Saltear al contenido principal

NOTICIA

Reseña 'Vulnicura' de Björk

bjorkvulnicura
Vulnicura

Björk
One Little Indian
90%

Por Gil Camargo
/ @GilCamargo_

Cuando la islandesa comenzó su carrera de solista, rápidamente la pusimos en un altar con veladoras porque sólo un dios podía hacer lo que ella: hipnotizarnos con su voz de hielo y sus beats. Después de un grandioso disco-aplicación Biophilia, Björk presenta Vulnicura, una obra que la humaniza y la lanza directamente al mundo terrenal.

Se anunció a finales del 2014 que ya trabaja en él, junto con el venezolano ARCA, y que sería lanzado en marzo. A tres semanas de haber comenzado el año, la islandesa presentó el nombre y el tracklist. Desafortunadamente para Björk (y afortunadamente para nosotros) fue filtrado, obligándola a subirlo a iTunes por 24 horas.

Vulnicura (del latín curar heridas) nace por el término de su relación con el artista Matthew Barney, el cual sirvió de catarsis a Björk, escribiendo nueve canciones para repararan su corazón, mostrando una faceta que nadie había visto de la islandesa: su parte humana, la cual celebra, sufre y supera una relación amorosa como cualquiera de nosotros. La portada muestra a una Björk (como siempre) con un traje de latex negro, unos guantes cafés con un anillo blanco en la mano derecha y con un arreglo que va de la cabeza a los hombros de la artista Maiko Takeda (con la que trabajó en los últimos shows de Biophilia) haciéndola parecer una virgen que irradia luz, pero con una gran herida en el pecho.

El disco se divide en tres partes, 9 meses antes del rompimiento, 11 meses después y cuando se comienza a sanar. Vulnicura suena a su concierto en el Brodsky Quartet de 1999 (Family Tree: Strings 1 y 2) donde interpretó sus éxitos acompañada sólo con cuerdas, sólo que en esta ocasión, los beats fueron necesarios. Tal vez no será el disco más innovador de Björk, pero sí el más humano que le hemos escuchado y que tal vez nos ayude a curar nuestro corazón roto.

Stonemilker” [9 meses antes] Show me emotional respect, I have emotional needs, I wish to synchronize our feelings
Si bien, es algo que ya hemos escuchado en el Homogenic, esta piedra nos eleva para dejarnos caer lentamente al suelo y rompernos.

Lionsong” [5 meses antes] I’m no taming no animal
Con un intro que nos recuerda las capas de voces del Medulla, sutilmente nos explica la situación, no hay que ser inteligente para entender de qué león se habla. El coro es casi un lamento.

History of Touches” [3 meses antes] I wake you up, in night feeling, this is our last time together
Björk augura el final y sabe que lo más terrible sucede en la noche, cuando te encuentras solo y te vez forzado a pensar y pensar, a recordar las noches juntos, los besos, las caricias, el sexo. Está ves no hay cuerdas que suavicen lo que viene.

Black Lake” [2 meses después] My heart is enormous lake, black with potion, I am blind, drowning in this ocean, my soul torn apart, my spirit is broken
La islandesa agoniza en 10 minutos, se ahoga con sus propios miedos. Conforme avanza la melodía, los beats se apoderan de ella, cuando están pon estallar, las cuerdas nos devuelven a la realidad. “Black Lake” es el corazón y el alma de Björk en forma de canción.

Family” [6 meses después] Between the three of us, there is the mother and the child, then there is the father and the child, but no man and a woman, no triangle of love
Björk siempre ha tenido presente a sus hijos en sus canciones (“One Day”, “Mouth’s Cradle” o “My Juvenile”). Esta canción es de una madre temerosa por su hija. Es sorprendente qué tan clara puede ser sin volverse explicita. Un beat duro, lento y ensordecedor da pie a una estructura de cuerdas que se entretejen con la voz de la islandesa.

Notget” [11 meses después] Don’t remove my pain, it is my chance to heal
Casi una marcha fúnebre, “Notget” lo es todo. No existe Vulnicura sin “Notget”. Equilibra las cuerdas, los beats y la voz de una manera sorprendente.

Atom Dance
No one is a lover alone, most hearts fear their own home
Esta canción bien pudo entrar en Biophilia. Las analogías con la naturaleza y su estructura nos recuerdan un poco a los beats de “Hollow”. Al final, entra la hermosa voz de Antony Hegarty que realza mucho la canción. Dejándonos con más ganas de ese bello dueto.

Mouth Mantra
There is vocal sadness I was separated from what I can do
La islandesa se echa porras solita en esta tormenta de beats. Muestran a una Björk tranquila, que supera las adversidades.

Quicksand
When I’m broken I am whole, and when I’m whole I’m broken
En esta canción, no se sabe si Arca está colaborando con Björk o sí ella está colaborando con él, pero es impresionante el resultado. No se puede dejar caer, porque si ella cae, su hija cae con ella.

Björk-Vulnicura

Noticias relacionadas

Babooshka: El clásico de Kate Bush se convirtió en un reto viral de Tik Tok

No es tan sencillo pensar en Tik Tok sin reproducir en nuestra mente los sonidos…

¡Gana boletos para asistir al festival Hipnosis!

La próxima edición de Hipnosis está a la vuelta de la esquina y nosotros tenemos…

What’s New? 12 discos nuevos para el fin de semana

En este momento nos encontramos en el corazón de la spooky season con el estreno…

Pond: Si no hay sentimientos sinceros en las canciones su resultado será una mierda

Sin relacionarse con la numerología Pond ha estrenado “9” su noveno disco de estudio en el cual a través de nueve canciones regenera su sonido. Con este nuevo material la banda ha explorado en nuevos ritmos como lo son el krautrock así como reafirmar la luminosidad psicodélica que los caracteriza.

Honoris II: Un álbum tributo a The Sisters Of Mercy

The Sisters Of Mercy no ha publicado ningún álbum de estudio desde hace 30 años,…

John Carpenter: El culto a la fuerza sobrenatural de Michael Myers

Es muy común que muchos artistas se sientan un poco conflictuados al momento de hacer una retrospectiva de su trabajo para analizar y apreciar la huella que va dejando en la cultura popular con el paso de los años, o si realmente estaban conscientes del fenómeno que estaban provocando dentro de su propio universo.
Volver arriba