Saltear al contenido principal

ENTREVISTA

Light Asylum: Debemos mantenernos underground

Por Ernesto Olvera / @MyBlogCliche

Vivimos en una era donde las facilidades y herramientas que tenemos a nuestro alcance deberían de ser el proyectil por excelencia para expandir la oferta de oportunidades para todas las personas y por ende tener soluciones más rápidas en cuanto a las problemáticas sociales que naturalmente se ven reflejadas en el incómodo tema de equidad (solo basta con ver las noticias…), pero en lugar de eso las cosas están en un estancamiento vinculado a intereses políticos que en lugar de tener resultados positivos, el panorama luce cada vez más agrio y desesperanzador.

Aunque es cierto que en la música existe una mayor apertura en cuanto a ritmos y estilos, la realidad es que en cuestiones de género las cosas no han avanzado tanto y eso lo hemos podido comprobar con las cifras que arrojan los recientes estudios anuales sobre la presencia femenina en festivales de música alrededor del mundo, misma que apenas y logra llegar al 40% (en el mejor de los casos).

Shannon Funchess tiene un solo comentario sobre esa problemática que es cada vez más abundante en la era del Internet:

«¿Qué puedo decir? El patriarcado apesta»

Ella sabe perfectamente lo difícil que es ir contracorriente para sobrevivir en un mundo donde la avaricia termina dominando hasta al corazón más puro, por lo que desde su natal Chicago ha luchado por mantener de pie a su propia comunidad por medio del arte, explorando terrenos donde su conocimiento sea mayor y su mente se mantenga encendida para no distraerse tan fácilmente de la realidad.

En este momento se encuentra trabajando en el primer álbum de Light Asylum en 8 años luego de haber pasado por distintos cambios tanto a nivel personal como musical, pues no solo ha cambiado la estructura del proyecto, sino que al mismo tiempo también se llenó de conocimientos al colaborar con sus amigos más cercanos que justamente la están llevando a crear uno de sus trabajos más ambiciosos.

Por esa razón platicamos con ella sobre lo que ha experimentado durante este proceso, así como la importancia de mantenerse independiente y con los ojos abiertos.

F: Ya pasaron 8 años del álbum homónimo de Light Asylum, ¿qué cosas han cambiado en el interior del proyecto?

SF: No mucho en realidad. Siempre he disfrutado mucho colaborar y ese sigue siendo el caso. He estado trabajando en dos álbumes de forma simultánea y tengo dos lienzos blancos en un cuarto donde solo estoy aventando pintura, escuchando, reestructurando, repensando, retrabajando y produciendo conforme avanzo.

Lo que ha cambiado es que para cada álbum he hecho alianzas con nuevos colaboradores muy talentosos, estoy muy emocionada por compartirlos con el mundo cuando finalmente esté lista para entregarlos.

No puedo acelerar el proceso, no por la industria o por los estándares de alguien más que los míos, e incluso la inspiración va y viene por su propia cuenta. Por ahora solo soy un recipiente, pero estoy muy dispuesta a hacerlo.

F: En este tiempo hiciste colaboraciones con The Knife y ADULT., ¿de qué manera estas colaboraciones influyeron en el estatus actual del proyecto?

SF: En ambos casos, cada proyecto fue muy exploratorio, tanto a nivel musical como técnicamente. Tuve la oportunidad de producir con ellos y para mi propio proceso fue maravilloso y estoy honrada de haber trabajado con todos.

Aprendí mucho sobre los sintetizadores a los que ni siquiera tenía acceso, lo que me inspiró a profundizar y excavar nuevos sonidos con síntesis y procesamiento de voz para mis producciones musicales.

F: Hablando de tu colaboración con The Knife, “Stay Out Here” tiene un mensaje político bastante poderoso, ¿crees que los músicos deberían involucrarse más en el tema? Esto considerando las próximas elecciones en Estados Unidos.

SF: Soy un ser humano con una conciencia tan natural que me preocupan los efectos negativos con los que la política está apestando el planeta, la vida de nuestros seres queridos y comunidades que amamos; esas que incluso pretenden destruir. Si no te preocupa, ya estás muerto y eres parte del problema. Trato de participar en causas, ser un consumidor consciente, etc., pero al final del día estamos lidiando con un mundo lleno de individuos sin conciencia, hambrientos de poder y psicópatas de alto funcionamiento como “Lideres”.

A diario mantienen a muchos de nosotros con miedo por las vidas de nuestras comunidades y de nuestras propias vidas. Estoy viviendo tan conscientemente como puedo dentro de mis posibilidades. Creo que todo esto debería de aparecer en tu trabajo sin importar en que rama estés. Solo pasa que soy músico y además vocalista, así que por supuesto que me expresaré sobre eso, en algún punto produciré música que refleje mi experiencia y mi conocimiento sobre el mundo que me rodea. Si eso es “político”, que así sea. Como escribió Edwyn Collins en alguna ocasión: “TO MANY PROTEST SINGERS. NOT ENOUGH PROTEST SONGS”.

Escribiré un par más… brb!

F: En 2010-2012 aparecieron un montón de proyectos en Brooklyn con un sonido que iba del witch house hasta post-punk, ¿cuáles son los mejores recuerdos que tienes de ese periodo?

SF: Todos los espacios DIY que había y la cantidad de música que salía de estos lugares en Brooklyn, Los Ángeles, Londres y hasta Berlín.

F: La mayoría de estos proyectos eran cubiertos por blogs independientes y tocaban en venues que tristemente han ido desapareciendo en años recientes, ¿cómo crees que podemos mantener vivos estos espacios?

SF: Siendo un consumidor consiente. Reconociendo cuando estamos asistiendo y apoyando a corporaciones que no tienen los mejores intereses para tu comunidad, así como dejar de asistir y tocar en estos eventos. Eventos patrocinados por Red Bull son el ejemplo perfecto… ellos siempre aparecerán acompañados de un gran empresario y aunque cambien su nombre, en realidad no se han ido. Ellos se van metiendo en tu propia escena y espacios, como espectadores en tu vecindario, y después te venden tu propia cultura por precios ridículos.

Si le das la espalda a tus orígenes y les das tu trasero para que puedas decir en Instagram que estuviste en esos lugares (o cualquiera que sea la plataforma que venga después para distraernos de cualquier guerra que se esté planeando) no recibirás ni un solo agradecimiento cuando hayan transcurrido esos 15 segundos de fama.

En ese escenario ahora no tienes casa, ni dinero ¿y sabes por qué? ¡Despierta! La mejor manera de hacer las cosas es manteniéndote underground con un mapa lleno de puntos, ir de boca en boca justo como el talismán de los 90 con la cultura de los raves en Estados Unidos y en Reino Unido. En algunos niveles tienes que convertirte en una máquina análoga otra vez. Al menos así puedes bailar y hacer ruido con tu comunidad mientras un montón de magnates están en Coachella o Glastonbury.

F: Hace poco Zola Jesus empezó una campaña con The Last Blog donde cualquier persona puede recomendar música que es ignorada en sitios mainstream, ¿esta es la mejor manera de mantener viva la cultura de los blogs y encontrar artistas DIY?

SF: Definitivamente tenemos que hacer nuestras propias búsquedas, también salgamos a la calle y visitemos tiendas independientes. Tenemos que buscar más música en la vida real (no solo en Internet) como cuando era joven… Bueno, aunque Bandcamp rules (risas).

F: ¿Cuáles fueron las artistas femeninas que tuvieron un mayor impacto en tus raíces musicales?

SF: Nina Simone, Diamanda Galás, Grace Jones, Nina Hagen y Elizabeth Fraser…  ¡Qué demonios! Meteré una más: Kate Bush.

F: Tus influencias son bastante diversas e incluso has tocado con bandas como Chk Chk Chk, ¿cómo fue que tomaste la decisión de explorar un sonido más oscuro con Light Asylum?

SF: Fue lo que más tuvo impacto en mí cuando estaba creciendo. Nunca dejé de escuchar la música de mi adolescencia y para mi es música atemporal. Ya sea desde Mahalia Jackson cantando “Trouble Of This World” o Diamanda Galás con “Gloomy Sunday”, no se torna en algo más oscuro que eso.

Le debo todo a estas mujeres y todos se lo debemos a las mujeres afroamericanas y a los arquitectos pioneros del góspel y el blues.

F: ¿Qué es lo que viene para Shannon Funchess? ¿Tendremos un nuevo álbum de Light Asylum este año?

SF: Yup! Planeo que sea en agosto. También espero hacer un poco de actuación, ya estoy lista para mi primera audición (risas).

Relacionados

Tourist: una amalgama de sentimientos para tiempos de pandemia

William Edward Phillips, mejor conocido como Tourist, es un productor inglés que ha demostrado que es posible plasmar una amalgama de sentimientos en cada track que produce, como "Stay With Me", con la que se hizo acreedor de un Grammy en 2015.

FILTER Relief: Ghostemane

Continuando con la serie FILTER Relief, que ha incluido a Xiu Xiu, Zola Jesus y Pictureplane, llega el turno de Eric Whitney, mejor conocido como Ghostemane. Una de las figuras más influyentes dentro de la cultura alternativa en la actualidad.

Lebanon Hanover: El humor es una estrategia eficaz contra la depresión

Durante una década Larissa Iceglass y William Maybelline han mantenido de pie Lebanon Hanover por medio de una serie de exploraciones sonoras que no se limitan únicamente a los terrenos del post-punk, sino que las canciones son un proceso de purificación individual para afrontar directamente las emociones que se acumulan en su interior.

FILTER Relief: Pictureplane

Después de presentar a Jamie Stewart de Xiu Xiu y a Nika Roza Danilova de Zola Jesus como parte de FILTER Relief, la serie que abre el diálogo acerca de la salud mental y la música, llega el turno de Travis Egedy, el genio detrás de Pictureplane.

FILTER Relief: Zola Jesus

Continuando con el proyecto de FILTER Relief, para la segunda entrega decidí acercarme a Nika Roza Danilova, la mente creativa detrás de Zola Jesus. Una artista que siempre ha tenido un estilo muy visceral a la hora de plasmar sus sentimientos en canciones.

FILTER Relief: Jamie Stewart (Xiu Xiu)

He lidiado con depresión y ansiedad durante la mayor parte de mi vida. Las épocas de crisis nunca han dejado de estar ausentes, sin importar cuánta terapia o medicamentos utilice. Pero, a través de los peores momentos, la música siempre me ha funcionado como un escape.
Volver arriba