Saltear al contenido principal

ENTREVISTA

Lorelle Meets The Obsolete en una conversación con Prismatic Shapes

Por Pedro Gopar

Cuando uno mismo se encuentra sumergido en la industria musical es realmente fácil caer en lugares comunes como lo son la adrenalina por los efectos sonoros, el entusiasmo por la creación, el frenesí de tocar en vivo o la devoción chamánica del ritual en vivo. Todas estas emociones son pilares fundamentales del espectro musical pero existe un valor aún más importante en la ecuación, un valor intrínseco del cual solemos pasar de largo, el sentido de comunión.

En un mundo vertiginoso y especialmente orientado hacia el ego artístico, el sentido comunitario es una luz de fe que guía los aspectos no visibles de cualquier proyecto, dictamina una filosofía y un código ético que da la cara ante el constante bombardeo del individualismo exacerbado que día a día intenta impregnar cada rincón de la vida cotidiana.

Me siento muy complacido de haber tenido la oportunidad de platicar con Lorena y Beto de Lorelle Meets The Obsolete y profundizar un poco más entre su visión místico-oceánica del sonido y la resistencia política, artística y social dentro de la comunidad musical independiente.

P: ¡Hola chicos! Soy Pedro Gopar y la verdad será un placer poder platicar con ustedes. Quisiera comenzar hablando un poco sobre el génesis de LMTO. ¿Hubo alguna circunstancia en especial al momento de arrancar el proyecto?

L: Hola Pedro. Sí, hubo un factor anterior. Beto y yo ya habíamos tocado en otros grupos desde hace muchos años y la última banda en la que estuvimos anterior a LMTO éramos seis los involucrados, entonces era muy complicado ponernos de acuerdo para grabar, para ensayar, para tocar en vivo. Cada quien tenía sus respectivos trabajos y ese fue el punto en el cual pensamos en un proyecto que partiera como dueto.

En aquél momento yo me quedé sin trabajo y comencé a componer más canciones, entonces esos dos factores tuvieron una intersección por la cual se formó el dueto.

P: En cuestión de logística me imagino que les resultó mucho más práctico y sencillo.

L: Sí, totalmente.

P: Ahora ¿podríamos hablar un poco sobre De Facto? Es su último disco publicado y recuerdo que cuando lo escuché por primera vez visualicé un océano cargado de electricidad estática, yo lo definiría como un álbum con un sonido oceánico y a diferencia de su psicodélico predecesor, Balance; De Facto deja en claro su compromiso con la experimentación. ¿Hubo algún catalizador para esta decisión? ¿Para este giro musical?

B: Sí, claro. Pienso que en nuestra banda hemos entrado en un ciclo en el cual podemos tomarnos el tiempo de componer y no solo componer por presiones externas como sacar un disco y salir de gira. De hecho previo a “De Facto” fue que pudimos sacudirnos esa presión, esa decisión de no lanzar nada hasta que no esté completamente terminado y bien gestionado. Gracias a esa libertad creativa fue que tuvimos la posibilidad de componer una canción, tratarla de muchas formas, cambiar el tiempo y antes no habíamos tenido ese escrutinio con nuestros discos pasados.

L: También tiene mucho que ver tu equipo. Anteriormente nuestro equipo se podría decir que era más precario, era equipo prestado de amigos.

Conseguías un amigo que te prestara una batería por tres días y a final de cuentas lo que puedes grabar en ese tiempo es lo que queda. Esos detalles le dan mucha forma a la música que hacíamos en ese tiempo, y ahora esto también fue diferente. Compartimos estudio con nuestro roomie, él también es músico así que compartimos equipo y fue la primera vez que pudimos tener acceso a más equipo.

P: Entonces su roomie fue un excelente complemento para el proceso creativo y para el proceso de producción y grabación ¿cierto?

L: Exacto, sí. Creo que hubo también el tema de nuestro estado mental porque incluso decidimos enfocarnos a pensar que teníamos que comenzar a grabar mentalizados como si esto fuera una banda nueva. No sé exactamente por qué nos llegó este pensamiento pero cada que vamos a empezar a grabar tenemos una frase que sirve de guía para todo el disco y esa fue la frase que guió “De Facto. “Hay que pensar que ya acabamos Lorelle, ya estuvo chido, hay que empezar una nueva banda y ver qué podemos hacer sin estar cargando con lo que llevamos hecho“.

P: Entonces podemos estar hablando de De Facto como un posible hito en la historia de la banda, como un punto de inflexión, pero finalmente LMTO siguió, y continuó su marcha sobre una nueva sonoridad.

Bueno chicos y hablando un poco más sobre su sello actual que es Sonic Cathedral, y por cierto, me encanta que estén dentro de su catálogo porque yo también soy fan de grupos como School Of Seven Bells, Spectres. Creo que Nathaniel Cramp es un gran curador para su sello y me gustaría que me comentaran ¿cuál ha sido su experiencia dentro de Sonic Cathedral?

B: Ha sido una relación súper relajada, muy horizontal. A Nathaniel Cramp lo conocimos desde 2012, cuando nos editó un siete pulgadas y todo se fue dando por casualidad. Acabábamos de ir a tocar a un SXSW, ahí nos vio un amigo suyo y en ese tiempo la disquera apenas estaba comenzando a sacar algunos siete pulgadas y un álbum tributo a 13th Floor Elevators, la cuestión es que este amigo nos recomendó con él (Nathaniel), luego nos escribió para invitarnos a un compilado de bandas nuevas entre el psych y el shoegaze y bien padre porque no hemos dejado de trabajar con él desde entonces.

Realmente es muy cómoda la relación con la disquera, es un montón de trabajo en equipo. Hemos sido súper afortunados de trabajar con él. Tal vez de no haber empezado a trabajar con esa disquera no nos hubiera entrado tanto el interés de ir a tocar a Europa, o por lo menos nos hubiéramos tardado más en ello.

P: Y continuando con el tema de Sonic Cathedral ¿ustedes tienen algún favorito dentro del catálogo del sello?

B: Claro! Mi disco favorito y el que creo que es el mejor de la disquera es Dromes de Younghusband.

L: A mí todo lo que ha lanzado Spectres, me gustan mucho.

P: ¡Genial! Yo también soy un gran fan de Spectres. Y bueno, regresando a la obra de LMTO, pienso que “Unificado” es una gran canción llena de pasajes que te van llevando por lugares completamente cambiantes y evolutivos y no puedo evitar pensar en “Venus In Furs” de The Velvet Underground, también en “Líneas en Hojas” encuentro ciertos ritmos motorik sutiles, muy del krautrock. ¿Ustedes creen tener algún referente dentro de la cultura pop de los años sesenta?

B: En términos un poco más generales, siempre nos hemos sentido identificados y hemos encontrado inspiración en los movimientos de resistencia.

L: En cierto punto también nos mueve mucho los movimientos de resistencia como el punk, tal vez no en sonido pero sí en ideas. También los noiseros de los años veinte en Italia, como Luigi Russolo, dando la contra a la Academia, John Cage y todos estas ideas y movimientos que se disparan hacia otros lados.

El México de la etapa de los movimientos estudiantiles también es un punto de referencia.

P: Qué maravilla que digan esto porque en una dimensión sonora, el camino de LMTO sí refleja este eje de resistencia y el camino alternativo. Una vena política y social que se traduce al lenguaje musical. Ahora saliendo un poco de la cuestión meramente musical ¿Tienen alguna influencia en alguna otra disciplina artística?

L: Sí. Tal vez porque escribo las letras de las canciones trato de estar constantemente actualizada en poesía, me ayuda mucho a sentar el tono para poder escribir letras que también son una especie de poemas por la métrica que llevan. También la filosofía oriental, estudié filosofía y leyendo el Tao Te King fue que me ayudó a sintetizar lo que necesitas cuando estás escribiendo letras. Poder decir tantas emociones en dos o tres líneas.

B: Por mi parte podría ser el diseño gráfico, por ejemplo, en De Facto sí hay una conexión profunda con lo visual y con el diseño gráfico en específico. Creo que estamos orillándonos a algo más minimalista, más geométrico y modernista.

P: Claro, la paleta de colores en De Facto es muy disfrutable. Rojo, gris y blanco.

B: Sí, claro.

P: ¿Hay algún plan de retomar la gira con The Underground Youth?

B: No, realmente.

L: No estamos muy informados sobre el estatus de The Underground Youth, no sabemos si ellos harán gira en Estados Unidos pero por el momento lo que viene para nosotros es enfocarnos y comenzar los trabajos de nuestro siguiente álbum. Tenemos que empezar a componer un nuevo disco.

P: Entonces así cierra el año LMTO, con su presentación en Festival Hipnosis y con la mira puesta en su siguiente producción.

L: ¡Sí! Empezar a girar pero a finales del próximo año.

P: ¿Y esta nueva producción llevará la misma línea conceptual de De Facto?

L: ¡Sí! Mucho sintetizador, definitivamente.

B: Queremos regresar a ser cuatro personas tocando en vivo. Queremos desnudar las canciones y llevarlas a un nivel de austeridad más notorio, sin tantas capas. Queremos que lo que puedan tocar estas cuatro personas en vivo sea todo. Pensando en un show más real y directo.

L: Siendo dos personas teníamos la tendencia de meter capas y capas, y en vivo eso se vuelve complicado.

P: Entiendo, y todo cambio de fórmula es una excelente oportunidad para cosas buenas, y yo les deseo todo el éxito para esta nueva fórmula de trabajo.

L: ¡Muchas gracias!

P: Viéndolo en retrospectiva ¿qué creen que haya cambiado en el circuito musical mexicano desde que empezaron?

L: Creo que sigue siendo lo mismo pero a la vez no tanto. Nosotros nos manejamos en la escena independiente desde siempre y creo que ahora hay mucha más organización, mucha más especialización entre estilos y géneros. Tal vez haya más efervescencia en la escena subterránea.

B: También nos ha tocado ver que ahora hay muchos géneros y muchas escenas que están conviviendo y cooperando entre ellas y aunque a la distancia parezca que no tienen mucho que ver unas de otras es muy chingón ver que se van desarrollando al margen de la manera tradicional de hacer las cosas en la industria musical. Eso es de lo más inspirador.

P: Claro, sí! Justo siento que se van desdibujando los límites entre géneros y más allá de casarse con ciertos estilos determinados, ir construyendo una comunidad. Y creo que ante esta marea de individualismo, el crear comunidad entre la escena subterránea es fundamental.

B: De acuerdo, totalmente de acuerdo. Tratar de rechazar las ideas de tener que ver a las personas como recursos.

P: Por último y antes de despedirnos, algún pensamiento que quisiera compartir con los nuevos artistas, con la gente que va creando nuevos proyectos día a día?

B: Que tu satisfacción sea siempre la música y no factores externos.

Relacionados

Dry Cleaning: Perder la fe es fácil, pero recuperarla es el verdadero reto

Hace un par de semanas pudimos platicar con  Dry Cleaning ahora que visitaron México junto a Interpol. En esta charla pudimos conocer más sobre los pensamientos e inquietudes detrás de la banda y las historias que formaron su álbum debut New Long Leng.

Chvrches: autenticidad, experimentación y videojuegos

Cuando Chvrches apareció en el panorama musical, su presencia fue inmediatamente notable. The Bones of What You Believe, su álbum debut, se convirtió en uno de los lanzamientos mejor recibidos del 2013, demostrando que el synthpop puede hacerse de manera auténtica.

Marion Raw: confiando en la intuición

Marion Raw es una compositora que ha dedicado su vida entera al arte, desde pequeña tuvo una infancia bastante curiosa y llena de cambios significativos que a cualquiera le pudieron ocasionar complicaciones, pero en el caso de Marion le ayudaron a tener una excusa para acercarse a la música.

Tayhana: de Argentina para el mundo

Nació en Argentina. Tuvo que emigrar a México por falta de espacios. Firmó con el colectivo más importante del underground electrónico. Viajó por el mundo. Y este 2022 logró meter la única pista comprada en el disco Motomami de Rosalía. Todo esto es el currículum que respalda a Tayhana, una de las DJ, productoras y artistas más importantes dentro de la escena urbana en Latinoamérica.

Ruth Radelet: El empoderamiento de un nuevo comienzo

La vida está llena de retos y misterios que no todos están dispuestos a explorar para salir de su zona de confort, y menos cuando implica hacer modificaciones en nuestra vida que terminen alterando el orden de todo aquello que creíamos tener en su lugar.

Mercury Rev: Música para vivir en cámara lenta

Mercury Rev es una banda estadounidense que reside en Buffalo, Nueva York. Son considerados un gran referente de los sonidos psicodélicos, cinemáticos y oníricos de los 90, así como el desarrollo de la escena del shoegaze, dreampop, y similares. Con 30 años de trayectoria, y una gran cantidad de discos de estudio, destacan mucho obras como Deserter’s Songs (1998) o All Is Dream (2001), entre otras.
Volver arriba