácil), pues aunque Electric Wizard era uno de los fuertes de esta edición, fueron reemplazados por Fu Manchu.

Obviamente no podemos esperar para ver qué se traen para 2020.

5. MUTEK México

Que aparezca en este listado no es ninguna sorpresa, pues a lo largo de sus 16 años de vida ha demostrado ser un festival combativo; uno que se repone de tragedias, movimientos inesperados y sucesos que en lugar de apagarlos, los hace más grandes por la ambiciosa visión que tienen para presentar proyectos que difícilmente podrían llegar a nuestro país, de no ser por una red tan sólida como la de MUTEK.

Este año presentaron montajes inmersivos que iban de la mano con el discurso de las instalaciones de la Fábrica, que naturalmente estaban encabezadas por Condenser de Brian Eno. En ambas noches también pudimos ver actos que iban del trance visual a la manipulación de emociones como Caterina Barbieri, Tim Hecker, Aïsha Devi y Maria W Horne.

Aunque el A/Visions 2 solía ser de sus primeras actividades, este año fue el plato fuerte con el live show de Apparat, Pétra y un maravilloso montaje audiovisual de Kelly Moran, colaboradora de Oneohtrix Point Never y recientemente de FKA twigs.

4. Carnaval de Bahidorá

Una de las virtudes del festival, es que durante un fin de semana nos presenta actividades con las que es imposible descansar, aunque tarde o temprano también llega el momento de relajarse en otro de los spots que tienen específicamente para eso (en serio, tienen pensado algo para todo mood).

Sin embargo, el cartel de este año iba de lo suave a la destrucción, pues aunque por un lado estaba Blood Orange, Rejjie Snow y Noa Sainz, por el otro estaba el atasque con The Field, Octo Octa, Objekt, Nighmares On Wax, Mr. Fingers, Acid Arab y Gilles Peterson.

Bahidorá es un festival de tradición y no por algo año con año se sigue expandiendo en Las Estacas, Morelos.

3. CMD Fest

El CMD Fest inicialmente era conocido como CNTRL Fest y aunque apenas nos estábamos reponiendo de una de las más grandes decepciones del año dentro de los terrenos oscuros de la ciudad que prometía tener bandas como The Soft Moon, Lust For Youth, Tamaryn y The Faint, era un poco difícil volver a creer en el amor cuando vimos el tremendo cartel de su segunda edición.

Afortunadamente el festival no solo nos curó las heridas, sino que nos enamoró por completo tanto con la curaduría musical encabezada por TR/ST, Boy Harsher, Kap Bambino, ADULT. y Xeno & Oaklander, así como la gran organización que hubo durante todo el festival (fue un gran acierto la opción del reingreso en un lugar como en Frontón).

La existencia de festivales con una idea como esta es vital dentro de la oferta de conciertos en México, así que la otra parte ya nos toca a nosotros: apoyar a la venta de boletos para que sigan viviendo.

2. NRMAL

Hablando de proyectos vitales, NRMAL se las ha ingeniado para seguir luchando en un ambiente de camaraderia que si bien no ha sido nada sencillo, este año celebró su primera década de vida con sus ideales intactos. Desde el inicio se han mantenido fieles a ese espíritu libre donde puedes ver a las bandas sin barreras o espacios donde se haga presente una división; por el contrario, la convivencia entre músicos y fans es lo que mantiene vivo el significado original de lo que es un festival.

Para sus 10 años cumplieron varios de nuestros caprichos: los primeros conciertos en México de Death Grips, Beak> y Mazzy Star, los regresos de Spiritualized y Gang Gang Dance, así como un tripeable show A/V de Sinkin Hawke con Zora Jones.

Además la parte latina tuvo una presencia muy importante con Sexores, Mint Field y Ale Hop, por lo que su festejo de 10 años nos llenó de calor el corazón aún con ese inesperado granito en el arroz llamado «canceló John Maus».

1. Ceremonia

Probablemente el cartel más completo que vimos este año fue el de Ceremonia. Cada nombre hacia sentido con las piezas que encabezaban la alineación, pues por un lado teníamos la parte más intensa con Aphex Twin, Jon Hopkins, Modeselektor, Yaeji, Marie Davidson y Pussy Riot, mientras que por el otro nos encontramos con Rosalía (vino en el momento más indicado), Khruangbin, Denzel Curry y Serpentwithfeet.

Hablando solo de Massive Attack, lo que nos presentaron fue algo que va más allá de lo especial, ya que si bien tuvieron que cambiar su plan de tocar completo el Mezzanine, durante su presentación pudimos ver en escena a un mágico ser que nunca creímos ver en un escenario de nuestro país: Elizabeth Fraser de Cocteau Twins.

Entre el frío de madrugada, el cambio de horario y los caminos que en esta ocasión fueron más extensos, Ceremonia se convirtió en nuestro festival favorito de 2019 por el círculo completo que presentaron a nivel musical.

Relacionados

9 lanzamientos nuevos para el fin de semana

Noviembre llegó a su fin y eso significa que la mayoría de las publicaciones está…

Director’s Cut: Los 30 mejores vídeos de 2020

Por lo regular los listados de fin de año siempre se enfocan en discos y…

15 discos nuevos para el fin de semana

Si bien estamos en las últimas semanas de 2020, este penúltimo fin de semana de…

Invisible: Las 5 influencias de Plano

Rodrigo Casarín y Juan Andrés Vergara están moldeando un universo electropop bastante fresco donde más…

A Little Stitious: 13 canciones sobre el 13 y la mala suerte

La temporada spooky nunca se termina, no es exclusiva de Halloween ni de Día de…

Volver arriba