Saltear al contenido principal

NOTICIA

‘Siempre hemos creado conceptos’ – Willy de Cultura Profética en entrevista

Por Isabel Rodríguez

Con mensajes de amor, con metas llenas de esperanza y con mucha pasión para compartir, Cultura Profética ha sido una banda fiel a sus sueños e ideales que ha logrado ganarse el corazón de numerosos rincones del mundo. Su talento y sencillez han hecho que estos puertorriqueños lleven ya dos décadas dentro del ámbito musical y que todavía tengan mucho camino por recorrer.

Willy Rodríguez, Boris Bilbraut, Omar Silva, Eliut González y Juan Carlos Sulsona han finalizado su gira por la república mexicana para dirigirse a otras parte de Latinoamérica con el fin de celebrar su 20 años de trayectoria. Por fortuna, el vocalista Willy Rodríguez pudo compartirnos un poco de su tiempo para tener una charla agradable en la que expresó sus gustos musicales, su apego por México y reveló algunos destalles sobre su estilo de vida y sus nuevos lanzamientos. En general, con esta plática, Willy resalta su amor por el arte de la música y la importancia de conectar, a través de la sinceridad, con el público y con uno mismo.

FILTER: Para comenzar, me gustaría que nos contaras un poco sobre su próximo álbum.

W: Todavía estamos trabajando en el álbum, solamente hemos grabado 6 temas y tenemos 10 ideas que necesitamos trabajar un poco más. El disco es un proceso difícil de definir y estamos optando por ir sacando sencillos. Claro, no soy el único que toma las decisiones, pero si me preguntas a mí, yo preferiría seguir sacando sencillos y no un disco. Los tiempos de la música han cambiado y la gente ya no le presta tanta atención a los discos completos. Todo es muy rápido, van en shuffle, escuchan una canción un ratito y después van para otra música diferente.

Nosotros siempre hemos creado conceptos, cada disco es un concepto. Siento que es más efectivo cuando trabajas sencillos y los trabajas bien con un vídeo, una propuesta visual sólida, cosa que nos tomó mucho tiempo hacer y que ahora sí lo estamos logrando. Soy bien celoso con mis canciones y siento que con La Dulzura pasaron muchas canciones desapercibidas con mucho potencial. Por ejemplo, mi canción favorita de toda la discografía es “En la oscuridad” y no se le hizo un vídeo nunca. Hay otra canción que se llama “Del tope al fondo” que para mí, hasta en la radio hubiese sido un éxito porque aunque no deja de ser una canción densa es bastante fácil de aprender, tiene coros sencillos que la gente puede cantar, no lo hice pensando en eso pero en cuanto a producto como lo trabajan las disqueras hubiese funcionado bastante. Me gusta tomarme el tiempo para que cada canción tenga su momento y se le dé tiempo de digerir al público. Por ahora, estamos trabajando de esa manera, pero no descartamos el hecho de sacar un disco.

F: Sobre sus canciones, ¿cuáles son los temas que te gusta destacar actualmente?

W: Eso depende del momento que se esté viviendo. Desde un principio, siempre el motor de composición para Cultura fue nuestra realidad como puertorriqueños, siendo la única colonia que existe todavía en este lado del mundo y pues la impotencia de vivir bajo la influencia de EE.UU. por más de cien años. La mayoría de los discos se basaron principalmente en eso, en la realidad colonial, en un grito desesperado de esa situación aunque siempre hubo desde el inicio esos intentos de cantarle al amor. Hay un tema que dice, “quisiera cantarle al amor,la pasión, la alegría, al baile y la risa, mas no me encuentro desde dónde. Mis palabras se hacen cortas ante el espectro que el alma plasma acá en mi mente”, un tema del segundo disco en el que sentía que aún no había palabras para expresar como yo sentía el amor. Me tomó bastante tiempo y madurez poder llegar a esas palabras y por fin en La Dulzura, se ve ese lado, valga la redundancia, pues dulce, no diría romántico, yo creo en la pureza del amor y la sexualidad también. Nosotros somos bastante sexuales abiertamente, se ha visto mucho en la música reggaeton, por ejemplo, ese lado que no es el que nosotros vemos del amor y la sexualidad y por eso vale la pena explorar un poco de eso y dejar ver que si existen otras maneras de apreciarla.

Yo tengo necesidad de seguir documentando las cosas lindas. La música si debe destacar lo que pasa hoy en día, tanto lo bueno como lo malo. Hay temas que son importantes hablarlos pero pensemos en las relaciones personales, si cada vez que yo te expresara algo fuera para quejarme de tus actitudes y nunca te agradeciera por el amor que siento por ti ¿cómo sería esa relación?, así es la música también. Es importante documentar todas las esquinas de la vida y por eso lo temas siempre van a ser muy variados.

F: Con 20 años de trayectoria, ¿qué ha sido lo más difícil y lo que más has disfrutado?

W: Lo más difícil es lo que más disfruto también. El hecho de que siempre fuimos comprometidos con la pureza de nuestro arte nos cerró muchas puertas pero a la vez, eso es lo que más se disfruta porque uno siente el orgullo de saber que no se dejó llevar por las influencias solo para vender. También es muy difícil el hecho de vivir de gira, estar lejos de la familia, los cambios de clima constante, ver un país por encimita y no poder adentrarse. Es bastante sacrificado y es una vida más o menos como de un deportista, comer bien, ejercitarse, mantener una vida sana. Como a mí me toca cantar, casi nunca salgo de noche, me tengo que cuidar bastante, ya me acostumbré a eso pero no lo digo como queja, me siento bien haciéndolo porque siento que es lo que le debo al público cuando me paro en la tarima, un show de calidad. Lo que más se disfruta es eso, cuando te paras en el escenario y todo sale perfecto, ese compartir entre la gente y los músicos.

F: ¿Entonces no cambiarías nada?

W: No para nada. El trayecto ha venido bien, todos estos 20 años han sido bastante más rápido de lo que uno se imaginaría. Ha sido bien cuesta arriba y sigue siéndolo. Celebramos estos años de una manera muy poco nostálgica porque no es lo que ya se fue sino todo lo que está por venir. Lo estamos celebrando como recibiendo un nuevo tiempo de este proyecto.

F: ¿Podrías afirmar que se han cumplido los objetivos y las metas propuestas como banda?

W: No todos, pero aquí estamos todavía. Nos ha faltado llegar de lleno a Europa, esa es una meta que llevamos por mucho tiempo. Tocamos en Valencia y en Londres, y ha sido en festivales, como todavía muy leve. También nos falta Bolivia, Paraguay, más de Uruguay y más de Brasil. Nos falta poquito para cubrir toda Latinoamérica, que es el mayor sueño.

F: ¿En qué lugar o festival específico te gustaría tocar?

W: Los festivales no me encantan porque nunca hay tiempo para hacer un show realmente completo. Siempre es de prisa, es muy poco personal y por encima. No hay ese cariño para que un show se de bonito porque la música es sentimiento. Casi no puedes hablar con el público porque todo ese tiempo te lo perdiste de tocar. Si es bueno porque llegas a más público pero a veces uno prefiere llegar poco a poco para que pueden ver toda la gama de colores que hay para dar. Y de algún lugar preferido no podría decir porque todos tienen algo diferente, no me podría casar con un país o con una ciudad. Me gusta de cada país al que voy ir a una o dos ciudades de las más grandes para congregar a más gente. Lugares estratégicos para hacer algo más grande.

F: Aquí en México tienen muchos fans ¿qué opinas de ellos?

W: Son muy expresivos y son muy exigentes. No sé como explicarlo pero.. te aman tanto como te juzgan. Generalizando, son bastante fundamentalistas, por ejemplo, nosotros somos una banda de reggae y si no lo haces específicamente como se supone que sea y no llevas rastas pues eres comercial o si de momento tienes una canción que es la más contestataria de la historia tu música pero que suena en la radio pues ya no les gusta porque la consideran pop. Son muy exigentes, lo cual es muy bueno pero también es un poco limitante. Pero eso si, son muy cariñosos y eso nunca les vamos a dejar de agradecer. México fue el primer país que nos abrazó, tenemos una relación muye cercana de ya demasiados años. En el 2004 estuvimos viviendo acá por cuatro meses creando la música para el disco M.O.T.A. Son muy bonitos y nos han enseñado mucho, como a exigirnos a nosotros mismos.

F: ¿Cómo preparan el setlist de sus conciertos?

W: Eso es lo más complicado. Hay tanta música que es bien difícil complacer a todo el mundo. Uno termina tocando las canciones que tu piensas que van a mover más a la gente en general, porque no todo el público son lo más conocedores. Es complicado hacer que se mantenga la energía de un show pero tratamos de balancear lo que disfrutamos tocar con lo que la gente quiere escuchar y mantener una energía bonita.

F: ¿Cuál es tu tema favorito para tocar en un show?

W: En estos momentos mi favorita es “Qué tiempo se vive”, es un tema viejo pero que crea una energía que es incomparable. Es como un tren con mucha fuerza. Me ha pasado que tocándola, cierro lo ojos y me voy y cuando vuelvo, me veo y estoy haciendo el baile de la lluvia. Soy como un indio ancestral. Es un trance en serio y por eso me gusta mucho. Los temas van mutando con el tiempo y en vivo nosotros cambiamos bastante, cada cual se suelta un poco más.

F: ¿Qué tipo de música te gusta?

W: Reggae es lo menos que escucho, si lo escuchaba mucho cuando empezábamos pero no siento que es algo que me rete tanto ahora mismo. Me encanta el soul, lo que fueron los pilares que crearon el soul. Por ejemplo lo que escuchaba Bob Marley cuando creo ese sonido único de lo que es el reggae ahora. Todo eso tiene una raíz que es el soul afroamericano; Al Green, Nina Simone, Marvin Gaye. Me gusta el funk también y música nueva, casi siempre me voy por las que son retro, Amy Winehouse, D’Angelo, Aloe Blacc, personas que traen el pasado y lo hacen presente. En estos días escucho Anderson .Paak que es hip hop pero con mucho soul.

F: ¿Con quién te gustaría colaborar en el futuro?

W: Con todo el mundo pero siento que es muy difícil. Las colaboraciones deben sentirse y deben salir de una buena conversación. En estos días, conocí a Manuel Medrano que es un cantante colombiano bastante nuevo, y nos llevamos súper bien, su voz es muy peculiar. No trabajamos en el mismo género pero eso no es una limitante, es posible que hagamos algo juntos.

F: ¿Cómo ves la escena musical en Latinoaméricana?

W: Hay mucha variedad y muchísimo que dar. Hay muchas cosas buenas pasando pero todavía falta un poco más de espacio, siempre lo que despunta es lo que las disqueras quieren que despunte. Es complicado pero por eso sigo tratando de hacer un estilo propio, no me caso ni siquiera con el reggae.

F: Para finalizar, ¿cómo dirías que ha cambiado tu perspectiva del mundo al estar rodeado todo el tiempo de música?

W: La música me hace sentir que hay más esperanza, comúnmente siento que todo esta mal y que es muy difícil que todo cambie pero al tener la oportunidad de llevar mi música a diferentes lugares, ese compartir entre el público y la música me deja ver que si hay posibilidad. Maybe no hoy pero mañana o en un futuro cercano de que todos los que estemos convocando estas energías y conversando sobre estos temas importantes, lleguemos a lugares opuestos importantes en nuestras vidas para poder ser agentes de cambio. Lo más que ha cambiado es eso, la esperanza. Y pues viniendo de una isla tan pequeña en la cual vivimos como en una burbuja, tanto social como políticamente, el viajar me ha abierto los ojos a muchas más alternativas. La música ha sido el pasaporte y regreso a la isla con ganas de añadir y aportar algo.

Noticias relacionadas

Baio: El propósito de hacer música es seguir vivo en el mundo después de mi muerte

Dead Hand Control es el tercer disco de Baio como solista, con este lanzamiento el músico y productor neoyorquino nos describe una narrativa musical que consiste en celebrar la vida y pensar en el legado de la música después de la muerte.

Rhye: Creatividad para contrarrestar la pandemia

Nos hemos encontrado viviendo en tiempos de aislamiento y esto ha ocasionado que para Rhye su casa sea el centro de creatividad por lo que su nuevo disco toma el título de “Home” una pieza diseñada para demostrarnos que la creatividad es la mejor medicina para el encierro ocasionado por la pandemia.

Frankie and the Witch Fingers: El revival de la psicodelia y su visita a México

Para quiénes están adentrados en la ola de psicodelia y garage contemporánea les será familiar el nombre de Frankie and the Witch Fingers, una agrupación que logró acaparar los reflectores y que mucha gente afirma, es una de las mayores promesas de la música actual, o por lo menos en este nicho.

Linea Aspera: Buscar ayuda no debe avergonzarnos; debe ser alentado y elogiado

Mientras pasaban su tiempo en Londres a inicios de la década pasada, Alison Lewis y Ryan Ambridge decidieron trabajar en un proyecto dominado por la fascinación que tenían por los sintetizadores y aquellas formas cristalinas que se desprendían de los sonidos que estaban escuchando en ese momento.

Selofan: El mundo terminará solo cuando la música se detenga

Durante la década pasada hubo una transición musical bastante interesante donde géneros como el post-punk, el minimal synth y el witch house dieron pie al nacimiento de proyectos que con el paso del tiempo fueron mutando para reinventar tanto su sonido como su estética visual en sellos como Wierd Records, mientras que aquellos que llegaron un poco tarde (o cuando se pensaba que el furor de Tumblr se había mudado a Youtube) aparecieron con una misión y una personalidad definida que giraba alrededor del romance tradicional, la nostalgia y el hedonismo que caracterizó a la cultura goth desde su concepción.

Los Cogelones: Ayuda para Adrian y una oda al rock mexica-experimental

Los Cogelones es una banda de rock mexica-experimental que nos han demostrado que con un concepto sólido, puedes traspasar fronteras y lograr posicionarte dentro del circulo de bandas que definen a México. Debido a su próximo show que tendrán en la edición digital del Festival Marvin tuvimos la oportunidad de platicar principalmente con Marco, pero también recibimos consejos de todos sus integrantes sobre lo que han aprendido a lo largo de sus doce años de carrera.
Volver arriba