Saltear al contenido principal

COBERTURA

José González: Matices, sensibilidad e intimidad en el Teatro Metropolitan

Fotos Daniel Ramírez
Por Berenice Espindola

Luego de llevar una rutina en la que nuestros hábitos fueron cambiando, siguen evolucionando y adaptándose todo el tiempo a lo que ocurre día con día, aún parece un hecho fantástico poder volver a un concierto y vivir una experiencia muy íntima cómo el show que nos regaló ayer José González en el Teatro Metropolitan.

Hay que decir que la última vez que pudo visitarnos fue en 2016 en El Plaza Condesa y que después de seis años de espera, José volvió por fin a la CDMX para presentar su álbum más reciente: Local Valley, que estrenó el año pasado.

Pudimos llegar temprano al Teatro Metropolitan, y aunque el recinto aún estaba en movimiento, el show telonero comenzó. La oscuridad inundó el venue y con algunos acordes en acústico, salió unos segundos después Paulo Fuerte tocando su guitarra y caminando al centro del escenario. Mencionó que estaba muy feliz de poderse presentar en el Metropolitan, pues unos días antes se encontraba cantando en la Colonia Roma y no imaginó poder estar ahí abriendo el show de José.

Interpretó algunas canciones como: “Déjate Querer”, “El Amor No Tiene que Doler”, “Quiero Saber” y “La Polvadera”. Después de un show de media hora, se despidió dejando sus redes sociales para poder escuchar más de su proyecto que aún no se encuentra en las plataformas pero pueden seguirlo como: @pablofuerte_.  Y aunque no habíamos escuchado antes su proyecto, nos gustó mucho su presentación, ahondando un poco, encontramos un poco sobre su proyecto, antes llamado Perro Mapache, con el que efectivamente, podíamos verlo con su guitarra y un pequeño letrero de sus redes por las calles de la Colonia Roma. Aún lo hace pero ahora bajo su nombre personal, así que si tienen suerte tal vez lo encuentren cantando algunas de sus nuevas canciones, les recomendamos que se den el tiempo de escucharlo si tienen la oportunidad.

Pasados unos minutos, el movimiento seguía en el recinto. Aunque no fue un show que hizo sold out, sí pudimos ver gran parte del teatro lleno justo unos minutos antes de que comenzara. Faltó poco tiempo para que pudiéramos disfrutar de esta experiencia acústica. Dieron las nueve con veinte y poco a poco pudimos ver que la luz bajó de intensidad, había un pequeño palco en medio del escenario y un bosque de cabeza acompañando los visuales de la presentación. De pronto salió José y sin decir nada, comenzó a tocar “With the Ink of a Ghost”. El lugar se inundó de aplausos, sonriendo dijo “Hola México”, la única luz en el lugar alumbraba a José, quién pudimos ver en modo solista, con un par de guitarras y una batería eléctrica.

Empezó a tocar “Valle Local”, poco a poco empezaron a sonar los aplausos acompañando la melodía y algunos gritos de emoción de los fans. Se tomó un momento para preguntarnos cómo estábamos y presentar la canción siguiente “Down the line”, el ambiente se volvió rojo. La luz empezó a moverse, había suaves claroscuros en el escenario, como si fueran rayos de sol cambiando una y otra vez en diferentes direcciones. La luz volvió a ser azul, se escucharon los acordes de “Line of Fire”. Aunque el lugar estaba lleno de personas, el ambiente se volvió muy silencioso e hizo que pudiera escucharse perfectamente los acordes de guitarra suave que tocaba José desde cualquier butaca del teatro.

Se tomó un momento para decirnos que iba a tocar tres canciones seguidas del nuevo disco: “The Void”, “Horizons” y “Head On”. Se escucharon algunos gritos de emoción y el público no interrumpió en ningún momento la presentación, sólo para aplaudir generosamente después de terminadas. Y aunque no es difícil darse cuenta, el álbum nuevo tiene una secuencia: Así pasamos de algo suave como un arrullo a un momento más reflexivo, una calma que ligeramente se mueve poco a poco y llega a un momento en el que nos empuja a actuar y movernos. La voz de José hacía el papel de un narrador, que nos hacía sentir una introspección personal y del contexto en el que nos encontramos ahora.

El ambiente se tornó suave otra vez, se escuchaban aves a lo lejos y pudimos escuchar el comienzo de “Visions”. Una canción muy esperanzadora y que se siente como un abrazo en estos tiempos tan complicados y llenos de incertidumbre. José se tomó un momento para presentar la siguiente canción: “Leaf off / The Cave”, mencionando antes que él creía que después de la situación con la pandemia el mundo se volvería más sabio pero que aún había personas que estaban preocupados por invadir países haciendo referencia a la situación actual en Ucrania.

La noche siguió, José presentó la siguiente canción, nos contó la había escrito para sus hijos: Laura y Mateo, mencionó que el ser padre de nuevo hizo que su creatividad y la manera en la que crea música fuera más divertida y despreocupada, así que reflejó esto en “Swing”, canción en la que también podemos escuchar los coros de su novia en la versión original, quien también ayudo a escribirla, dandole un significado de familia. Los aplausos no faltaron, y aunque todos estábamos sentados, se podía ver en el público un baile suave. Para este momento ya sentíamos que íbamos a poco más de la mitad del show, sin embargo, José aprovechó el tiempo y las sorpresas siguieron.

Presentó la siguiente canción diciendo que es una de sus favoritas, empezaron a sonar los acordes de “Black Bird”, el público se conmovió, se escucharon rápidamente gritos y mucha gente levantó su celular para grabar este momento. La luz de nuevo cambió, en los pequeños silencios se escuchaban unas aves de fondo. El contexto del bosque y de estar entre la naturaleza, venía al Teatro con los pequeños sonidos que salían de pronto y nos hacían sentir mucha calma. Con esto llegó uno de los momentos favoritos del show para los fans, pues empezó a sonar “Cycling Trivialities”. Se podía escuchar muy suavemente un susurro de la canción entre los pasillos del recinto. Y por si fuera poco, continuó con “El Invento”, una de las favoritas de todos del nuevo álbum.

Después de esta sección especial, se escucharon muchos gritos y aplausos del público cautivado esperando que la noche no terminara aún. Sin embargo, José dijo que esta era la última canción y empezó a cantar “Teardrop”, un cover de Massive Atack; una canción que forma parte de sus primeros dos álbumes. Al terminar se despidió y abandonó el escenario. Rápidamente el público se levantó de su asiento, aplaudiendo, con gritos de emoción, pidiendo que saliera a tocar un poco más. 

No nos hizo esperar mucho para que saliera, el público siguió aplaudiendo felices de poder escucharlo durante más tiempo y en seguida presentó “Tjomme”, canción en sueco que hace referencia a los tres idiomas que forman parte de su día a día. Al terminar nos preguntó qué queríamos escuchar, a lo que todos empezaron a gritar “Heartbeats”, “Stay Alive” y “Crosses”, que son algunas de las favoritas de los fans. Sin más, sonó por fin “Crosses” y “Heartbeats”, el público eufórico comenzó a grabar y empezó a escucharse más fuerte los cantos de los asistentes. Para terminar pudimos escuchar dos canciones más: “Let’s Stay Together”, un cover de Al Green y “Killing for Love”. Las personas del recinto se pusieron nuevamente de pie, el Teatro se llenó de aplausos y gritos de amor para José, quien se despidió muy sonriente agradeciendo mucho la presencia de todos. El concierto llegó a su fin.

Después de tanta incertidumbre, movimientos que parecen impulsivos de lo rápido que ocurren y cambios que han hecho cambiar mucho la forma en la que percibimos la vida, el show que nos regaló ayer José González fue un rayo cálido, esperanzador, que nos hace confiar en que las cosas van a estar mejor y sobretodo que no estamos solos. Gracias José por la magia que haces con la música, por transportarnos a un lugar de calma, empatía y amor. Gracias sobretodo por regalarnos esta experiencia en el presente que estamos viviendo, sin duda todos los que pudimos asistir atesoramos, vuelve pronto.

Setlist

With the Ink of a Ghost
Valle Local
Down the Line
Line of Fire (canción de Junip)
The Void
Horizons
Head On
Visions
Leaf Off / The Cave
Swing
Blackbird (The Beatles cover)
Cycling Trivialities
El Invento
Teardrop (Massive Attack cover)
Encore:
Tjomme
Crosses
Heartbeats (The Knife cover)
Let’s Stay Together (Al Green cover)
Killing for Love

Relacionados

Human Tetris en el Lunario: “Pongan Post-Punk Ruso”

No existe momento más controversial para escuchar post-punk ruso que el que estamos viviendo ahora. La guerra entre Ucrania y Rusia que se desató a principios de este año ha impactado al mundo entero, incluyendo al mundo musical. Bandas de Ucrania como Jinjer se cuestionan su propia existencia, mientras que algunas de las integrantes de Pussy Riot han dicho que el presidente de su país es el siguiente Hitler.

Max e Iggor Cavalera celebran las raíces de Sepultura en el Circo Volador

Durante los últimos dos años Max e Iggor Cavalera han estado montando distintas giras donde le echan un vistazo al pasado con Sepultura, presentando tanto la gira Return Beneath Arise como Return To Roots, siendo esta última la que finalmente llegó a la Ciudad de México luego de habernos tenido en stand by por la contingencia sanitaria.

A Place To Bury Strangers: El mejor lugar para enterrar extraños es el Circo Volador

Han pasado más de 15 años desde que A Place to Bury Strangers empezó a producir caóticas ondas sonoras con toques góticos, de shoegaze y de noise. Desde entonces, han pasado cosas inconcebibles en la llamada “música subterránea”, pero sin importar cuántas bandas hayan nacido y creado nuevas maneras de acercarse a la música, el sonido, la esencia y el alma de APTBS sigue intacta.

Homeshake: una noche de ensueño en el Frontón México

El músico canadiense Peter Sagar se fue haciendo de una reputación bastante interesante en el mundo del bedroom pop después de incorporarse a la banda en vivo de Mac DeMarco, algo que lo fue conduciendo a darle una mayor exposición a su trabajo individual bajo el alias de Homeshake.

Crumb: La magia de la psicodelia atrapó la noche

¡Regresó Crumb a la CDMX y estuvo tan increíble como te lo imaginas! Después de un cambio de fecha por situaciones de salud, la banda estadounidense regresó a México este 13 de julio al Frontón México, como parte de una serie de conciertos realizados por Hipnosis.

Beach Fossils: una noche emocional en el Frontón México

Beach Fossils está lejos de ser una banda desconocida en nuestro país, pues en múltiples ocasiones hemos tenido la oportunidad de verlos sobre un escenario donde sin importar si es un espacio grande o pequeño, siempre se encargan de brindar presentaciones plagadas de energía que nos dan un recorrido a través de la evolución de su sonido.
Volver arriba