Saltear al contenido principal

RESEÑA

Deadbeat
Prismatic Shapes
Self-released
7.5

Por Christopher Sandoval / @teratologia

Cuando hablamos de post-punk contemporáneo nos encontramos con un género que ha ido creciendo día con día y que por suerte ha traído muy buenas propuestas, aunque para ser sinceros a principios de este año todo se ha enfrascado en memes sobre el «post-punk ruso», pero la verdad es que los bajos prominentes y los sonidos de bandas como Human Tetris, Motorama y Iyul’skiye Dni se han convertido en el sello de muchas bandas mexicanas que siguen optando por una línea de bajo en primer plano, para crear un sonido predecible y lanzar materiales que no cuentan con una producción adecuada. Además es importante sumar el eterno malinchismo que existe a nivel local para preferir bandas extranjeras y el nulo interés de los proyectos emergentes en crear un plan de difusión para sus proyectos, que de cierta manera los sigue limitando en subir únicamente sus temas a Youtube y optar por Bandcamp para generar ganancias directas.

Prismatic Shapes es un proyecto originario de la CDMX que si bien en su primer EP lograron posicionar su tema «Empty Process» como uno de los favoritos en las redes sociales, continuaban ofreciendo un sonido muy parecido a lo platicado en el párrafo anterior por medio de bajeos y melodías pegajosas que podrían sonar en los clubs unders de la ciudad. Después de un año sin ofrecer algo nuevo, regresan con un disco titulado Deadbeat.

El álbum está bien planeado dentro de su concepto visual, pues la portada diseñada por Mariana Zanatta expone un arte muy al estilo de las películas slasher de los 80 y con ello nos prepara para el tipo de atmósferas que podremos escuchar a lo largo de este material.

Es importante destacar que está producción contó con la participación de Fernando Barragán de CETERA Estudios como Ingeniero de mezcla y Erk Aicrag de Hocico/Rabia Sorda como ingeniero de masterización; elementos importantes que logran generar un sonido que sale de las producciones convencionales de este año.

Deadbeat nos muestra el lado b de Prismatic Shapes; algo arriesgado para una banda que solo cuenta con un EP, ya que por lo general este tipo de experimentos se hacen hasta el tercer disco cuando la propuesta del proyecto ha crecido a base de formulas que les funcionaron en el pasado, pero Pedro Gopar optó por sacar lo más oscuro de la banda y sumirse en un híbrido de dream pop y shoegaze.

Lanzar este disco en el tiempo que estamos viviendo se siente demasiado adecuado. Me parece que esta sensación de aislamiento y desesperación causada por la cuarentena le puede dar un significado distinto a los pasajes sonoros que nos presentan a lo largo del disco, dándole un significado más especial a «Dark Day» más allá de una simple pieza para abrir el disco.

El primer track en forma llega hasta «Fateful Wish», donde nos muestra un sonido muy distinto al de su producción anterior, esto porque se puede notar la ausencia del bajo predominante y el uso de secuencias cubiertas con capas y capas de sintetizadores. Por otro lado la producción de la voz de Pedro Gopar se apega un poco a la estética musical de algunas de sus influencias como Cocteau Twins, lo que crea una amalgama de sonidos bastante agradable para conducirnos posteriormente a uno de los cortes más suaves del álbum

«Fading Fast» se vuelve ese tema que podrás escuchar siempre que tengas una duda existencial y quieras caer en lo más oscuro de tu ser, además de que mantiene esa atmósfera retro que la banda ha intentado capturar desde su nacimiento, para después encontramos con «Pantomime», una canción que por medio de su energía se termina colocando como el centro y el corazón del disco.

«Lebanese Garden» es el momento catártico donde el sonido de Prismatic Shapes por fin florece en toda la extensión de la palabra y nos deja en claro el concepto de este nuevo disco, aunque después la cadencia vuelve a caer con «A Thousand Dreams», algo que se pudiera haber evitado si el orden de las canciones nos llevará directamente al track homónimo.

A «Deadbeat» es imposible perderle la pista, ya que si bien es la pieza que podría decirse que aún mantiene algunos elementos presentes de Gloomy Afternoon, realmente logran darle un buen giro a ese patrón al incorporar nuevos elementos instrumentales y el trabajo en la voz que los saca de su estructura convencional. Para cerrar el disco llega «After the Rain», que bien puede ser el climax de «Dark Day» para cerrar el disco con un nostálgico malestar que nos acompañara para siempre.

Sin duda alguna, Deadbeat es una propuesta arriesgada que nos permitirá sonorizar algunos momentos de nuestro encierro y nos acompañara durante nuestras reflexiones existenciales. Ya veremos cómo va creciendo con el paso del tiempo.

Relacionadas

8.2

DISCO 4 :: PART 1

HEALTH

7.0

American Head

The Flaming Lips

7.8

Whole New Mess

Angel Olsen

7.0

I Must Be Living Twice

Black Marble

8.5

Limerencia

Lila Tirando A Violeta

8.0

In Tongues

CNDSD

7.5

Deadbeat

Prismatic Shapes

70%

Nymbvs

Nymbvs

90%

PROTO

Holly Herndon

80%

Iridescence

Brockhampton

Volver arriba