Saltear al contenido principal

NOTICIA

Every Country’s Sun: Una charla con Barry Burns de Mogwai

Por Federico Arias

Lo espontáneo como el orden absoluto de las cosas. Esa es una de las máximas para vencer la rutina en un proyecto que lleva años y años consolidándose como una banda de culto. Mogwai estará pronto en nuestro país y aquí les dejamos una plática que tuvimos con Barry Burns sobre su nuevo álbum, su manera de componer y su reconocimiento a los fans mexicanos.

F: ¿Porqué le pusieron Every Country’s Sun a su nuevo álbum?

M: Un amigo nos comentó de manera espontánea sobre el porqué cada país tiene su propio sol y porqué calienta de maneras diferentes. Un sol en Islandia, un sol en Escocia, un sol en México, diferente duración de amanecer y anochecer, etc. Y de ahí salió la idea, un poco de sci-fi (risas)

F: “Coolverine” es una canción “tranquila” y muy atmosférica. Todo el álbum se manejará sobre esa línea o tendrá más acción?

M: ¡Guitarras, esperen muchas guitarras! Teníamos que elegir entre dos canciones y entre ellas está “Coolverine” que, como mencionaste, es más tranquila. Es algo que ya hemos hecho al crear canciones muy intensas, regresar a calma, y viceversa.

F: Para aquellos que aún no conocen a Mogwai, ¿Every Country’s Sun será un buen disco introductorio?

M: ¡Claro! En lo personal es mejor que nuestros dos discos pasados. Este disco tuvo una curaduría diferente ya que nos fuimos a grabarlo a Nueva York para desconectarnos un poco de la rutina y los roles familiares (risas) y como te comentaba, tenemos canciones muy variadas que pueden ser disfrutadas en cualquier momento. Ese puede ser un factor interesante para aquellos que aún no conocen nuestro trabajo.

F: ¿Cómo adaptan sus nuevas canciones con las pasadas? ¿Cómo deciden qué setlist tocarán en cada tour? Pongo el ejemplo de “Mt Father, My King” porque es una canción que rara vez tocan en vivo.

M: Difícilmente tocamos lo mismo. Tomamos varias canciones, las ensayamos y sobre la marcha vamos decidiendo que tocamos, en ocasiones las elegimos un día antes o minutos antes de tocar. Lo hacemos porque hay personas que nos ven de manera seguida y no los queremos aburrir; tampoco queremos aburrirnos nosotros (risas).

Está el caso de “My Father, My King”. Una canción que nos cuesta trabajo tocar, que no tocamos seguido pero a veces decimos: a la fregada, hay que tocarla hoy. Es una canción que dura mucho, nos exige mucho y por eso mismo la tratamos con cariño.

F: ¿Cómo vencen la rutina al momento de componer después de llevar tantos años juntos?

M: Me encierro en mi estudio por unas 5 horas a grabar, a ver qué sale. Siempre trato de aterrizar lo que vaya saliendo en mi mente, sea bueno o malo y de ahí veo sobre qué pistas debo seguir trabajando antes de compartirlas con los demás. Nos manejamos de maneras espontáneas, algo sencillo y efectivo.

F: Lo dices como si fuera un trabajo de oficina.

M: Pues me levanto, preparo café, me pongo a grabar, contesto entrevistas y al final del día regreso a casa sin un centavo (risas).

F: Han participado en la creación de su propio material pero también en soundtracks, colaboraciones, proyectos alternos, hasta tienen su propio whisky, ¿cómo deciden en dónde participar?

M: El tema del whisky se dio porque un amigo de Glasgow nos invitó y dijimos ¿por qué no? En decidir con quien colaborar todo empieza preguntando. Nosotros tenemos mucho trabajo en Mogwai pero aún así tenemos otros proyectos. También es de suma importancia preguntar sobre los proyectos en cuestión para saber si estamos en la misma línea y poder trabajar agusto, en especial en soundtrack ya que colaboramos en algo que nos guste o una causa que nos mueva.

Creo que el internet nos ha ayudado bastante ya que la comunicación y las líneas de trabajo se hacen cortas e instantáneas. Ya puedo trabajar de manera simultánea en Glasgow y Berlín sin colapsar en el intento (risas).

F: Ya tiene rato que no nos visitan, ¿qué esperan en esta ocasión?

M: Primero que nada decirles que nos encantaría estar yendo seguido, siempre es grato y sorprendente ver sus reacciones ya que para nosotros es excitante. No creíamos que ustedes en verdad nos esperaran tanto tiempo y sentimos ese cálido amor que nos dan. Algo parecido sucede en Japón, en lo personal siento que son reacciones similares.

También extrañamos muchísimo su comida (risas).

F: ¿Cuánto sabes sobre la escena musical en México?

M: La verdad no recuerdo nombres. Mi esposa es la que se encarga de bajar mucha, pero mucha música que al final del día me pasa. Ella es la que sabe más de esos temas y le agradezco mucho el gesto (risa).

F: ¿Mogwai aún le teme a Satán?

M: Ya no, ya nos llevamos bien (risas). Creo que ahora le tengo miedo a hacerme más y más viejo.

F: Por último: describe a Mogwai en 3 palabras.

M: ¡Buena pregunta! (murmullos) Escocés, instrumental, afortunado. No, esa última palabra no, deja pienso en la última. Ya sé: Escocés, instrumental, trabajador.

Noticias relacionadas

Hellfest 2022: 12 presentaciones completas para ver en casa

El festival francés Hellfest reveló uno de los carteles más impresionantes y atascados de todo…

What’s new? 15 discos nuevos para el fin de semana

Junio se está despidiendo con una sólida lista de discos recién salidos del horno, que…

Joe Kerry: De ser Steve en ‘Stranger Things’ a producir synth-pop como Djo

Los actores de Stranger Things son todo un estuche de monerías, pues si bien desde…

What’s new? 12 discos nuevos para el fin de semana

Después del torbellino de estrenos que tuvimos durante todo mayo, da la impresión que en…

Kinder y la búsqueda de nuevos horizontes

Hace unas semanas recibimos la buena noticia de que Kinder, una de las bandas más…

Dry Cleaning: Perder la fe es fácil, pero recuperarla es el verdadero reto

Hace un par de semanas pudimos platicar con  Dry Cleaning ahora que visitaron México junto a Interpol. En esta charla pudimos conocer más sobre los pensamientos e inquietudes detrás de la banda y las historias que formaron su álbum debut New Long Leng.
Volver arriba